Hordas de zombis se acercan a nuestras consolas y ordenadores, y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de World War Z para Xbox One, PlayStation 4 y PC.

Si hay un tema recurrente en la cultura pop de los últimos años, es el hecho de que a la gente le apasionan los zombis. La tensión, la acción y la descarga de adrenalina que supone enfrentarnos a hordas de no muertos han sido explotadas por numerosos videojuegos, pero también en otros campos como el cine, la televisión los cómics.

La ‘zombi-mania’ está viviendo un auténtico boom en los últimos tiempos, aunque realmente es un género que siempre está presente. A comienzos de año disfrutábamos del brutal y soberbio Resident Evil 2 Remake, a los que se suman hace escasas fechas Metro Exodus y ahora Days Gone y el título que hoy nos ocupa, World War Z.

En esta ocasión, Saber Interactive, apuesta por la acción y supervivencia más salvaje y visceral en su nuevo proyecto, que adapta al mundo de los videojuegos la conocida novela de Max Brooks, y tomando como base la versión cinematográfica que protagonizó Brad Pitt en el año 2013. Para ello, nos invita a sumergirnos en un título repleto de acción en tercera persona en el que deberemos enfrentarnos a legiones de zombis furiosos que nos pondrán en serios aprietos en localizaciones repartidas por todo el mundo. Aunque el título se puede disfrutar perfectamente en solitario, se nota el especial empeño por el estudio por diseñar una propuesta cooperativa multijugador de primer nivel, modalidad que, sin lugar a dudas, ofrecer los mejores réditos de esta producción tan divertida como recomendable para todos los amantes del género. Tampoco se olvida de incluir modos competitivos más clásicos, que se combinan con otras propuestas más novedades para confeccionar una oferta jugable de lo más generosa.

A pesar de que en su larga trayectoria encontramos títulos de los más diversos géneros, no estamos ante un estudio que debute en el género de la acción, ya que en su haber encontramos juegos tan recomendables como TimeShift, además de colaborar en grandes proyectos como Halo: The Master Chief Collection o Quake Champions. Incidimos en este punto de su historial porque se nota que no estamos ante unos novatos, sino que han aprovechado toda su experiencia en este concepto jugable para ofrecer a los jugadores un título de gran calidad, que no cojea en ningún aspecto y que, por el contrario, nos ofrece momentos espectaculares, plenos de acción y de toda la emoción e intensidad que los jugadores esperan.

World War Z

Análisis a fondo de World War Z

Si bien en la actual generación estamos recibiendo auténticos juegazos del género zombi, son muchos los jugadores que hemos echado de menos una de las sagas más queridas en el anterior ciclo de consolas: Left 4 Dead. Ante la falta de una tercera entrega de la franquicia de Valve, somos muchos los que echamos el ojo a lo nuevo de Saber Interactive desde que fue anunciado por primera vez en la edición de 2017 de los Game Awards. No en vano, estamos hablando del mismo concepto de juego: un título de disparos cooperativo de zombies que nos permitirá enfrentarnos a oleadas de no muertos voraces. Por suerte, World War Z llena en buena medida el vacío que dejó la segunda entrega de L4D, y nos permitirá disfrutar (y sufrir) por todo lo alto en compañía de otros jugadores tratando de sobrevivir al ataque continúo a legiones de zombis. Para ello, será fundamental la cooperación y hacer un buen uso de las distintas habilidades que tienen cada clase, las distintas armas, las trampas que podemos diseñar y los peligros ambientales.

A diferencia de otros títulos del género, y al igual que sucedía en la película, en esta ocasión los zombies son mucho más agresivos, ágiles y, en resumidas cuentas, peligrosos de lo que estamos acostumbrados. Incluso pueden llegar a diseñar sus propias tácticas para juntarse de modo que puedan escalar pareces y otras estructuras, lo que provocara que nunca nos podamos sentir a salvo en ningún lugar. De este modo, la tensión será una constante, estando obligados en todo momento a estar con mil ojos, movernos, ayudar a nuestros compañeros y también solicitar su ayuda. El juego tampoco nos deja relajarnos, ya que en cualquier momento los zombis pueden encontrar el modo, por lo civil o lo criminal, para entrar en la habitación o espacio donde unos segundos antes nos encontrábamos cómodos.

En otras palabras, las hordas de zombies no se detendrán hasta intentar acabar con nosotros. Además, gracias a la IA que se ha diseñado para la ocasión, estos enemigos suponen todo un desafío constante para el jugador, algo que hace que cada partida sea una experiencia muy intensa y divertida. Resulta impactante estar rodeados por hasta hordas formadas por más de 1000 zombis que nos atacarán a la vez, y más con la agresividad de la que hace gala. No será nada raro de que se nos escape algún grito y comencemos a sufrir al ver que estamos rodeados por todas partes, lo que dibuja un futuro poco halagüeño para nosotros y el resto de miembros en nuestro equipo.

World War Z

Además de un diseño más que notable, el comportamiento de los zombis nos sorprenderá por lo imprevisible que resulta, no limitándose a los típicos scripts predefinidos. De hecho, las actuaciones de todos ellos están determinadas por cálculos procedurales, lo que en la práctica se traduce en multitud de variables que determinarán sus acciones. Este es uno de los grandes alicientes del juego, ya que después de bastantes partidas, hemos podido comprobar que cada partida es completamente distinta a la anterior. Los jugadores deberemos hacer un uso muy inteligente de los distintos elementos que tenemos de nuestra parte, esto es, vehículos y otros objetos que podremos explotar para acabar con un gran número de zombis, destrozando partes de los escenarios para diseñar barricadas improvisadas o puentes para alcanzar otras zonas. Las amenazas serán una constante, de ahí que sea muy importante hacernos fuerte en distintas zonas y resistir ante el goteo constante de zombis. Tampoco huir será la mejor opción, ya que estaremos rodeados por todos los lados, por lo que tarde o temprano deberemos llegar a un punto en el que solo cabe disparar sin parar para intentar sobrevivir.

En World War Z nos encontramos en un mundo que vive una situación crítica al surgir una terrible epidemia que está transformando a todos los seres humanos en zombis. Una situación sin control que ha provocado que todas las grandes ciudades se encuentren sumergidas en el más absoluto caos, con miles de criaturas que están arrasando con todo y todos. La civilización se encuentra al borde de la extinción, y tan sólo unos pocos miembros de la resistencia podrán revertir la situación. Para ello, deberemos sobrevivir a los ataques continuos de estas criaturas que no se detendrán hasta acabar con nosotros.

Aunque World War Z se puede jugar en solitario, no cabe duda que sus creadores tenían en mente desde el comienzo ofrecer una experiencia cooperativa para hasta cuatro jugadores. De ahí que el título ofrezca los mejores momentos cuando nos unimos junto con otros jugadores para acabar con los zombis a lo largo de distintos niveles y misiones que se desarrollarán en diversos escenarios como Nueva York, Moscú, Tokio o Jerusalén. En cada una una de estas localizaciones podremos completar distintas misiones y desafíos, que nos permitirán conocer a distintos personajes que se encuentran atrapados, además de recuperar el control de distintas zonas que ahora mismo se encuentran invadidas. Cada una de estas misiones nos presenta distintos retos de dificultad variada, pero que en cualquier caso nos obligarán a la colaboración entre todos los miembros del equipo si no queremos pasar rápidamente al otro bando, el de los zombis.

World War Z

Desde un punto de vista jugable, queremos destacar varios aspectos de una gran importancia en un título de estas características, ya que de lo contrario podrían lastar bastante la experiencia. Nos referimos, por un lado, a un control que responde a las mil maravillas en todo momento a nuestras acciones, así como una cámara en tercera persona que siempre se sitúa en el punto más adecuado para que no tengamos problemas añadidos a la hora de enfrentarnos a cientos de enemigos que aparecerán por todos lados. Asimismo, hay que resaltar que los personajes se mueven con bastante agilidad por los distintos escenarios y el apuntado con las numerosas armas es muy bueno y preciso.

Aunque estamos un título centrado en la acción más pura y dura, se agradece que sus responsables hayan diseñado una trama sencilla pero muy efectiva que añade un plus de interés a la campaña. En concreto, la historia se irá desarrollando a lo largo de 11 misiones de una duración más que considerable y que se irán desarrollando por todo el globo. Algo que nos ha gustado bastante también es que todas estas fases están disponibles desde el comienzo, por lo que siempre estará en nuestras manos elegir el orden en el que queremos afrontarlas. Aunque su duración es variable, nos llevarán unos 45 minutos de media completar cada una de estas misiones. De nuevo debemos incidir en el hecho de que cada partida difiere bastante debido al comportamiento tan imprevisible de las criaturas.

Como ya hemos señalado más arriba, podremos afrontar estas misiones en solitario o, lo más recomendable, con hasta otros tres jugadores más, ya sean amigos nuestros u otros jugadores a través del matchmaking. En el primer caso, la máquina tomará el control de los otros personajes, de modo que también nos ayudará en el combate, seguirá nuestros pasos, buscará cobertura e incluso podrá reanimarnos si caemos en combate. Eso sí, la diversión alcanza niveles muy elevados en compañía de otros jugadores, tal y como os podéis imaginar si sois habituales en el género.

World War Z

A la hora de afrontar la campaña, podemos seleccionar entre cinco niveles de dificultad. Si bien muchos comenzarán por algo intermedio, nuestro consejo es que os lancéis directamente con los dos últimos, ya que el reto será mucho más exigente, pero también gratificante, en especial si tenemos experiencia en propuestas de este estilo. Os aseguramos que la experiencia os encantará, al mismo tiempo que os hará sufrir como pocas veces.

En cada una de las fases deberemos acabar con miles y miles de zombis, en un goteo constante que por momentos llegará a ser agobiante. Además, el juego intenta sorprendernos con nuevas mecánicas y situaciones como cuando tengamos que optar por el sigilo ya que de otra manera sería casi imposible superar ciertas zonas, o cuando debamos parapetarnos en ciertos lugares para intentar resistir distintas oleadas de no muertos que se lanzarán hacia nosotros, para lo cual será muy importante también hacer un buen uso de las armas y el entorno para defendernos. La exploración también juega un papel importante, ya que de este modo podremos encontrar nuevas armas, algunas de un gran poder destructivo, munición o valiosos botiquines.

La comunicación y cooperación será clave si queremos sobrevivir, y más si tenemos en cuenta que no todas las criaturas son iguales, sino que los habrá de distintos tipos, desde los más lentos pero más poderosos a los más ágiles y veloces pero más débiles, pasando por algunos tan temibles como el que, cargado de explosivos, no dudará en lanzarse contra nuestro equipo. Por no hablar de algunos ‘chivatos’ que alertarán al resto de nuestra presencia. Un encanto de zombi que nos hará maldecir a toda su familia de no muertos.

World War Z

Por suerte, para enfrentarnos a tan temibles enemigos contaremos con un completo arsenal de armas que engloba toda clase de rifles, escopetas, ametralladoras, pistolas, armas especiales y explosivas o cuerpo a cuerpo. También podremos escoger entre alguna de las seis clases de personajes disponibles, cada una con sus propias armas y habilidades de comienzo, si bien según vayamos avanzando podremos encontrar nuevas armas por los mapeados. El uso de las armas permitirá obtener nuevos puntos de experiencia con los que podremos mejorar sus características en distintos aspectos como precisión, control, cadencia, cargador, penetración o energía. Igualmente, podremos mejorar las armas con distintos accesorios como mirillas o silenciadores.

El sistema de progresión nos permitirá también ir mejorando la clase de nuestro personaje, lo que a su vez nos dará la oportunidad de adquirir nuevas habilidades y mejoras. De este modo, cada vez contaremos con más posibilidades de sobrevivir ante desafíos y niveles más exigentes. Un planteamiento muy adictivo que, sin lugar a dudas, nos anima a jugar más y más para personalizar a nuestro personaje y ser más poderosos.

La oferta jugable se completa con el multijugador competitivo para un total de hasta ocho jugadores y cinco modos distintos: Dominación de Horda, Combate de Horda, Rey de la Colina, Caza de Vacunas e Incursión de Saqueo. No sólo nos enfrentaremos a los jugadores del otro equipo, sino también a cientos de zombis controlados por la máquina.

Aunque no encontraremos propuestas muy novedosas, sí que resulta un competitivo de lo más divertido y recomendable para todos aquellos que los fans de los multijugadores de estas características. Tampoco faltan la presencia de un gran surtido de mapas extraídos de las localizaciones de la campaña principal.

World War Z

Gráficos de World War Z

Desde un punto de vista gráfico, hay que resaltar el gran trabajo realizado por el estudio, sobre todo a la hora de presentar en pantalla a miles de zombis al mismo tiempo, actuando de manera conjunta pero también con reacciones en solitario sorprendentes, sabiendo adaptarse a los distintos condiciones de las partidas. Pero lo más sorprendente es que, a pesar del gran número de criaturas, el juego goza de una suavidad constante en todas las plataformas, con mención especial a las versiones de compatibles y Xbox One X.

No menos destacable es el gran diseño que presentan todos los escenarios, muy variados y con repletos de posibilidades a la hora de enfrentarnos a los no muertos. También nos ha gustado mucho todo lo relativo a la iluminación y efectos de explosiones. En definitiva, un trabajo de gran nivel.

World War Z

Sonido de World War Z

No es el aspecto más destacable del juego, sin que ello suponga que nos ha decepcionado ya que mantiene un muy buen nivel general. Los efectos de las armas suenan con una gran rotundidad, mientras que los gritos de los zombis nos tendrán en tensión constante. Las voces en inglés también rayan a un buen nivel, mientras que la banda sonora nos aporta ese plus de intensidad necesario en un título de estas características. Por último, indicar que el juego tiene todos los textos en completo castellano.

World War Z

Conclusión de World War Z

Si eres un amante de la acción y los zombis, World War Z es una de las mejores opciones que puedes encontrar a día de hoy en el mercado. Una propuesta jugable que nos recuerda sobremanera a la recordada franquicia Left 4 Dead, con un cooperativo hasta para cuatro jugadores adictivo, divertido e intenso como pocos. Se agradece también que también se pueda disfrutar en solitario y la inclusión de una modalidad competitiva tan tradicional como recomendable si buscas entretenimiento directo sin más pretensiones.

Desde un punto de vista técnico, el juego ofrece un nivel muy elevado, con miles de zombis en pantalla lanzándose hacia nosotros, una IA sorprendente por lo dinámica y adaptativa que resulta a las distintas situaciones que se dan, y una dirección artística brillante en todo lo relativo a los escenarios que visitaremos. Las hordas de los muertos vivientes nos dejan momentos realmente espectaculares e impactantes que entusiasmarán a los seguidores del género.