Tras su lanzamiento en PC hace algo más de dos años, Badland anuncia que ya se encuentra disponible para Nintendo Switch la fantástica aventura gráfica Silence, secuela del aclamado The Whispered World. Al igual que su predecesor, esta entrega nos traslada a un mundo de fantasía repleto de momentos inolvidables.

El juego de Daedalic Entertainment ya se encuentra disponible, tanto en formato físico como digital a través de la eShop de la consola híbrida. Los usuarios podrán disfrutar de una aventura gráfica que bebe de los grandes clásicos, con un apartado artístico increíble, que nada tiene que envidiar a las mejores películas de animación.

Se ha adaptado el juego a las características especiales de la consola de Nintendo para ofrecer un sistema de control perfecto para este tipo de títulos, combinando el clásico Point & Click con un intuitivo sistema de control adaptado a los Joy-Con. Con la ventaja añadida de que ahora podremos disfrutar de la aventura desde cualquier lugar.

Lo que no varía es una historia que nos atrapará de principio a fin, siguiendo los pasos de Noah, un joven que emprenderá un peligroso viaje que le llevará por un mundo en guerra intentando encontrar a su hermana, Renie, para traerla de regreso a casa. Pero no será nuestra única misión, ya que también deberemos salvar Silencio, un mundo que vive entre la armonía y la oscuridad, entre la vida y la muerte.

Sin embargo, Silence vive con las heridas y el sufrimiento de su propia guerra. Criaturas oscuras atacan los pueblos y ciudades devastando lo que en su día fue un lugar tranquilo entre mundos. Solo un pequeño grupo de rebeldes se enfrenta a la amenaza. Ahora el objetivo de los hermanos no es solo salvar sus propias vidas, sino también salvar a los habitantes de Silence de una muerte inminente.

En nuestro camino nos cruzaremos con carismáticos personajes secundarios, como Spot, una oruga mágica que ayudará a los dos hermanos. Sin embargo, lo único que podrá salvar a Noah y Renie es el amor que les une. Su narrativa, profunda y bastante compleja, es uno de los grandes alicientes de una aventura que entra rápidamente por los ojos gracias a un apartado visual deslumbrante, que combina personajes en 3D con todo lujo de detalles con bellísimos escenarios bidimensionales.