Se ha dado a conocer una patente registrada por Nintendo el pasado mes de mayo que haría referencia a un Joy-Con individual que, posteriormente, también habría registrado en el resto del mundo. Se trata de un modelo más redondeado del que conocemos, además que no incluiría ningún tipo de conexión o mecanismo que permita adaptarlo a la consola híbrida, por lo que bien podría indicar que sería un controlador para controlar aparte, lo cual sería especialmente interesante en la versión Lite de la consola.

Este nuevo diseño, que podéis ver bajo estas líneas, no difiere mucho al original de la consola de la Gran N, aunque sí llama la atención que carece del sistema de raíl que nos permite anclar los Joy-Con a cada lado de la consola cuando queremos utilizarla en modo portátil o al conectarlo en el accesorio que se convierte en un mando tradicional. Como señalamos al comienzo, este nuevo dispositivo podría tener su razón de ser en la limitación actual que presenta Nintendo Switch Lite, ya que esta versión de la consola está diseñada para el juego portátil, impidiendo que se puedan desconectar los mandos como sucede en el sistema original. De hecho, ciertos juegos requieren de un Joy-Con extra para poder disfrutar de la experiencia de juego, y es ahí donde entraría en escena este nuevo mando.

Por ahora no hay ninguna confirmación por parte de Nintendo a este descubrimiento realizado por el medio especializado Video Games Chronicle. No es el único rumor relativo a posibles novedades que estarían preparando desde la marca nipona, ya que en los últimos días han vueltos los rumores que insisten en que Nintendo estaría preparando un nuevo modelo más potente de su consola que podría llegar a lo largo del 2021, lo que permitirá ofrecer juegos con mayores resoluciones y seguir ofreciendo adaptaciones de juegos que requieren de una mayor potencia, y más ahora que están a la vuelta de la esquina las nuevas consolas de Microsoft y Sony.