El carismático BJ Blazkowicz está de regreso en la secuela del magnífico The New Order y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de Wolfenstein II: The New Colossus para PS4, Xbox One y PC.

Hace tres años, MachineGames y Bethesda recuperaban una de las sagas pioneras del género de disparos en primera persona, y lo hacían con The New Order, un brillante título que mantenía la clásica jugabilidad de la saga, la acción más visceral y salvaje, pero además introducía nuevos elementos como el sigilo y algo de aventura. Un título con espíritu retro, tremendamente divertido, irreverente y repleto de casquería. Justo lo que estaban pidiendo todos los fans, de ahí que esta entrega se convirtiera en todo un éxito de crítica y jugadores.

MachineGames se consagraba como uno de los estudios más prometedores gracias al excelente trabajo realizado con primera obra. Además, nos trajo un retorno brillante de BJ Blazkowicz y toda una legión de nazis de nueva generación que nos pusieron las cosas muy difíciles en la realidad alternativa que se nos presentaba en su historia. Y es que aquel título nos trasladaba hasta 1960, pero a una realidad bien diferente a la que conocemos, con los nazis vencedores de la guerra y expandiéndose por todo el mundo para imponer su régimen tirano.

Su éxito fue tal que al poco recibimos una precuela independiente, The Old Blood, que mantenía el altísimo nivel de la campaña principal y nos daba la oportunidad de seguir disfrutando por todo lo alto con este festival de masacrar nazis sin piedad, haciendo uso para ello de un potente arsenal de armas.

Wolfenstein 2

Análisis a fondo de Wolfenstein II: The New Colossus

Con estos antecedentes tan buenos, no podemos esconder que estábamos deseando echarle el guante a Wolfenstein II: The New Colossus, una secuela que, de nuevo, no engaña a nadie: da lo que promete. Y es que debemos tener claro que lo que nos vamos a encontrar aquí es un espectacular shooter en primera persona de la vieja escuela que nos hará disfrutar como enanos mientras acabamos con hordas de nazis, formadas no solo por humanos sino también por toda clase de monstruosas creaciones que nos lo pondrán muy difícil. Se sigue el mismo esquema jugable que los dos títulos anteriores, esto es, disparos, muchos disparos, pero también fases en las que la infiltración y la aventura también juegan un papel importante.

Un planteamiento sencillo pero que sigue funcionando a la perfección desde que Wolfenstein 3D en 1989 asentará las bases del género. Así, debéis tener claro es que las notas predominantes de este nuevo juego, que además lo definen a la perfección, serían la acción visceral y frenética, la espectacularidad y el desenfreno, la aniquilación de toda clase de esbirros nazis, los excesos en las imágenes con toda clase de desmembramientos y escenas gore, así como una jugabilidad clásica pero que también abraza conceptos más modernos.

Por si fuera poco, en esta ocasión se nos presenta una campaña más grande y mejor que las que vivimos en la anterior entrega y su precuela. Pero lo mejor que podemos decir de The New Colossus (y de cualquier videojuego en general), es que estamos ante una obra muy divertida y adictiva que nos mantendrá enganchados al mando durante bastantes horas. Un shooter directo, sin más complicaciones que acabar con todo bicho viviente, que nos mantendrá muy entretenidos con un espectacular despliegue de acción frenética y gore sin control.

Wolfenstein 2

En esta entrega seguimos con la historia de historia de BJ Blazkowicz, quien deberá dirigir la resistencia en unos Estados Unidos que se encuentran bajo el control y opresión nazi en 1961. No os queremos desvelar casi detalles de la historia, pero creemos que merece que la descubráis por vosotros mismos. De hecho, la narrativa es uno de los elementos que más se han potenciado, con multitud de escenas de vídeo que nos irán presentando a los numerosos personajes secundarios, además de servir de hilo conductor de la aventura entre tanta acción. Las escenas cinemáticas suman en su totalidad las 3 horas, dato que nos deja bien a las claras la importancia que el estudio ha querido dar a la trama. Estas escenas de vídeo son de una gran calidad, además de estar repletas de momentos sumamente divertidos y bizarros, con diálogos hilarantes de Blazkowicz con personajes como Anya Oliwa, Paris Jack, Fergus Reid o Irene Engel, entre otros.

Con su país sometido por las fuerzas nazis, B.J. deberá viajar por numerosas localizaciones de América, como Nuevo Mexico, Nueva Orleans, Roswell o una Manhattan devastada, para intentar formar una resistencia que acabe con este régimen invasor que ahora cuenta con más fuerza y máquinas monstruosas que les dan un enorme potencial de guerra. Deberemos reclutar para nuestra causa a los líderes más audaces que aún sigan con vida. Para ello deberemos abrirnos a tiros entre legiones de soldados nazis y über-soldados que cuentan con un poder destructivo demoledor.

La villana del juego será una vieja conocida: la General Frau Engel. Sádica y llena de odio, no tiene ningún tipo de empatía con los prisioneros. Después de la muerte del general Calavera, se ha convertido en la antagonista de B.J., personaje con el que, además, tiene un especial deseo de venganza. No parará hasta acabar con Blazkowick y todo rastro de la revolución. Se trata de un personaje que refleja a la perfección la esencia de la ideología del nazismo: sádica, violenta y con ansias de dominar el mundo. Se nota el interés que se ha puesto en trazar una villana que esté a la altura de nuestro carismático protagonista. Con su pelo rubio y cicatrices en la cara, uniformada según los cánones nazis, tiene una gran presencia en la aventura. Como suele suceder en estas historias, el espectador o jugador en este caso, siente odio hacia ella pero, al mismo tiempo, se ve atraído por su arrebatadora personalidad.

Wolfenstein 2

Centrándonos ya en su jugabilidad, hay que destacar que esta entrega mantiene el mismo esquema jugable que sus predecesores, por lo que la acción y los tiroteos serán los grandes protagonistas de la aventura. La historia se va desarrollando a lo largo de un gran número de misiones que nos presentan situaciones muy variadas en toda clase de localizaciones, evitando de este modo que el desarrollo caiga en la monotonía típica de otros juegos. De nuevo, se ha puesto toda la carne en el asador en su sobresaliente campaña, siendo la única oferta jugable del título. Es de agradecer que todavía haya estudios que apuesten por ofrecer una experiencia de gran nivel para un jugador, en una época en la que lo que dominan son las propuestas multijugador, quedando relegadas las campañas de toda la vida a un papel muy secundario. Esto ha permitido que el equipo desarrollador se haya centrado en ofrecer un modo historia soberbio, que mejora en cantidad y calidad a lo que vimos en sus dos excelentes anteriores obras, con un ritmo constante que no decae en ningún momento y con multitud de momentos épicos que quedarán grabados en nuestras retinas.

Se ha tomado todo lo bueno que tenían los dos títulos anteriores y se ha potenciado con nuevas mecánicas, nuevos elementos jugables y, como ya hemos visto, una narrativa más cuidada. El resultado solo se puede definir como fabuloso, siendo una de las campañas más divertidas, longevas y variadas que hemos disfrutado nunca en shooter alguno. A lo largo de unas 20 horas (más si hacéis todas las misiones secundarias) recorreremos multitud de escenarios controlados por los nazis. Así, viajaremos por lugares tan icónicos como el Área 52, una Manhattan destruida por las bombas nucleares, el monumento de Lincoln, un submarino conocido como El martillo de Eva, New Orleans, la Fortaleza voladora “Ausmerzer Odin”, Roswell y muchos. Todos ellos cuentan a su vez con escenarios bastante grandes y muchísimas opciones para afrontar la acción como más nos guste. Tampoco faltan los diseñados basados en distintos niveles y caminos ocultos que nos permitirán plantear otras estrategias a la hora de abordar a nuestros enemigos o pasar desapercibidos.

El juego se las apaña para sorprendernos a cada momento con nuevos elementos, incluyendo algunas localizaciones bastante singulares, nuevos enemigos, zonas más abiertas que nos dan nuevas posibilidades o enfrentamientos contra imponentes enemigos mecánicos o nazis que cuentan con un gran poder destructivo.

Wolfenstein 2

Desde el primer momento nos daremos cuenta que la acción es una constante en la campaña, para alegría de todos los fans que es precisamente lo que buscan. Pero según vayamos avanzando en la historia nos daremos cuenta que también tienen cabida otros elementos jugables más propios de una aventura, como pueden ser la exploración y el citado sigilo. Aunque no estamos ante un ‘sandbox’, en esta ocasión sí que encontramos algunos escenarios con unas dimensiones bastante generosas que cuentan con varios caminos o bifurcaciones. Además de ofrecernos nuevas alternativas a la hora de afrontar las misiones, estas nuevas rutas nos permitirán localizar nuevas armas, munición, botiquines y los famosos secretos y zonas ocultas que siempre han caracterizado a la franquicia desde sus comienzos.

Como es habitual en la serie, su extensa campaña se centra únicamente en un único objetivo: divertir al jugador de principio a fin. Y a fe que lo consigue gracias a un desarrollo espectacular, repleto de acción y tiroteos de calidad. Una oda a la jugabilidad que, sin duda, todos los jugadores, veteranos y los más jóvenes, agradecerán. Además, podremos adaptar la experiencia en función de nuestra habilidad, ya que el juego cuenta con distintos niveles de dificultad. Ni que decir tiene que lo más recomendable para los más expertos será optar por los niveles más altos, ya que ofrecen un desafío considerable.

Toda la campaña está repleta de momentos increíbles y escenas impactantes que nos harán disfrutar como enanos mientras que descargamos adrenalina contra las tropas nazis. Pero nuestra misión no será nada sencilla, ya que las huestes nazis contarán con un enorme poder destructivo, con toda clase de temibles creaciones que podrán acabar con nosotros en un abrir y cerrar de ojos. Por suerte, vamos a contar con un imponente arsenal de potentes armas, granadas y equipo que nos ayudarán a abrirnos pasos a través de las filas enemigas. Desde armas destinadas a acabar con los enemigos de manera silenciosa como las pistolas o el hacha a otras mucho más destructivas y enfocadas al enfrentamiento directo como el subfusil ‘Maschinenpistole’, el potente’Sturmgewehr’, la escopeta ‘Shockhammer’ o el lanzagranadas ‘Kampfpistole’ o armas pesadas como la devastadora ‘Übergewehr’.

Wolfenstein 2

Por si fuera poco, tendremos la posibilidad de empuñar dos armas libremente y personalizarlas con una amplia gama de modificaciones. Con los kits de mejora podremos personalizar las armas para que se adapten mejor a nuestro estilo de juego. Una opción muy interesante, ya que contaremos con bastantes posibilidades: mirillas, silenciador o cargadores de mayor capacidad. Toda ayuda es poco para intentar acabar con los nazis y salvar a nuestro país y el mundo entero. Además de cumplir con la tarea de acabar con los invasores, también podremos cumplir con una serie de misiones secundarias que dotan a la campaña de una mayor duración si cabe. Estas tareas estarán accesibles al acabar con los comandantes de cada área, lo que nos dará acceso a los conocidos como códigos Enigma. Con ellos, tendremos información sobre la ubicación de otros comandantes.

En definitiva, una campaña increíble que no nos dará ni un segundo de respiro mientras visitamos toda clase de escenarios enfrentándonos a las tropas nazis. Y, como veremos a continuación, con un apartado audiovisual deslumbrante. Un juego imprescindible para todo amante de los shooters.

Wolfenstein 2

Gráficos

Machine Games ha realizado un trabajo impresionante, aprovechando al máximo el potente y versátil motor idTech 6. El resultado es un un apartado visual deslumbrante, con unas texturas sobresalientes, unos modelados de gran nivel y unos espectaculares efectos de luz y partículas que dotan a los tiroteos de una calidad asombrosa. Y lo mejor de todo es que el juego se mueve con una suavidad pasmosa, con los tan deseados 60fps que se mantienen de forma constante en todas las plataformas.

La versión de PC es apabullante, con una nitidez increíble en el caso de que tengamos un equipo que pueda con los 4K. Una versión potentísima que luce de escándalo, aunque hay que destacar que en PS4 Pro el nivel es muy cercano, con una resolución de 1440p que reescala hasta los 4K gracias a la tecnología checkerboard. Por su parte, acompañando su lanzamiento, en unos días se lanzará la actualización para Xbox One X que permitirá igualar el altísimo nivel mostrado en la versión para compatibles.

En cualquiera de las plataformas, el juego ofrece todo un derroche gráfico, gracias también al impresionante realizado a la hora de recrear todos los escenarios y a unos enemigos que cuentan con un diseño magnífico. Por último, cabe mencionar que estamos ante un juego bastante violento, que muestra con absoluto realismo y crudeza escenas de desmembramientos y mucha sangre.

Wolfenstein 2

Sonido

Mantiene el mismo altísimo nivel del resto de apartados de esta producción, con unos efectos para las armas increíbles, que suenan con una rotundidad digna de mención. Es todo un espectáculo poner el volumen total y comenzar a descargar adrenalina mientras escuchamos el estruendo que realiza el armamento. Aunque podría parecer que la banda sonora goza de un papel secundario, la realidad es que nos ha sorprendido por su gran calidad. Por último, como suele ser habitual en todas las producciones de Bethesda, el juego nos llega con un excelente doblaje de todas las voces al castellano, algo especialmente meritorio teniendo en cuenta el gran número de escenas de vídeo incluidas en la campaña.

Wolfenstein 2

Conclusión

Si bien con los dos títulos ya se había ganado el respeto de todos los fans del género, en esta ocasión MachineGames progresa aún más y se posiciona como una de las mejores compañías a la hora de apostar por este concepto jugable. Wolfenstein II: The New Colossus es una oda a la diversión, a la acción más salvaje y a un género que hace casi 30 años inició esta saga. Esta nueva entrega supera, de forma holgada, en todos los aspectos al primer título y su precuela, con una campaña enorme repleta de momentos espectaculares y, sobre todo, tiroteos y escenas impactantes.

BJ Blazkowicz regresa por todo lo alto para volver a hacer lo que mejor sabe: acabar con hordas de enemigos nazis y toda clase de engendros mecánicos en una obra imprescindible para todos los amantes de la acción más visceral. Estamos, sin lugar a dudas, ante uno de los mejores shooters de esta generación, sin que haya hecho falta tener que incluir una faceta multijugador. Ni falta que le hace, ya que son muchos los jugadores que precisamente estamos reclamando más experiencias clásicas para un jugador, y más cuando cuentan con tanta calidad.