Huawei ha aprovechado el comienzo del MWC 2019, que se celebra esta semana en Barcelona, para presentar el nuevo teléfono plegable Huawei Mate X.

Si hace unos días Samsung nos dejaba perplejos con las características y precio del sorprendente Galaxy Fold, el primer teléfono plegable de la compañía coreana, en esta ocasión le ha tocado hacer lo propio a Huawei con su nuevo Mate X. No sólo apuesta de nuevo por un terminal dos en uno que también se dobla para convertirse en tablet, sino que también dispara su precio hasta los 2.299 euros.

De este modo, en tan sólo unos días ha arrebatado el título de móvil más caro que ostentaba el dispositivo de Samsung, doblando el precio de los terminales que hace un año ya nos sorprendieron al superar la barrera de los 1.000 euros. Un crecimiento exponencial que nos hace preguntarnos si las compañías no se han vuelto locas. Está claro que estos nuevos dispositivos plegables pueden ser una revolución y conllevan una alta tecnología, pero al mismo tiempo estamos hablando de modelos que muy poca gente se puede permitir.

Lo que está claro también es que los dispositivos duales que se pueden abrir o cerrar para elegir entre móvil y tablet han llegado para quedarse, por lo que puede ser interesante cómo evolucionan el mercado, lo que puede abrir la puerta a que en los próximos años nos lleguen modelos mucho más asequibles. Por ahora, al igual que pasaba con el Galaxy Fold, estamos hablando de productos premium reservados para unos pocos privilegiados.

Especificaciones técnicas del Huawei Mate X

A pesar de que apuesta por el mismo concepto plegable del Galaxy Fold, la realidad es que el Huawei Mate X apuesta por un concepto distinto. Así, si el modelo del fabricante coreano contaba con dos pantallas, en este caso estamos hablando de una única pantalla que se puede hacer mayor al desplegar, de manera que pasemos de un smartphone a una tableta. Esto supone que el terminal tenga pantalla en las dos partes, delantera y trasera. Al doblar hacia fuera el dispositivo, ambas partes se fusionan en una más grande. Eso sí, es de esperar que Huawei hay cuidado mucho aspectos como el de la resistencia, ya que al encontrarnos con pantalla por los dos lados, las posibilidades de sufrir un accidente son bastante mayores.

Cuando estemos usando el dispositivo en modo teléfono, la pantalla trasera se apagará, de modo que podamos utilizarlo con la pantalla delantera. Y cuando hagamos el gesto de abrir de abrir el dispositivo en su totalidad, esta segunda pantalla también se enciende y así poder disfrutar del modo tableta. En todo caso, será interesante ver cómo se adaptan las pantallas y las aplicaciones a esta particularidad.

El fabricante chino ha cuidado al extremo el diseño de su revolucionario modelo, de manera que se han eliminado prácticamente en su totalidad los marcos y no hay ni rastro del polémico notch. Los botones, conector USB, sensor de huellas y cámaras traseras se han relegado a uno de los laterales, que por cierto es más ancho para conseguir un grosor homogéneo al desplegar la pantalla trasera. Huawei ha destacado que lleva tres años trabajando duro en este diseño que ha dado a conocer como ‘Falcon Wing’ y permite que la unión de las dos partes del terminal reduzca también su grosor.

Huawei Mate X

La gran protagonista, por tanto, del Mate X es su increíble y revolucionaria pantalla flexible con panel OLED y resolución 2.480 x 2.200 px y un tamaño de 8 pulgadas cuando se encuentre desplegada. Por su parte, la pantalla principal es de 6,6 pulgadas -bastante superior que la del Galaxy Fold- con resolución 2.480 x 1.148 px, mientras que la trasera se sitúa en las 6,38 pulgadas y resolución 2.480 x 892 px.

No menos destacable son los datos técnicos que nos deja el interior del Mate X, con el potente procesador propio Kirin 980 de 7 nanómetros, que viene acompañado de 8 GB de memoria RAM. Por su parte, la memoria interna alcanza los 512 GB, que se podrá ampliar con NM Card. También encontramos un módem de última generación Balong 5000 que será el encargado de habilitar la nueva conectividad 5G, así como ranura Dual SIM.

Otro de los puntos importantes viene dado por el de la autonomía, con una doble batería (una por cada una de las partes de la pantalla) de 4.500 mAh, lo que nos asegura grandes resultados incluso para un uso intensivo. Además, una vez más Huawei apuesta por su carga rápida de 55W, que como ya hemos visto en algunos de sus últimos terminales nos permite cargar el terminal en muy poco tiempo. En concreto, en este caso estamos hablando de media hora para alcanzar el 85% de la carga. Espectacular.

Huawei Mate X

Disponibilidad y precios

El Huawei Mate estará disponible en un único modelo de 8 GB de RAM y los citados 512 GB de memoria interna. Por ahora sólo se podrá escoger el color Interstellar Blue, aunque la compañía ha dejado la puerta abierta a nuevas modalidades. Se podrá adquirir a mediados de 2019 por esos estratosféricos 2.299 euros, una cifra que echará para atrás a la inmensa mayoría de usuarios por mucha revolución y tecnología que tengan estos nuevos dispositivos plegables.