Sony ha publicado por sorpresa este fin de semana un nuevo episodio State of Play, dedicado en esta ocasión al esperadísimo Demon’s Souls, uno de los juegos exclusivos de lanzamiento que acompañarán a PlayStation 5 cuando se ponga a la venta el próximo 19 de noviembre. En este nuevo avance se nos muestra con todo lujo de detalles el increíble apartado visual de este soberbio título de acción y rol, ofreciéndonos también nuevos detalles a lo largo de 12 minutos en boca de Gavin Moore, director creativo de SIE Worldwide Studios.

En esta visita al remake del clásico, explica Moore, solo se nos muestra la experiencia offline para que los jugadores podamos descubrir todas las funcionalidades síncronas y asíncronas del modo multijugador, indica.

Publicado originalmente en 2009 para PlayStation 3, Demon’s Souls se convirtió con el paso del tiempo en un clásico del género RPG de acción, convirtiéndose en uno de los títulos más recordados de la veterana consola de Sony. De hecho, sentó las bases jugables de lo que serían la trilogía Dark Souls y Bloodborne: sus peculiares mecánicas de juego, sus espectaculares y desafiantes jefes, su elevada pero gratificante dificultad y el inolvidable diseño de su mundo lo convirtieron en un éxito de crítica y público, de modo que muchas de sus innovaciones todavía perduran en juegos de la actualidad.

“Si nunca has recorrido el Valle de la Corrupción, no te has enfrentado al intimidante jefe Empalador o no has llegado a los créditos finales de esta historia realmente alucinante, permítenos que te digamos que no sabes lo que te espera” advierte el director creativo.

Demon’s Souls ha sido desarrollado por Japan Studio y Blue Point, autores del aclamado remake de Shadow of the Colossus y llegará en exclusiva para PS5 el próximo 12 de noviembre, una semana antes del lanzamiento de la consola. Las reservas ya se encuentran disponibles a través de los puntos habituales de venta y de PlayStation tanto en su edición estándar (79,99€) como en su edición Digital Deluxe (99,99€).

Este remake nos deslumbrará con un nuevo e imponente apartado gráfico, con unos escenarios, enemigos y jefes finales que han sido completamente rediseñados, añadiendo también nuevos efectos de sombras y trazado de rayos. Asimismo, podremos escoger entre el modo en 4K o una modalidad que sacrifica un poco la resolución para conseguir los tan ansiados 60fps.