Ya está aquí el regreso de una de las mejores sagas arcade de carreras de la pasada generación, y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de Team Sonic Racing para Xbox One, PS4, Nintendo Switch y PC.

Después de dar conclusión a Crackdown 3, Sumo Digital retorna a un género en el que cuenta con una gran experiencia y con el que se encuentra mucho más a gusto. Además, en esta ocasión no tiene que recoger el trabajo tortuoso que le habían dejado otras compañías, sino que se ha encargado de su desarrollo desde el comienzo, con el apoyo de la propia SEGA. Los británicos recuperan una saga que nos dejó grandes momentos en la pasada generación, sin lugar a dudas una de las más destacadas del género de la velocidad al más puro estilo Mario Kart.

A pesar de que la serie nunca ha escondido que su gran referente es la aclamada serie de Nintendo, también ha sabido coger elementos de otras franquicias como el mítico Diddy Kong Racing de Nintendo 64 e introducir otras características propias para dotar a su producto de una gran personalidad propia.

Tras dos grandes entregas, llega la hora de disfrutar de este Team Sonic Racing, que mantiene la esencia de los anteriores títulos pero que al mismo introduce importantes novedades y mejoras que perfeccionan el producto y que, al mismo tiempo, le permiten distanciarse aún más de otros competidores como el citado Mario Kart o el próximo Crash Team Racing Nitro-Fueled.

Team Sonic Racing

Análisis a fondo de Team Sonic Racing

Esta tercera entrega vuelve a ofrecernos intensas, alocadas y divertidísimas carreras de karts a toda velocidad en las que todo vale con tal de llegar los primeros a la meta y también ayudar a nuestro equipo. Sí, hemos dicho bien, porque como iremos viendo a lo largo del análisis, una de las grandes novedades es la conducción en equipo, lo que añade un componente estratégico a las carreras.

De nuevo, podremos recorrer numerosos circuitos repletos de detalles y con muchos caminos alternativos y sorpresas que deberemos ir descubriendo, además de tener la opción de elegir entre 15 pilotos extraídos del universo Sonic. Pero no se tratará de dominar las carreras, apurar en nuestros derrapes para ganar esas décimas tan valiosas, sino que también deberemos hacer un uso inteligente de los distintos objetos defensivos y ofensivos para tener opciones de quedar en los primeros puestos.

A diferencia de lo que pasaba en sus antecesores, en esta ocasión, la saga protagonizada por la mascota de Sega es la única que ha sido reflejada en el juego, eliminando a otros personajes y escenarios de la compañía nipona. El motivo dado por sus responsables es que querían centrarse completamente en el universo Sonic, contar una historia perfectamente identificable por todos los fans del puercoespín azul. Es una decisión que puede ser debatida sobre si acertada o no, pero la realidad es que el juego se siente mucho más desarrollado, todo un homenaje a la serie, con constantes referencias a sus personajes, mundos e historia.

Team Sonic Racing

Es importante saber que todos los personajes se dividen en tres tipos (velocidad, técnica y potencia). De ahí que sea muy importante seleccionar aquel que se adapte a nuestro estilo de conducción. Además, cuando corramos en equipo, es clave hacer un grupo compensado que nos permita tener más oportunidades de tener éxito.

Como hemos anticipado ya, no correremos en solitario, sino que iremos acompañado de otros dos pilotos. Se cumple aquello de cuando el todo es mayor que la suma de las partes. Se trata de que colaboremos y nos ayudemos para intentar ser el equipo ganador la final del equipo, para lo cual se introducen importantes mecánicas como los turbos en conjunto, el rebufo o ayudar a tus compañeros cediendo objetos. Es aquí donde encontramos el gran valor de esta entrega respecto a otras sagas, y la verdad es que funciona a la perfección, añadiendo un plus de emoción, tensión a las carreras, ahora mucho más imprevisibles.

Estamos ante un juego muy completo en cuanto a modalidades de juego y opciones, por lo que vamos a tener bastante contenido para disfrutar durante mucho tiempo. El más destacable es, sin lugar a dudas, el modo historia, que nos sorprenderá por contar hasta con su propio argumento, diálogos entre carreras, y multitud de pruebas muy variadas.

Team Sonic Racing

Lógicamente, estamos hablando de un juego de velocidad, por lo que no esperéis una trama muy desarrollada, pero sí que gustará a todos los fans de Sonic, con diálogos en perfecto español que nos motivarán para los siguientes eventos. Deberemos ir desbloqueando carreras, grandes premios y pruebas muy diversas que se irán desarrollando por distintos mundos. Nos ha gustado mucho la variedad de desafíos que se nos plantean, que impide que se caiga en la rutina. Estas pruebas estarán divididas en tres niveles de dificultad, lo que determinará el número de puntos que podremos conseguir, con los cuales a su vez podremos adquirir nuevas piezas para mejorar nuestros vehículos.

Al mismo tiempo que disfrutamos por todo lo alto con esta modalidad, podremos conocer mejor los circuitos, aprender las técnicas cooperativas que mejores réditos nos ofrecerán y mejorar nuestros karts. Uno de los modo aventura más completos que hemos visto en juego alguno del género, lo que demuestra que Sega ha escuchado las demandas de los usuarios, cuidando al extremo esta modalidad. Hablar de duración en un título de estas características es muy relativo y más cuando cuenta con una inmensa rejugabilidad si queremos desbloquear todo el contenido y mejorar nuestros tiempos y puntuaciones en las tables de clasificación. Pero alcanzar el final de la historia nos puede llevar unas 10 horas, aunque os aseguramos que seguiréis jugando mucho más. Además de jugando en solitario, también podremos disfrutar este modo en cooperativo, lo que potenciará aún más si cabe la diversión de esta modalidad.

Pero aquí no acaba todo, ya que también podremos competir en un gran número de grandes premios, todos aquellos que ya hayamos desbloqueado o carreras únicas, una opción ideal para practicar y aprendernos los circuitos al dedillo, mientras que en Crono nos lanzaremos a superar los mejores tiempos.

Team Sonic Racing

Tampoco falta la faceta multijugador, tan divertida como acostumbra el género y con el aliciente de permitir hasta 12 jugadores en cada carrera. Tampoco falta un interesante modo de pantalla partida hasta para 4 personas, una opción casi olvidada en los últimos años y que seguro que muchos jugadores agradecerán.

Recuperando el multijugador, nay que señalar que el funcionamiento es simplemente perfecto, con una suavidad constante y sin tirones en ningún momento aún cuando se juntan muchos personajes y elementos visuales en pantalla. Los desarrolladores han pulido mucho el funcionamiento para que podamos disfrutar de las emocionantes carreras en equipo. La gran variedad de pilotos, circuitos y opciones disponibles garantizan una gran durabilidad.

La jugabilidad es muy accesible, fácil de controlar, pero al mismo tiempo exige de bastante tiempo para dominar los circuitos y conseguir buenos resultados, sobre todo en su modalidad en línea. El sistema de control es muy sencillo y funciona muy bien, de modo que solo tengamos que centrarnos en acelerar, derrapar en las curvas para conseguir miniturbos y utilizar los objetos. Pero más importante es algunos conceptos nuevos como el rastro que dejará el líder de cada equipo, el cual permitirá que ganen impulsos sus compañeros si pasan por encima. Asimismo, con esta técnica, el rebufo o transfiriendo objetos podremos rellenar la barra de megaturbo que, como os podréis imaginar, resulta clave para provocar un cambio inesperado en los momentos finales de cada carrera.

Como vemos, sus creadores ha cumplido de manera sobrada cuando anunciaron que la cooperación sería la gran incorporación de la jugabilidad de esta entrega. Y la verdad es que el resultado final nos ha gustado mucho, ofreciendo unas carreras apasionantes de las que resulta difícil no sentirse atrapado rápidamente. Hay que agradecer al estudio británico que no hayan ido a lo fácil, sino que han arriesgado añadiendo este componente táctico a las carreras gracias al juego por equipos.

Team Sonic Racing

Gráficos de Team Sonic Racing

El apartado visual luce muy bien, siendo uno de esos juegos bonitos de ver. Se ha utilizado el mismo motor gráfico que sus antecesores, pero se ha exprimido al máximo para ofrecer un producto muy superior. Destaca por su fabuloso colorido, el gran diseño de circuitos y su imponente sensación de velocidad, sobre todo en los niveles más altos de dificultad.

Cada uno de los recorridos ha sido recreado con todo lujo de detalles y una ambientación fabulosa. La variedad es total y están basados en los escenarios y nivelas más míticos de Sonic. Todo un homenaje a la saga que encantará a todos los fans. Además, debemos tener en cuenta que casi todos estos circuitos cuentan con atajos ocultos y distintas rutas alternativas que serán muy importante conocer.

Team Sonic Racing

Sonido de Team Sonic Racing

Por su parte, la banda sonora, creada por el conocido compositor Jun Senoue, raya a un grandísimo nivel, con multitud de temas muy animados que ambientan a la perfección los circuitos. También hay que sumar unos efectos sonoros muy variados y alegres que animan más si cabe las pruebas. Por último, hay que agradecer que se hayan incluido voces en español. Un gran trabajo.

Team Sonic Racing

Conclusión de Team Sonic Racing

Team Sonic Racing es un divertidísimo título de velocidad, repleto de contenido para disfrutar tanto en solitario como con nuestros amigos u otros jugadores. Pero lo mejor de todo es la inclusión de los equipos, gran novedad de esta entrega, añadiendo un componente táctico a cada carrera.

La jugabilidad es muy accesible, pero al mismo tiempo se adapta a cada tipo de usuario para que todos puedan disfrutar al máximo con un juego con una inmensa rejugabilidad. Un control arcade que funciona a la perfección, con carreras que se desarrollan a una gran velocidad.

Lo nuevo de Sumo Digital mejora en todo a sus predecesores, añadiendo nuevos circuitos, pruebas y modalidades de juego. En definitiva, una obra de lo más recomendable para todos los amantes de los arcade de conducción, en especial para los fans de los títulos de karts.