Casi 17 años después de su lanzamiento, el mítico Duke, el mando original de la primera Xbox, está de regreso para alegría de todos los fans de la marca y de todos aquellos jugadores que quieran disfrutar de una gran experiencia de juego. Y es que nadie puede negar que Microsoft siempre ha cuidado mucho este aspecto de sus consolas, con mandos siempre que han destacado siempre por su calidad.

Aunque algunos jugadores criticaron el excesivo tamaño de este primer modelo, a la vez se reconocía lo elegante, resistente y avanzado que era a comienzos para la época. Un mando que ofrecía una gran experiencia de juego para cualquier tipo de género. Ahora, la conocida empresa de periféricos Hyperkin, en asociación con la propia Xbox, trae de regreso a Duke para la actual familia de consolas Xbox One, además de ser compatible con Windows 10.

The Duke

Se trata de una fiel adaptación del original, pero aprovechando en esta ocasión para introducir una serie de mejoras. Así, la característica esfera con el logo primero de la marca que presentaba el mando en la primera Xbox ha sido sustituido por una pantalla OLED que mostrará una animación con dicho logo. Asimismo, se incorporan gatillos izquierdos y derechos, un puerto jack de 3,5mm que será muy útil para nuestras partidas online y un cable USB extraíble de 3 metros de longitud.

Por lo demás, se mantiene el mismo diseño compacto, de gran tamaño, aunque bastante ergonómico y unos materiales de gran calidad. También, repiten los clásicos botones de acción de colores que le dan un toque alegre a un mando tan sobrio por lo demás.

El lanzamiento de esta nueva versión del mando Duke no se hará de rogar, porque estará disponible a partir del 18 de mayo de 2018 con un precio provisional de 74,99 euros. Una edición muy especial para todos los usuarios de Xbox que podrán volver a disfrutar del mando que dio origen a la plataforma Xbox.