La espera llega por fin a su fin. Ya está disponible Assassin’s Creed: Origins para PlayStation 4, Xbox One y PC. Regresa, por tanto, tras dos años la aclamada saga de acción y aventuras en un gran mundo abierto de Ubisoft. Además, Xbox One X recibirá con su lanzamiento una actualización para aprovechar la potencia de la nueva consola de Microsoft, que recordamos se pone a la venta el 7 de noviembre.

La historia nos sitúa en el Antiguo Egipto, en concreto, en el año 49 a.C., en un momento clave no sólo para la historia de esta civilización, sino también para el resto de la humanidad. A pesar de toda su grandeza, Egipto está comenzando también su decadencia. Todo el país se encuentra al borde del estallido, dividido y destrozado por las luchas internas por el poder que auguran un futuro incierto para el reino. La línea de los faraones pronto llegará a su fin, los Dioses Antiguos morirán y el estilo de vida egipcio ya no será igual. En este contexto, se acerca un nuevo orden mundial, un mundo que llevará al nacimiento de la hermandad de los Assassins.

Como es habitual en la franquicia, los jugadores podremos explorar con total libertad un increíble mundo abierto, en esta ocasión centrado en el apasionante Antiguo Egipto, lo que nos llevará a viajar por los más diversos escenarios: desde los desiertos hasta los exuberantes oasis y desde el Mar Mediterráneo hasta las tumbas de Giza, todo mediante un sistema sin transiciones. Un mundo que promete ser el más extenso y fiel de la serie, permitiendo que los jugadores nos podamos montar a caballo o camello para cruzar el desierto, subir a una faluca para navegar por el Delta del Nilo o llamar a su águila Senu para explorar los muchos y variados escenarios de este mundo del tamaño de un imperio desde una perspectiva completamente nueva.

Nos pondremos en la piel de Bayek, que deberá convertirse en el protector de Egipto. La historia nos irá narrando los acontecimientos que llevaron a la formación de la hermandad de los Assassins, de sus normas, sus rituales y su modus operandi, experimentando una total libertad para elegir y completar las misiones, que cuentan, todas y cada una de ellas, una historia única y memorable que permitirá a los jugadores explorar relaciones y vínculos más profundos con los personajes secundarios de la historia.

En esta entrega se ha renovado el sistema de combate, con unos controles que nos permitirán cambiar al instante entre acciones de combate a corta o larga distancia. Asimismo, cobran gran importancia otros factores en las batallas como los atributos, los niveles o la rareza de las armas, así como la posición de nuestro personaje, la clase y las habilidades de cada enemigo. Este sistema provoca que el progreso del personaje tenga más importancia que nunca. Deberemos ir subiendo de nivel a nuestro personaje, saquear y elegir habilidades para personalizar a Bayek a nuestro gusto, al mismo tiempo que incrementamos nuestro poder y maestría en el combate y el sigilo.

Además de la campaña principal, todos aquellos jugadores que se queden con ganas de más aventuras podrán disfrutar de nuevos contenidos con el Pase de Temporada. Éste incluye dos expansiones de la historia del juego que se lanzarán en enero y marzo de 2018, así como un par de packs ornamentales, 500 créditos Hélix y una exclusiva arma inusual llamada Hoja de la Calamidad.

El Season Pass está incluido en la Gold Edition de Assassin’s Creed Origins, aunque también puede adquirirse por separado. Además, Assassin’s Creed: Origins tendrá una serie de contenidos gratis que ya están disponibles o que serán lanzados en los próximos meses, incluyendo un Modo Fotografía, los eventos de tiempo limitado Trials of the Gods, un modo educativo llamado Discovery Tour y un Horde mode que permite a los jugadores luchar contra interminables oleadas de enemigos en la Arena de Gladiadores.