Regresan Arytom y sus espartanos para vivir una aventura épica de supervivencia, y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de Metro Exodus para Xbox One, PlayStation 4 y PC.

La saga Metro se ha convertido con el paso de los años en una de las más queridas por los amantes de los shooters en consolas y PC. Más allá de las buenas críticas que recibieron los dos primeros títulos, el boca a boca entre los usuarios permitió que multitud de jugadores descubrieran su brillante propuesta jugable, así como su particular y apasionante ambientación e historia. De ahí que la expectación era mucho mayor para esta nueva entrega que por fin hemos podido disfrutar. 4A Games tenía muy claro que quería llevar la serie a un nuevo nivel, para lo cual ha contado con más medios que nunca (dos estudios y mucha más gente involucrada en el proyecto), lo que ha permitido afrontar un proyecto mucho más ambicioso, siempre teniendo en cuenta que no estamos ante una compañía con los recursos de otras grandes.

Tras cinco largos años de desarrollo, la obra más completa y ambiciosa ya se encuentra entre nosotros y llega el momento de evaluar si la espera realmente ha merecido la pena y si realmente se cumplen todas las promesas que la compañía ha hecho en todo este tiempo. A lo largo del análisis iremos desgranando cada uno de los apartados, pero ya os podemos anticipar que el resultado global nos ha sorprendido positivamente, en el sentido de que el producto final es incluso mejor de lo que podíamos esperar. Metro Exodus es un auténtico juegazo, una obra imprescindible para todos los fans de la serie, pero también para todos los amantes del género y aquellos que disfruten con una gran historia que nos atrape de principio a fin.

Se ha aprovechado la excelente base jugable y argumental de los juegos anteriores, pero al mismo tiempo se han corregido los errores y carencias de aquellos y, al mismo tiempo, se han introducido multitud de novedades y mejoras que no hacen más que perfeccionar la fórmula que ya conocíamos. Podríamos simplificar afirmando que estamos ante un claro ejemplo de mucho más y mejor que lo anterior, a pesar de que, como ya hemos señalado, estamos hablando de una franquicia que se ha hecho ya un nombre por su gran calidad general. A pesar de tener poco más de ocho años, la saga se consolida ya como una de las más destacadas de los videojuegos, lo que nos hace aventurar que a buen seguro seguirán llegando nuevas entregas en los próximos años. Nosotros estaremos encantados si heredan los enormes puntos positivos que acumula este brillante Metro Exodus.

Análisis Metro Exodus

Análisis a fondo de de Metro Exodus

Una vez más, nos encontramos con una aventura de supervivencia en primera persona repleta de disparos y ambientada en un impactante mundo postapocalíptico. Hasta aquí nada que no conozcamos ya, pero muy deprisa nos daremos cuenta que en esta ocasión se introducen importantes cambios y mejoras. Así, se abandona el desarrollo lineal que nos ofrecía el Metro de Moscú de las dos primeras obras para dar la bienvenida a los salvajes e inhóspitos parajes de una Rusia que ha quedado devastada tras la guerra nuclear que acabó con la tierra tal y como la conocíamos hasta ahora. Nos trasladamos a un futuro cercano en el que tan sólo unos pocos han sobrevivido, escondidos en los túneles de Metro de la capital rusa.

Así es como comenzará una historia que cuenta con un peso mucho mayor de lo que acostumbra al género. Aquí la trama no está puesta para darnos una escusa para comenzar a pegar tiros, sino que juega un papel fundamental en el desarrollo de la campaña, provocando que el jugador quiera descubrir nuevos detalles sobre la historia, los personajes y los distintos escenarios que recorreremos. Si bien el juego comienza despacio en este sentido, ofreciendo pocos detalles sobre las reales aspiraciones y motivaciones de los distintos personajes, incluyendo nuestro protagonista, poco a poco nos irá atrapando gracias al trabajo de Dmitry Glukhovsky, autor de las exitosas novelas en las que se inspiran los videojuegos. El propio autor ha supervisado todo el guión, lo que se traduce en una narrativa que tiene una gran presencia en el juego, desvelándose poco a poco como hacen los grandes libros o películas. Sin lugar a dudas, estamos ante uno de los grandes alicientes que presenta el videojuego, hasta el punto que habrá un momento que estaremos deseando avanzar por descubrir nuevos detalles e información del argumento.

Aunque se puede disfrutar de este Metro Exodus sin haber jugado a los anteriores, nuestro consejo es que los juguéis en orden y así saborear mejor esta nueva entrega, sin perderos información importante que da un valor añadido a la obra. El juego nos sitúa en el año 2036, justo en el momento que Artyom decide que ha llegado el momento de abandonar el Metro y explorar el inhóspito mundo exterior, para lo cual creará un grupo de espartanos que deberán enfrentarse a un épico viaje que los llevará a recorrer esta Rusia postapocalíptica con el objetivo de encontrar una vida mejor en el Este del país. No os queremos desvelar más detalles puesto que estamos ante uno de los puntos más importantes de la obra, pero sí que os podemos asegurar que os resultará imposible separaros del juego en cuanto os metáis en su historia, con un tercio final que queremos resaltar especialmente porque nos ha parecido simplemente maravilloso.

Análisis Metro Exodus

En los primeros instantes el juego repite el esquema visto en las dos primeras entregas, esto es, escenarios oscuros y por lo general cerrados, con poca iluminación y criaturas temibles que nos podrán sorprender en cualquier momento. Estos momentos funcionan tan bien como estábamos acostumbrados y, si bien en esta ocasión se apuesta por conceder mucha libertad al jugador, también contarán con una importante presencia en determinados momentos de la aventura. Sin embargo, rápidamente descubriremos lo que es la gran novedad de esta entrega, la presencia de un inmenso mundo abierto que podremos explorar con una total libertad. Se nota que entre las filas de 4A Games se encuentran antiguos responsables de títulos como el mítico S.T.A.L.K.E.R:: Shadow of Chernobyl, ya que, al igual que sucede en este aclamado videojuego, nos vamos a encontrar con un mundo abierto repleto de posibilidades y particularidades que deberemos tener en cuenta a la hora de movernos por las distintas localizaciones.

Nos podemos mover por grandes escenarios con total libertad, que marcan la diferencia significativa sobre lo que la saga nos había ofrecido hasta ahora. Pero, al mismo tiempo, deberemos tener en cuenta factores como la climatología, la contaminación presente en numerosas zonas que nos obliga a usar la máscara de gas si no queremos caer rápidamente o las distintas criaturas y enemigos que se cruzarán en nuestro camino.

Nos ha gustado la gran variedad de ambientaciones y lo bien que están diferenciadas las distintas zonas que visitaremos, proponiéndonos siempre nuevos retos y enemigos. No nos van a faltar tareas para realizar, ya que en cada localización vamos a encontrar un gran número de misiones y tareas que podremos realizar. Si bien el juego nos va guiando a través de su apasionante historia, todas estas misiones secundarias juegan también un papel importante no solo en lo argumental, sino también para encontrar los tan necesarios materiales, recursos y munición que nos permitan sobrevivir en este escenario tan peligroso.

Análisis Metro Exodus

Una vez más, debemos destacar lo importante que resulta la narrativa en el videojuego, de ahí que sea especialmente recomendable explorar cada rincón de los escenarios para encontrar nuevos personajes secundarios de los que obtener información o documentos que nos ofrezcan nuevos detalles sobre la trama. Pero lo mejor de todo es que mientras descubrimos nuevas pinceladas de su argumento, estaremos disfrutando como pocas veces gracias a su adictiva y entretenida propuesta jugable que, además, nos sorprenderá siempre con nuevas mecánicas, situaciones y misiones.

Este vasto mundo abierto también irá ofreciendo distintos desafíos en función del momento del día que lo visitemos, de modo que variará bastante la experiencia y la dificultad de las misiones según se trate de día o de noche. Mientras que por el día nos encontraremos con una mayor presencia de enemigos humanos y las distintas fortalezas estarán mucho más protegidas, por la noche nos cruzaremos con muchos más temibles mutantes y deberemos tener muy en cuenta los distintos sucesos climáticos dinámicos originados por la radiación presente en este territorio.

Por suerte, para movernos por este peligroso mundo contaremos con un completo arsenal de armas especiales, todas hechas a mano y con una gran variedad de modificaciones que nos permitirán modificarlas a nuestro gusto en función del estilo de combate que busquemos. Todas estas armas difieren bastante de lo que estamos acostumbrados en el género, ya que son creaciones artesanales a partir de los escasos materiales de los que disponemos.

Análisis Metro Exodus

En concreto, podremos manejar un total de nueve armas clasificadas en cuatro clases distintas: pistolas, escopetas, rifles y armas especiales. Pero lo mejor de todo es que, como hemos señalado en el renglón anterior, podremos personalizarlas con una gran variedad de modificaciones: mirillas, cañones, culatas o supresores, entre otras posibilidades. Cada una de estas armas tiene sus ventajas e inconvenientes que las convierten en más o menos recomendable en función de la situación y los enemigos a los que nos enfrentamos.

Cada una de estas armas difiere bastante del resto y ofrece un sinfín de posibilidades en función de las herramientas que utilicemos, siendo éste otro de los puntos más atractivos de la saga respecto a otras del estilo. Eso sí, hay que tener en cuenta que no estamos ante el típico juego en el que podemos disparar sin descanso ya que la munición es prácticamente ilimitada. Más bien al contrario, resulta fundamental administrar muy bien los suministros si no queremos quedarnos sin balas en el momento menos apropiado. Necesitaremos recolectar materiales no solo para las mejoras de las armas de las que ya hemos hablado, sino también para crear nueva munición. Y os aseguramos que los recursos son bastante escasos, lo que añade un componente táctico a los combates, ya que deberemos pensar muy bien cómo y cuándo debemos utilizar las armas, ya que en muchas ocasiones lo más conveniente será hacer uso del sigilo para acabar con los enemigos o incluso evitar el enfrentamiento siempre que la situación lo permita. Asimismo, es muy importante apuntar muy bien a la cabeza y demás zonas sensibles de los enemigos para utilizar el mínimo de balas posible. Somos unos supervivientes y como tal, debemos aprovechar al máximo los recursos para intentar seguir con vida en un mundo tan peligroso.

Con esto no queremos decir que los tiroteos escaseen, ya que nada más lejos de la realidad, sino que en muchas ocasiones debemos establecer una buena estrategia. Lo mismo podríamos decir con las curas que nos permitan recuperar parte de la vida. Especialmente importante resulta administrar bien los recursos en los niveles más altos de dificultad, donde el juego nos plantea un desafío tan exigente como gratificante.

Análisis Metro Exodus

En relación con todo lo anterior las zonas seguras juegan un papel clave en la aventura, ya que desde estos lugares podremos tomarnos un respiro entre misión y misión, además de preparar nuestras armas y el resto de equipo en las mesas de trabajo. En estos lugares tendremos acceso a una cama que nos permitirá recargar toda nuestra vitalidad, además de permitir que avancen las horas más deprisa. Por otro lado, en las citadas mesas de trabajo podremos crear los valiosos botiquines y filtros que nos permitan resistir en zonas contaminadas, además de todo lo relacionado con personalizar las armas y crear nueva munición. Tened en cuenta que la preparación del equipo resulta clave, ya que fuera de estas zonas seguras nos esperan una gran variedad de enemigos y mutantes que nos van a poner en serios aprietos, y más si tenemos en cuenta que en esta ocasión se ha mejorado de manera notable todo lo relativo a la inteligencia artificial de los personajes, de manera que ahora resultan más agresivos e inteligentes que nunca.

Haciendo referencia a las mecánicas de disparo, hay que destacar que funcionan estupendamente, transmitiendo la sensación de que manejamos muy diversas armas en todo momento, con unas respuestas y sensaciones muy realistas. Apuntar con las armas es una auténtica delicia, de manera que los tiroteos resultan sumamente divertidos. A la hora de controlar las armas, se ha buscado una respuesta muy realista, de manera que muchas de ellas transmiten una sensación de peso y tosquedad en su movimiento que encantará a los fans del género. Eso sí, en este punto hay que destacar sobremanera un elemento que nos ha encantado. Nos estamos refiriendo al mantenimiento necesario de las armas para evitar que se ensucien, lo que provocará que comiencen a darnos errores y se encasquillen en medio de los combates. Según las vayamos utilizando o se mezclen con distintos elementos como puede ser el agua o el barro, las armas comenzarán a experimentar un empeoramiento progresivo de sus distintas características. Para su limpieza deberemos acudir a las mesas de trabajo de las que hemos hablado en el párrafo anterior.

La campaña resulta adictiva como pocas, combinando las partes más clásicas en entornos cerrados con una total libertad de acción en grandes escenarios abiertos. El resultado es una campaña apasionante, que además cuenta con una duración más que considerable. En concreto, a nosotros nos ha llevado unas 25 horas terminar la historia, pero todavía quedarían cosas por hacer, por lo que también hay que destacar este punto. Además, se nota una importante mejora respecto a los títulos anteriores en lo que respecta a la variedad de situaciones que nos esperan. Por si fuera poco, el mundo creado por Dmitri Glukhovsky es, una vez más, apasionante y nos atrapa al sillón sin que sea imposible soltar el mando. En definitiva, una entrega que no solo mejora en todo a sus predecesores, sino que además se posiciona como uno de los mejores videojuegos del género.

Análisis Metro Exodus

Gráficos de Metro Exodus

Al igual que sucedía con las dos entregas, 4A Games vuelve a regalarnos un apartado técnico simplemente soberbio, con un cuidado extremo por los detalles. Si bien los escenarios cerrados, al estilo de los primeros títulos, lucen un apartado oscuro y muy angustioso que encantará a los fans de la serie, el juego sorprende especialmente en unos exteriores que transmiten a la perfección esa sensación de estar en un mundo postapocalíptico. La ambientación y los escenarios gozan de una calidad excelsa, gracias también a una iluminación que nos deja escenas de una belleza inusitada que a nosotros nos ha tenido en muchas ocasiones haciendo un uso intensivo de la función de capturar imágenes para compartirlas.

Donde se nota también una importante mejoría es en todo lo relativo a las animaciones y rostros de los personajes, mucho más trabajados y realistas, así como unas texturas que ahora sí que están dotadas de una gran calidad. Especialmente destacable también es el modelado de todas las criaturas y enemigos, así como lo trabajadas que están todas las armas.

El rendimiento en consolas está bastante optimizado, de manera que la tasa de imágenes se mantiene estable la mayor parte del juego, incluso en los escenarios abiertos con mucha carga gráfica. El motor 4A Engine ha sido exprimido al máximo para adaptarse a los nuevos escenarios que se desarrollan en un gran mundo abierto, lo que sin lugar a dudas pone de manifiesto el gran trabajo que ha supuesto el desarrollo del videojuego. El resultado final solo puede calificarse como sobresaliente.

Análisis Metro Exodus

Sonido de Metro Exodus

Como nos tiene acostumbrados el estudio, este apartado ha contado con un tratamiento soberbio, lo que nos permite disfrutar de algunos de los mejores efectos de sonido que hemos disfrutado en título alguno del género, con especial mención para las armas, que han sido recreadas con un total realismo. Por su parte, la banda sonora nos ha encantado también, con unas melodías de gran nivel que se adaptan en todo momento a la situación, dando un toque épico en muchos momentos a la acción. Por último, el doblaje al castellano resulta de una gran calidad, con unas interpretaciones que nada tienen que envidiar a otras producciones de estudios más grandes.

Análisis Metro Exodus

Conclusión de Metro Exodus

Desde que decidieron crear una nueva entrega, los responsables de 4A Games tenían claro de que debía ser el título más ambicioso y completo de la saga, y a fe que lo han conseguido. Metro Exodus es, sin lugar a dudas, el mejor juego de la serie, manteniendo la esencia jugable que ya conocíamos pero apostando por un desarrollo mucho más ambicioso, lo que ha dado lugar a un inmenso mundo abierto que lleva la franquicia a un nuevo nivel.

Una historia cautivadora que nos atrapará de principio a fin se fusiona con una jugabilidad adictiva como pocas que nos mantendrá enganchados durante muchas horas hasta completar este apasionante título de acción y supervivencia. Si eres un amante de los shooter en primera persona, estás de enhorabuena puesto que nos encontramos ante uno de los mejores exponentes del género. Es también la oportunidad de descubrir una franquicia única que promete darnos nuevas muchas alegrías en el futuro. En definitiva, un auténtico juegazo que no podemos más que recomendaros encarecidamente.