Doce años después de su lanzamiento en PC, por fin todos los usuarios de consolas podrán disfrutar de uno de los mejores juegos de rol de acción de la historia. Te contamos todo en nuestro análisis de Titan Quest para PlayStation 4 y Xbox One.

El enorme éxito cosechado por Diablo 2 provocó que surgieran numerosas alternativas que intentaban equiparse al auténtico rey. Multitud de numerosas propuestas, que en mayor o menor medida, se quedaron lejos de llegar a las cotas de calidad que ofrecía el increíble título de Blizzard Entertainment. Sin embargo, casi seis años después de su lanzamiento por fin recibía un contendiente que podía mirar de tú a tú a semejante coloso. Sin lugar a dudas, Titan Quest fue y sigue siendo la mejor alternativa que dentro de este género tan adictivo que cuenta con millones de fans en todo el mundo.

La enorme calidad que atesoraba Titan Quest le hizo ganarse de manera totalmente merecida todos los elogios de prensa y jugadores. Aunque apostaba por el mismo concepto jugable, uno de los grandes aciertos de la obra es no limitarse a repetir la fórmula de éxito, sino también contar con una enorme personalidad e introducir nuevas mecánicas y elementos diferenciadores. De hecho, no son pocos los jugadores que acabaron incluso situando al alumno aventajado por encima del maestro.

Ahora, por fin, los jugadores de consolas podremos disfrutar de un título ya convertido en obra de culto gracias a su apasionante jugabilidad y lo adictivo que resulta, además de por la oportunidad de desplazarnos ante algunas de las civilizaciones antiguas más conocidas. Lógicamente, el tiempo no pasa en balde para nadie, de ahí que esta conversión cuenta con un importante lavado de cara para intentar ofrecer un aspecto gráfico más pulido, además de añadir una serie de novedades y contenidos que iremos viendo a lo largo del análisis.

Titan Quest

Análisis a fondo de Titan Quest

Si nunca hemos disfrutado de Titan Quest, lo primero que debemos saber es que nos encontramos ante un Action RPG puro y duro, es decir, que su jugabilidad se centra sobre todo en la acción y en los combates en tiempo real, aunque se mantienen elementos propios del género de rol, como la mejore de personajes, decenas de objetos y armas para equipar a nuestros protagonistas y la obligación de cumplir numerosas misiones para avanzar en la historia. De hecho, buena parte del juego nos encontraremos combatiendo contra hordas interminables de enemigos, con un sistema de combate muy del estilo de las obras hack and slash. Una fórmula sencilla que se basa en matar, matar y seguir matando, al mismo tiempo que vamos mejorando a nuestro personaje para enfrentarnos a enemigos cada vez más poderoso. Cualquiera que haya jugado a un título que se englobe en este concepto jugable sabe perfectamente lo adictivo que puede llegar a ser, y más cuando cuenta con la calidad y variedad que ofrece este maravilloso Titan Quest.

Black Forest Games nos invita a disfrutar de la misma experiencia del original creado por Iron Lore, por lo que estamos ante un juego de rol y acción que nos lleva hasta la Grecia, el Egipto y Asia de la Antigüedad, además de otros escenarios históricos, para vivir una épica aventura en la que nuestro personaje deberá convertirse en un héroe que deberá enfrentarse nada menos que a los Titanes, antiguos dioses que ahora están cargados de ira. Solo nuestro protagonista podrá enfrentarse a ellos y encerrarlos para que la humanidad y los dioses se encuentre a salvo de esta temible amenaza.

A lo largo de nuestro peligroso viaje deberemos enfrentarnos a temibles enemigos sacados de las distintas mitologías y muchos otros poderosos rivales como Cerbero, entre otros muchos. Por suerte, en nuestra odisea no estaremos solos y contaremos con los consejos del adivino ciego Tiresias que nos irá guiando en nuestra aventura, además de luchar hombro con hombro con leyendas como Agamenón y Aquiles.

Titan Quest

La elección de un tema como es la mitología es uno de los grandes aciertos del juego, por lo irresistible que resulta siempre en cualquier obra. Brian Sullivan, creador de la mítica saga Age of Empires, escogió una temática apasionante y la trasladó de una forma brillante al videojuego. Y es que la ambientación de Titan Quest es fantástica, con multitud de escenarios recreados con todo lujo de detalles que nos permitirán recorrer escenarios como la Grecia clásica, Egipto, Babilonia e incluso China. La riqueza de localizaciones es uno de los grandes aciertos del juego, ya que siempre estaremos deseando progresar para descubrir qué nuevas zonas vamos a explorar.

Grecia será el punto de partida de una aventura que nos llevará decenas de horas completar. En cada uno de los territorios que visitemos nos encontraremos con personajes secundarios que necesitan de nuestra ayuda, en la mayoría de las ocasiones consistente en acabar con un grupo numeroso y peligroso de enemigos que les amenazan. Aquí encontramos otro de los grandes puntos a destacar de Titan Quest: la increíble variedad de enemigos, criaturas y toda clase de personajes mitológicos a los que nos deberemos enfrentar. Este variedad es clave en cualquier ARPG, ya que impide que el jugador pueda acabar aburriéndose de enfrentarse a los mismos. El catálogo de enemigos es apabullante, con el atractivo extra de que muchos de ellos están extraídos de las respectivas mitologías presentes en el juego.

Los comienzos serán sencillos con criaturas que no supondrán mucho esfuerzo derrotar, pero poco a poco nos iremos encontrando con rivales realmente poderosos, además de distintas clases que cuenten cada una de ellas con sus propias características. Como amante de todo lo que tiene que ver con la mitología, me resulta irresistible el poder enfrentarme a criaturas que siempre he visto en las películas clásicas y de las que he leído en libros. Contribuyen no sólo a potenciar la jugabilidad del título, sino también a que el jugador se meta de lleno en la historia. Monstruos y gigantes como cíclopes, zombies, esqueletos, medusas, arpías, momias entre otros muchos, que podrán acabar con nosotros en breves instantes si no tenemos cuidado y estamos suficiéntemente equipados. De ahí que sea también muy importante contar siempre con una importante reserva de pociones de salud para no caer en el campo de batalla, ya que, por lo general, estaremos rodeados de un número muy elevado de enemigos. A repartir cera sin descanso porque el juego realmente, en estos momentos, no nos da tregua.

Titan Quest

Para que nuestra entrada en escena en el juego sea más accesible, los primeros compases del juego vienen acompañados de un tutorial que nos irá guiando en nuestros primeros pasos en la aventura, de manera que podamos ir descubriendo las principales mecánicas y conceptos que deberemos conocer. Aunque estamos un juego que busca la inmediatez y la jugabilidad directa, por lo que en unos pocos minutos ya estaréis dominando su sistema a la perfección.

La historia se va desarrollando mientras cumplimos numerosas misiones principales, obligatorias para seguir avanzando en la trama. Pero como suele ser habitual en cualquier juego de rol, también vamos a emprender multitud de misiones y tareas secundarias que serán también muy importantes para mejorar la experiencia y características de nuestro personaje, además de obtener dinero con el que podremos comprar nuevo equipo y armas para ser más poderosos. Muchas misiones se basan en ir a buscar a cierto personaje, lo que conllevará a buen seguro un enfrentamiento contra un grupo de enemigos, encontrar cierto lugar, acabar con alguna criatura temible que acecha una zona o proteger un poblado de los ataques de algunos monstruos. El juego no requiere más para ofrecer lo que mejor sabe: diversión continúa mientras acabamos con legiones de enemigos. Eso sí, es de agradecer que muchos de los personajes secundarios están extraídos también de los mitos de cada civilización, por lo que también nos contarán algunos detalles y darán información que añaden un plus de interés a la trama.

A diferencia de la saga Diablo y otros títulos del género, aquí no vamos a elegir entre una determinada clase concreta. Elegiremos el sexo de nuestro personaje y ya estaremos dispuestos a cortar cabezas mitológicas desde el comienzo. Sin embargo, según vayamos avanzando en la aventura, iremos especializándonos para diseñar un personaje a nuestro gusto y que se asemeje mejor al estilo que más nos guste de combatiente. Para personalizar a nuestro personaje deberemos hacer uso de los puntos de atributo y las maestrías de habilidad que iremos adquiriendo. A medida que acabemos con enemigos y cumplamos misiones, el juego nos irá premiando con puntos de experiencia que son los que nos permitirán subir el nivel de nuestro personaje. Pues bien, al incrementar un nivel, se nos otorgarán dos puntos de atributos que podremos gastar en una serie de características: salud, fuerza, energía, inteligencia y destreza. Asimismo, se nos darán tres puntos que podremos distribuir entre los distintos tipos de hechizos, siendo estos distintos según la maestría de la habilidad que hayamos seleccionado para nuestro héroe. En total, podremos escoger entre 9 maestrías de habilidad, de manera que cada una nos ofrezca hechizos o magias muy distintas basadas en elementos como la naturaleza, la tormenta, la tierra o la defensa, entre otras. Cada una de ellas ofrecen un tipo de daño, por lo que pueden ser más o menos convenientes para unos enemigos que otros.

Titan Quest

Como vemos, es un sistema mucho más complejo y profundo de lo que podría parecer en un primer momento. Para ampliar aún más el abanico de posibilidades, los hechizos se dividen en activos y pasivos. Los primeros son aquellos que debemos lanzar, mientras que los segundos actúan de forma constante sobre nuestro propio personaje.

Los citados puntos de atributos, por tanto, nos permitirán mejorar a nuestro personaje, lo que a su vez nos dará la oportunidad de controlar armas, equipo, armaduras o escudos más poderosos que iremos encontrando por los escenarios o derrotando a enemigos. Todas ellas requieren alcanzar cierto grado de fuerza, defensa o destreza para ser accesible. Un sistema que ya de por sí resulta muy adictivo, puesto que siempre estaremos deseando mejorar a nuestro personaje para hacerlo más poderoso y así enfrentarnos a misiones y enemigos de más nivel. En este punto, debemos destacar que pocas veces hemos visto un juego que cuente con un catálogo tan descomunal de objetos, armas y equipo como el que nos ofrece Titan Quest. Da igual que llevemos horas y horas de juego, que siempre encontraremos nuevos objetos.

Por su parte, las maestrías de habilidad son también claves para enfrentarnos a los enemigos y jefes más poderosos, de ahí que sea muy importante ir desbloqueando nuevas magias que, a su vez, en muchas ocasiones abrirán otras nuevas en el árbol de poder que ofrece el juego. El número, una vez más, es elevadísimo.

Titan Quest

Eso sí, hay que tener cuidado a la hora de elegir la maestría de habilidad que deseamos para nuestro personaje, ya que es la que nos acompañará durante toda la aventura, no pudiendo cambiar este especialidad. Por suerte, sí que podremos eliminar ciertas magias por otros hechizos nuevos gracias a una serie de mercaderes que encontraremos a lo largo de la aventura, de manera que podamos utilizar los puntos ganados en otras opciones, pero repetimos, dentro de la misma categoría de maestría. Las magias son fundamentales en muchos enfrentamientos, pero su utilización dependerá, como os podéis imaginar, de la energía que consuma, algo que vendrá indicado en pantalla por una barra azul.

Como estamos viendo, el número de posibilidades a la hora de confeccionar a un personaje a nuestro gusto es inmenso, casi diríamos que ilimitado. Es que, además, cada arma, objeto o equipamiento cuenta con sus propias características que influirán en las del personaje, ofreciendo ciertas ventajas o habilidades especiales. En cualquier caso, resulta clave tener un personaje equilibrado, ya que de nada nos servirá ser muy poderosos en nuestros ataques pero luego tener un nivel de protección muy pequeño. Es otro de los grandes alicientes del juego, meternos en el menú de nuestro personaje y estudiar las distintas combinaciones para intentar conseguir el mejor personaje posible. Además, será habitual que en función de los enemigos o la zona debamos cambiar nuestro equipo por otro para intentar sacar provecho de ventajas o habilidades que nos den ciertas armas u otros objetos.

El juego nos ofrece información muy completa sobre nuestro protagonista, incluyendo el nivel, las ventajas que tenemos activas, todo el equipamiento, características y hechizos disponibles. Por otro lado, en el inventario podemos consultar también todas las características de cada equipo, con distintos colores que nos permitan identificar de un simple vistazo su tipología. Según vayamos avanzando en la trama, también podremos ampliar el espacio disponible para nuestro inventario, algo que resulta clave, ya que como ya os hemos comentado, se cuentan por miles los objetos que podremos encontrar a lo largo de la aventura.

Titan Quest

La interfaz del juego resulta sencilla pero muy útil, ya que nos indica en todo momento en pantalla la vida y la energía que tenemos, cada una con su correspondiente barra. También podemos situarnos en el mini-mapa situado en la parte superior derecha. Por su parte, la parte inferior se ha reservado para todas las acciones que podemos realizar: hechizos, cambio de arma o atajos para hacer uso de pociones y otros objetos.

Por otro lado, siempre podremos acceder a un completo mapa que nos ofrecerá toda la información importante: personajes secundarios, zonas, mercaderes, portales para viajar de una zona a otra, objetivos de las misiones o las fuentes de revitalización. Estas últimas nos permiten grabar la partida en cualquier momento.

Como vemos, estamos ante una aventura cuidada al máximo, que cuenta con todos los atractivos propios de este género y con el atractivo de centrarse en distintas mitologías para atrapar al jugador desde el primer momento. La historia nos puede llevar fácilmente unas 50 horas, bastantes más si queremos cumplir con todas las misiones secundarias. Además, la re-jugabilidad está más que asegurada por la posibilidad de afrontar la aventura con un personaje completamente distinto.

Por si fuera poco, cuenta con un magnífico modo cooperativo online hasta para seis jugadores al mismo tiempo que resulta irresistible al poder acometer las misiones en compañía de nuestros amigos. Además, hay que destacar que también se ha incluido el potentísimo editor original que permite crear toda clase de mapas, campañas y contenidos nuevos de una manera muy sencilla, y compartirlos con otros jugadores.

Titan Quest

Desde un punto de vista gráfico, es obvio que doce años son muchos y más en el mundo de los videojuegos, por lo que ya no nos impactan de la misma manera que en el título original. Sin embargo, el fascinante trabajo artístico se mantiene inalterable, por lo que resulta una auténtica maravilla movernos por multitud de escenarios extraídos del mundo antiguo, lo que nos va a llevar por localizaciones tan espectaculares como el Partenón, la Gran Muralla china, las imponentes Grandes Pirámides de Egipto o los Jardines Colgantes de Babilonia, entre otros muchos. Todos ellos recreados con una gran calidad y fidelidad.

Otro aspecto a destacar sobremanera es todo lo relativo al diseño de todos los personajes secundarios y enemigos que parecen el juego, en 3D y con un cuidado exquisito, algo que podremos comprobar mejor al hacer zoom. De nuevo, el paso de los años no pasa en balde y se nota que el trabajo de texturizado se queda ya lejos de los estándares actuales. Pero el conjunto luce genial y la ambientación es una de las mejores que hemos podido disfrutar nunca en juego alguno de este género.

Por último, a la hora de desarrollar esta conversión, se han mejorado algunas texturas y se ha subido la resolución para ofrecer un aspecto más actual, aunque en lo técnico denota que estamos ante una obra ya veterana.

Desde un punto de vista sonoro, el nivel alcanzado sigue siendo igual de bueno que en el original, con unos sonidos muy variados que logran una gran ambientación en todo momento. Igual de acertados son todos los efectos relativos al uso de las armas o hechizos que se darán en las numerosas batallas. Por otro lado, la banda sonora es fabulosa, al dotar a la aventura de un carácter épico y muy espectacular.

Titan Quest

Conclusión de Titan Quest

A pesar del tiempo transcurrido, Titan Quest sigue siendo tan bueno como hace doce años cuando fue lanzado el origina en PC. Gracias a THQ Nordic y Black Forest Games, por fin los jugadores de consolas podrán disfrutar de uno de los mejores juegos de rol de acción de la historia, un rival a la altura de la mismísima saga Diablo, aunque contando con una enorme personalidad propia.

El juego nos trae una fórmula que hemos visto en multitud de juegos, pero Titan Quest la lleva a un nivel de calidad al que pocos títulos pueden aspirar. Un título tremendamente adictivo que engancha desde el primer momento gracias a una jugabilidad sencilla pero que funciona a la perfección.

Una historia apasionante que, además cuenta con el enorme atractivo de ambientarse en las civilizaciones antiguas y sus respectivas mitologías. Miles de enemigos que combatir en espectaculares combates en tiempo real mientras mejoramos a nuestro personaje con multitud de alternativas. El divertidísimo multijugador y su potentísimo editor dotan a Titan Quest de una duración casi interminable.

Puede que en lo técnico el juego haya quedado algo anticuado, pero su maravilloso apartado artístico y su magistral propuesta jugable compensan sobradamente este aspecto. Así que no podemos más que recomendarte un título imprescindible para cualquier amante del género.