El golf más arcade e inmersivo de la mítica franquicia deportiva regresa con su entrega más revolucionaria, y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de Everybody’s Golf VR para PlayStation 4.

Clap Hanz lleva más de veinte años dedicados en exclusiva al desarrollo de títulos de golf, en su versión más arcade pero al mismo tiempo con suficiente profundidad y fidelidad a este deporte tan relajante. Si algo ha caracterizado a su serie es la apuesta por ofrecer un enfoque desenfadado, con una estética muy alegre y, sobre todo, por ser tremendamente divertidos y adictivos. En definitiva, el estudio nipon se ha convertido en el auténtico referente del género para todos los amantes de esta disciplina deportiva.

Su larga trayectoria va unida a las consolas de Sony, de ahí que no sea de extrañar que, después de la entrega para PlayStation 4, ahora apuesta por la realidad virtual, en lo que significa, de facto, la gran revolución que la saga necesitaba en este momento. Aunque el modo tradicional sigue funcionando a la perfección, la tecnología actual permite hacer realidad el sueño de muchos jugadores, sentirse como si realmente estuvieran dentro del campo jugando a un deporte tan bello y apasionante como es el golf. Todo ello sin abandonar su estilo clásico, es decir, una jugabilidad accesible para todo tipo de jugadores, pero que a la vez exige de bastante práctica si realmente queremos obtener buenos resultados.

Y la realidad es que lo hace de maravilla, gracias a unas mecánicas intactas pero que al mismo tiempo ahora se ejecutan de una manera completamente distinta. Un estilo sencillo, pero que nos garantiza horas y horas de diversión arcade, de modo que es, sin lugar a dudas, uno de los juegos deportivos más divertidos y adictivos que podemos encontrar… y también inmersivos gracias al genial uso de la realidad virtual. Aunque como veremos más adelante, no cuenta con tanto contenido como otras entregas, sí que mantiene el mismo carisma y la magia que siempre ha caracterizado a la serie.

Everybody's Golf VR

Análisis a fondo de Everybody’s Golf VR

Como ya os podréis imaginar, el uso de PlayStation VR lo cambia todo sobre todo a la hora de entrar en los campos y disponernos a jugar, ya que ahora no se trata de utilizar un puntero y marcadores en pantalla, sino que seremos nosotros los que tendremos que ejecutar los movimientos con nuestros brazos y cuerpo, tal y como haríamos en la realidad. Y lo mejor de todo es que la ejecución y la respuesta a nuestras acciones es simplemente perfecta. Precisamente ese realismo es el que exige que necesitemos un tiempo para practicar para poder hacer un buen «swing».

Muchos estaréis pensando que el control de movimiento para títulos deportivos no es algo nuevo, ya que es algo que introdujo ya hace unos años Wii y que, posteriormente, hemos visto también con Kinect y PlayStation Move, pero en los citados casos no se lograba el nivel de inmersión que permite la realidad virtual. Si los anteriores dispositivos trasladan los deportes hasta el salón de nuestra casa, la realidad virtual nos traslada hasta el mismo campo de golf, aunque realmente seguiremos estando dentro de nuestro hogar. Así que lo mejor es que cojáis vuestros palos y os dispongáis a disfrutar por todo lo alto y experimentar una sensaciones muy reales.

El cometido principal que nos propone el juego no puede ser más sencillo: completar hoyos con el menor número de golpes posibles. Pero ahora no se trata de pulsar el botón en el momento justo, sino que deberemos realizar el movimiento completo de acercamiento y golpeo de la bola, teniendo en cuenta también variables tan importantes como la dirección del viento, los obstáculos, la orografía o estado del terreno. Aunque el factor suerte también tendrá su papel, de nada nos servirá si no demostramos que somos buenos golfistas y controlamos todos los conceptos anteriores.

Everybody's Golf VR

Aunque podemos jugar también con el modo clásico, todo cambia en cuanto nos ponemos las gafas de realidad virtual de PS4. Tendremos que entrar en acción, poniéndonos de pie y realizando todos los movimientos clásicos del golf con la ayuda de los mandos PlayStation Move.

Muchos estaréis preguntando si funciona este sistema. La respuesta es un rotundo sí. Los movimientos están recreados en el juego con total exactitud, de manera que el éxito o no dependerá totalmente de nosotros. El mando de movimiento de Sony sustituye al habitual palo de golf, pero su funcionamiento es el mismo. En cuanto bajamos la posición de nuestros brazos, pasará a estar a nuestra disposición para realizar el swing. Deberemos controlar la velocidad, potencia e inclinación al golpear a la bola.

Por su parte, al acercar el mando hacia nuestra cara, nos aparecerán en pantalla indicadores que nos informan sobre la función que tiene cada botón, además de poder elegir entre distintos palos y otras funciones. Sus creadores han resultado de una manera muy efectiva el uso de este mando. Pero lo realmente interesante, como decimos, es lo bien que se ha integrado la realidad virtual y el uso del Move para sentirnos como auténticos profesionales de este deporte.

Everybody's Golf VR

No desesperéis si en los primeros momentos vuestros golpeos son un auténtico desastre, ya que se requiere de un período de práctica. El juego es consciente de ello y de ahí que se introduzca un tutorial que nos explica los conceptos básicos, así como un modo práctica para que podamos ir cogiendo experiencia sin presión. Y si necesitamos más tiempo, o preferimos menor dificultad, tenemos la posibilidad de fijar hoyos de mayor tamaño rodeados por una especie de campo de fuerza que atrae la bola, de manera que no se requiera de tanta precisión a la hora de ejecutar los golpes.

Como vemos, el juego gana en realismo e inmersión, pero al mismo tiempo resulta mucho más divertido y, al mismo tiempo, gratificante. La práctica, tal y como pasaría en la realidad, se compensa con mejores resultados. Si ya de por si un título deportivo siempre goza de una gran rejugabilidad, en esta ocasión se ve potenciada más si cabe. Precisamente por ello, podemos perdonar que en Everybody’s Golf VR encontremos menos campos que en entregas anteriores, algo que puede decepcionar en un primer momento, pero que, como decimos, no supone ningún problema importante en un título de estas características.

En concreto, encontramos tres campos con 18 hoyos cada uno, además de sus respectivas versiones «espejo», y una pista de entrenamiento. Lógicamente, se queda lejos de lo que ofrecen títulos deportivos, pero la inclusión de la realidad virtual creemos que compensa bastante este punto. Sí que nos hubiera gustado la inclusión de algún minijuego o multijugador, opciones muy agradecidas en cualquier título deportivo.

Everybody's Golf VR

En cambio, sí que vamos a poder desbloquear multitud de contenido como nuevos palos (con características muy diversas), nuevos caddies o prendas y accesorios para personalizar los personajes. Por cierto, en cada una de las pistas encontraremos algunas escenas especiales situadas en zonas de gran belleza que podremos admirar junto con nuestro caddie, además de realizar ciertas tareas que iréis descubriendo. Momentos muy tranquilos que, gracias al uso de la realidad virtual, realmente nos transmitirán mucha relajación.

Regresamos a los caddies, ya que son unas figuras con bastante más importancia de la que se podría pensar en este deporte. Más allá de cargar con nuestros palos, nos ofrecen valiosos consejos sobre el estado del hoyo en el que nos encontramos, el terreno e incluso informando sobre nuestros fallos al golpear, por lo que también son de gran ayuda en el juego. En total, podremos elegir entre cuatro, de los cuales dos están disponibles en la Store y otro lo podremos desbloquear jugando.

Everybody's Golf VR

Gráficos de Everybody’s Golf VR

Everybody’s Golf VR es un título que luce bastante bien, con un estilo alegre y muy colorido, tal y como siempre ha caracterizado a la franquicia. Gracias al gran uso de la realidad virtual, el nivel de inmersión es total, lo cual nos permitirá disfrutar más que nunca de unos entornos vivos situados en parajes naturales de una gran belleza. Escenarios perfectos para relajarse, con sus ríos, árboles, puentes, casas de campo, pequeños lagos… Lógicamente, no vamos a encontrar campos muy realistas, pero sí con un gran nivel de detalle.

Conserva el diseño desenfadado de los personajes, al más puro estilo manganime, y unos efectos que acompañarán a nuestros mejores golpes.

Sonido de Everybody’s Golf VR

La ambientación sonora es perfecta para un título de estas características, con sonidos relajantes como el soplido del viento, el cantar de los pájaros de fondo o el efecto de la bola al golpear. Lo mismo podríamos decir de la música, con temas alegres y muy amenos que se mantienen en un segundo plano mientras recorremos los distintos hoyos. Por último, aunque no es algo muy necesario en un juego de golf, se agradece que venga doblado al castellano.

Everybody's Golf VR

Conclusión de Everybody’s Golf VR

A pesar de su apariencia desenfada y su apuesta por un estilo arcade, la realidad es que Everybody’s Golf VR es uno de los títulos más divertidos y profundos de golf que hemos jugado nunca. Y ello es posible gracias al gran uso de la realidad virtual, tecnología que permite que estemos hablando ante el título deportivo más inmersivo. Una experiencia de lo más recomendable tanto para los amantes del golf como aquellos que quieran descubrir algo nuevo.

Una jugabilidad medida al milímetro, con unas mecánicas que requieren un período de práctica, pero que nos premiará con un control total de nuestro «swing».  A pesar de que no hay muchos campos, estamos ante un título con una gran rejugabilidad que nos mantendrá enganchados durante mucho tiempo y al que recurriremos cada vez que busquemos tranquilidad y desconectar de la rutina diaria. Esta nueva entrega de la veterana saga de Clap Hanz nos transmite sensaciones muy reales, nos da la oportunidad de vivir el golf en primera persona.