El maravilloso beat’em up de fantasía medieval lanzado en la pasada generación regresa con una versión renovada y muy mejorada. Te lo contamos todo en nuestro análisis de Dragon’s Crown Pro para PlayStation 4.

Después de recibir un gran reconocimiento con sus anteriores creaciones (Muramasa y Odin Sphere), a finales de 2013 el aclamado estudio Vanillaware sorprendía a propios y extraños con un magnífico título de acción con toques de rol de estilo clásico. Aquel videojuego recibió los elogios unánimes de prensa y jugadores cuando vio la luz en PS3 y PS Vita, que reconocieron la excelente y adictiva propuesta en forma de aventura que nos ofrecieron sus creadores. Un título repleto de acción, al más puro estilo de los clásicos de los 90 en consolas y salones recreativos, pero que, además, introducía elementos jugables más típicos del género RPG para dotar a su jugabilidad de una mayor profundidad.

Los jugadores teníamos la misión de descubrir el misterio que escondía un legendario dragón que amenazaba al mundo. Para conseguir nuestro objetivo debíamos adentrarnos en multitud de mazmorras infestadas de toda clase de enemigos que nos pondrían muy difícil nuestro cometido. Esa misma propuesta es la que nos encontramos ahora en su desembarco en PS4 y PS4 Pro, pero actualizando todo su apartado técnico e introduciendo novedades para ofrecer la versión definitiva de un videojuego que con el paso del tiempo se ha convertido en una obra de culto.

Esta conversión permite dar una segunda oportunidad a una obra que cuenta con todos los ingredientes para convertirse en todo un éxito tanto entre los amantes del estudio como en aquellos que busquen un Action-RPG de enorme calidad. Una jugabilidad estudiada al milímetro que nos mantendrá enganchados durante decenas de horas y multitud de de variantes que garantizan una altísima rejugabilidad a este Dragon’s Crown. Por si fuera poco, podremos disfrutar de la aventura tanto en solitario como en compañía de un amigo gracias a su soberbio cooperativo que multiplica la diversión a la enésima potencia.

Dragon's Crown Pro

Análisis a fondo de Dragon’s Crown Pro

Esta versión remasterizada recupera este clásico moderno y lo hace manteniendo su propuesta jugable inalterable, esto es, un hack and slash de corte clásico que nos invita a enfrentarnos a cientos de enemigos, pero añadiendo componentes roleros que dotan al desarrollo de una gran profundidad. Como no podía ser de otra manera, se potencia su ya de por sí impresionante apartado gráfico, con una dirección artística cautivadora que da vida a toda clase de fantásticos personajes y criaturas. Un diseño visual que recrea con una estética de libro de cuentos un exuberante y arrebatador mundo de fantasía, y que ahora podremos disfrutar mejor que nunca gracias a la resolución hasta 4K que podremos disfrutar en PS4 Pro. Todos los elementos que aparecen en pantalla parecen cobrar vida mientras atravesamos las mazmorras de Hydeland, gracias al excepcional trabajo realizado a la hora de revisar todo el apartado visual del juego.

A Vanillaware hay que agradecerle su apuesta decidida por un género tan antiguo como son los hack’n slash, que en los últimos años está viviendo una segunda juventud. Es precisamente el título que hoy nos ocupa uno de los principales exponentes de este género clave para entender el éxito creciente de los videojuegos en las últimas décadas. No en vano, estamos ante uno de los conceptos jugables que mayor número de fans arrastran, ávidos de disfrutar de obras de tanta calidad como ostenta este título.

A pesar de ofrecer el clásico sistema jugable de “yo contra el barrio”,  Dragon’s Crown puede presumir de contar con una jugabilidad mucho más rica y variada, lo que a su vez dota a esta producción de una enorme personalidad como iremos viendo a lo largo del texto de este análisis.

Dragon's Crown Pro

La historia nos lleva hasta Hydeland, un mundo que se encuentra amenazado por un temible dragón que ha traído el caos a esta otrora próspera y tranquila tierra. Sólo los más valientes aventureros podrán explorar los laberínticos escenarios que se encuentran en el interior de las mazmorras para intentar desentrañar la historia secreta que se esconde tras la Corona del Dragón y, de este modo, devolver la paz a este territorio.

Aunque la historia siempre suele ser la excusa perfecta para meternos en harina y comenzar a repartir cera, la verdad es que está bastante más trabajada de lo que suele ser habitual en este género. En este sentido, hay que destacar que en esta ocasión se han traducido al castellano todos los textos, por lo que no tendremos ningún problema en seguir la trama.

Pero lo mejor viene a partir de ese momento, una épica aventura que rinde homenaje a los grandes beat’em up clásicos como Golden Axe, Streets of Rage, King of Dragons o Dungeon & Dragons por citar algunos. Los responsables de Vanillaware han sabido recoger la esencia de todos aquellos juegos, al mismo tiempo que introducen nuevas mecánicas y propuestas que conforman un videojuego impresionante, un auténtico imprescindible para todos los amantes de este género.

Dragon's Crown Pro

En primer lugar, debemos destacar la inclusión de seis personajes distintos, cada uno de ellos con sus propias habilidades, fortalezas y características que deberemos ir descubriendo. Además de contar con unos diseños exquisitos, la experiencia es muy diferente en función de si escogemos uno u otro, por lo que siempre vamos a poder elegir aquel que mejor se adapte a nuestro estilo o gustos.

En concreto, podremos escoger entre un mago, una hechicera, un enano, una amazona, un guerrero y una elfa. Como decimos, cada uno de ellos cuenta con sus propias particularidades, un estilo de combate y hasta un control distinto. En función de nuestra elección, deberemos enfrentarnos a los enemigos haciendo uso de una u otra estrategia. Así, por ejemplo, podremos hacer uso por el enfrentamiento directo, realizar ataques a distancia o una combinación de ambos estilos, entre otras posibilidades que tendremos a nuestra disposición.

Con independencia del personaje que elijamos, podremos mejorar sus habilidades, tanto las comunes como las propias de su clase, subiendo de nivel y cumpliendo distintas misiones. Un sistema de progresión que permite que el jugador siempre esté mejorando a su personaje, impidiendo también que el desarrollo caiga en la rutina. Asimismo, podremos obtener un inmenso número de armas y objetos que serán claves para seguir avanzando en la historia. Características más propias de un juego de rol que, como señalamos, enriquecen de forma sustancial su propuesta jugable.

Dragon's Crown Pro

Pero todas estas posibilidades tienen su razón de ser en un desarrollo tremendamente adictivo y divertido, gracias a una jugabilidad estudiada al milímetro y unas mecánicas que funcionan a las mil maravillas. Estamos ante uno de esos juegos en los que repetiremos de forma regular aquello de “una partida más y lo dejo”, aunque realmente no será así y seguiremos un buen rato enganchados.

Nos encontramos ante un beat’em up con desarrollo clásico en 2D (es decir, lateral) que siempre nos sorprenderá gracias al inmenso catálogo de movimientos, ataques, combos y especiales que podremos realizar a la hora de enfrentarnos al elevado número de enemigos que nos saldrán al paso en nuestro viaje por estos peligrosos escenarios. A pesar de que el sistema de control es bastante accesible, lo que permite que cualquier tipo de jugador pueda disfrutar de la experiencia en unos pocos minutos, también hay que destacar el elevado número de posibilidades que nos ofrece. El catálogo de acciones disponibles es ciertamente muy elevado, lo que hace que cada combate sea todo un espectáculo. En este punto hay que resaltar de nuevo el impresionante trabajo visual y de ambientación realizado, lo que convierte a este hack’n slash en uno de los más bellos y espectaculares que hemos disfrutado nunca.

Aunque los grandes protagonistas del videojuego son los magníficos combates contra toda clase de seres y criaturas, también será muy importante explorar a fondo las mazmorras para encontrar tesoros y habitaciones ocultas. De hecho, según vamos avanzando en la campaña los escenarios serán mucho más grandes y presentarán distintas rutas que podremos escoger. Para dotar de mayor variedad al desarrollo, también deberemos tomar ciertas decisiones en determinados momentos que influirán en los futuros acontecimientos. El juego siempre se esfuerza en sorprender al jugador con nuevas situaciones, enemigos y hasta trampas que intentarán acabar con nosotros.

Dragon's Crown Pro

Tampoco faltarán un buen ramillete de jefes finales que nos obligarán a demostrar toda nuestra habilidad y fortaleza para superar. Son de una gran variedad y muchos de ellos supondrán un importante reto incluso para los jugadores más experimentados en el género.

Aunque el juego se puede disfrutar a la perfección en solitario, lo más recomendable es afrontar la campaña junto con otros jugadores. Es en esta modalidad cooperativa hasta para cuatro jugadores simultáneos online o de manera local donde la obra ofrece todo su potencial, ya que nos permitirá formar un equipo equilibrado de héroes y cooperar para acabar con los enemigos más temibles. Una experiencia inolvidable que, además, nos garantiza al menos 50 horas si queremos únicamente completar su campaña, una cifra muy superior si queremos completar al 100% el videojuego. Se nota el increíble cariño y dedicación que han puesto los artistas de Vanillaware para ofrecer una producción que, sin lugar a dudas, nos atrapará de principio a fin.

Además, esta versión para PS4 nos permitirá disfrutar como nunca de su impactante apartado gráfico, con una dirección artística simplemente brillante. La resolución sube desde la original (720p) hasta los 1080p si poseemos una PS4 estándar o alcanza los 4K en PlayStation 4 Pro. En ambos casos, las diferencias son enormes respecto a PS3 y PS Vita, pudiendo admirar con todo lujo de detalles la enorme belleza del videojuego. Una auténtica delicia en 2D que nos regala unos personajes y escenarios apabullantes cuidados al máximo. La ambientación de fantasía que se ha conseguido resulta cautivadora, mientras que todos los escenarios y localizaciones que visitaremos nos dejarán perplejos en numerosas ocasiones, gracias también al excepcional uso que se ha hecho también de la iluminación.

Dragon's Crown Pro

No menos destacables son todos los personajes, con una estética muy cuidada y unas animaciones que gozan de una fluidez y naturalidad envidiables, con multitud de movimientos y acciones distintos para cada personaje y enemigo. Un trabajo maravilloso que hace de esta aventura una de las más atractivas que hemos disfrutado nunca en 2D.

Por su parte, Hitoshi Sakimoto nos regala una increíble banda sonora repleta de temas de una calidad incuestionable. De ahí que sea de agradecer que en esta versión se haya renovado y regrabado con una orquesta real. El resultado merece ser disfrutado en un equipo de audio de calidad porque es realmente sobresaliente. Al igual que en el original, podremos escoger las voces de los diálogos y el narrador entre el japonés y el inglés, mientras que los efectos de sonido vuelven a destacar por su variedad y rotundidad.

Dragon's Crown Pro

Conclusión de Dragon’s Crown Pro

Dragon’s Crown Pro nos da la oportunidad de volver a disfrutar o descubrir por primera vez una de las mejores aventuras hack’n slash de los últimos años. Un excepcional homenaje a los grandes clásicos del género, una obra imprescindible para todos los aficionados al género que disfrutarán durante horas y horas de una obra que destila calidad por los cuatro costados, con un impactante apartado audiovisual y una irresistible jugabilidad. Un soberbio título en 2D que, además, se ve enriquecido por los componentes roleros introducidos, la gran variedad de personajes incluidos y un increíble modo cooperativo hasta para cuatro jugadores. En definitiva, un videojuego inolvidable que recibe, además, un completo lavado de imagen en su desembarco en PS4.