Una de las aventuras gráficas de corte clásico más aclamadas está de vuelta, y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de Syberia para Nintendo Switch, consola que recibe un título imprescindible para todos los amantes del género y también para aquellos que quieran introducirse en este concepto jugable con una obra de gran calidad.

Como todo en la vida, los gustos y modas de los jugadores van cambiando con el paso de los años, de manera que hay géneros que destacan más en una época que otra. Sin embargo, plataformas y aventuras gráficas persisten, con mayor o menor peso, con el paso de los años, y cuentan con una legión de seguidores ávidos de nuevas experiencias o revivir aquellos grandes títulos que hicieron historia.

Al igual que los títulos de plataformas tenían su principal plataforma las consolas, las aventuras gráficas encontraban en el PC su hogar preferido. Desafiantes puzles que retan nuestro intelecto, un ritmo pausado e historias (por lo general) muy trabajadas son solo los principales pilares sobre los que se sustenta este género. Aunque las nuevas plataformas han permitido introducir nuevas mecánicas y ofrecer propuestas diferentes, los jugadores normalmente se decantan más por el estilo clásico de sagas tan conocidas como Monkey Island, Indiana Jones, Maniac Mansion, Loom, El Día del Tentáculo o la serie Syberia. Precisamente esta última ha regresado hace poco con su esperada tercera entrega y debuta en Switch. La nueva consola de Nintendo es una plataforma ideal por su concepto híbrido para disfrutar en cualquier sitio de las aventuras gráficas. De ahí que sea motivo de alegría no sólo que reciba el genial Syberia, sino también sus dos entregas posteriores que irán llegando en las próximas fechas.

Si somos amantes de las aventuras gráficas de corte clásico o simplemente buscamos introducirnos en el género, no encontramos mejor opción alternativa que hacernos con Syberia y, de este modo, introducirnos en una serie fascinante, que no solo sigue al pie de la letra los cánones del género, sino que al mismo tiempo realiza reinvenciones atrevidas y añadía nuevas mecánicas respecto a los títulos más clásicos. Todo ello en un momento en el que este género vuelve a vivir un gran momento.

Syberia

Análisis a fondo de Syberia

Centrándonos en esta primera entrega, Syberia nos trae todo lo que los jugadores más deseamos cuando nos ponemos delante de este género narrativo de los videojuegos: una rica y atractiva historia, multitud de personajes, una inmensa cantidad de puzles bastante ingeniosos y una gran variedad de escenarios diferentes que deberemos recorrer para progresar en la historia. Ingredientes todos ellos que, al igual que sucedía en el título original, se mantienen intactos en esta versión que no deja de ser un ‘port’ idéntico.

A pesar de que han pasado la friolera de 15 años desde el lanzamiento del original en PC, la aventura creada por Benoit Sokal mantiene su gran calidad intacta. No en vano, estamos ante uno de los títulos más recordados del género que nos trajo el nuevo milenio. Aunque mantiene los elementos característicos de las aventuras clásicas, parte de su éxito fue introducir un enfoque moderno, una vuelta de tuerca a lo que ya conocíamos y un apartado visual que en aquel entonces nos fascinó. Lógicamente, mucho han evolucionado los videojuegos desde entonces, por lo que el apartado técnico ya no puede impresionar como entonces, pero sí su magnífica dirección artística, con un mundo creado para el juego verdaderamente fascinante. Toda una delicia que se mantiene inalterable en su debut en la consola híbrida de la Gran N.

Como no podía ser de otra manera, la historia es uno de los principales atractivos del juego. Una trama apasionante de principio a fin que nos pone en la piel de la abogada Kate Walker, a quien se la encomendará la misión de supervisar una antigua fábrica de autómatas situada en un inhóspito lugar de los Alpes. Poco podría imaginar que lo que parecía una tarea muy sencilla acabaría teniendo grandes consecuencias en su vida.

Syberia

Nuestra protagonista recorrerá distintos escenarios europeos con el objetivo de encontrar a Hans, un personaje clave para descifrar el secreto que esconde Syberia. Un viaje apasionante que tendrá grandes implicaciones en el devenir de los acontecimientos. Como vemos, una trama que cuanto menos resulta de lo más atractiva y un excelente punto de partida para una aventura de una duración bastante considerable. No queremos destripar nada más de la trama, ya que parte del atractivo de un juego de estas características es precisamente ir descubriendo su historia, pero sí que os podemos garantizar que os va a tener enganchados de principio a fin. Descubriremos ricos y variados escenarios y entraremos en contacto con una gran variedad de personajes con un rico trasfondo. No faltarán los giros inesperados, las sorpresas y un tramo final que nos mantendrá en vilo.

Como toda buena aventura gráfica que se precie de serlo, el jugador deberá estar muy atento a todos los diálogos con otros personajes y explorar hasta el último rincón del escenario, con el objetivo no sólo de encontrar pistas con las que resolver los numerosos puzles, sino también empaparnos más de su historia. El ensayo y error es clave en su desarrollo, así como el ingenio del jugador y la lógica para resolver los variados y originales rompecabezas que nos esperan. Será algo habitual quedarnos atrapados en una determinada zona hasta dar con la solución a un problema que nos impedía seguir nuestra aventura. De ahí que sea clave probar todo aquello que se nos ocurra y equivocarnos una y otra vez hasta encontrar la solución al desafío de turno.

Al igual que sucedía con el gran The Longest Journey, Syberia también intentaba revolucionar el modo en el que se desarrollaba la historia, con un apartado técnico y artístico que juegan un papel muy importante, formando parte esencial de la narrativa. La narrativa se pone al servicio de la trama para captar el interés del jugador en un mundo que mezcla la realidad con la ciencia ficción y que explora nuevos horizontes tanto narrativos como jugables.

Syberia

El juego nos invita a disfrutar de sus ricos diálogos y de características tan habituales del género como la utilización y combinación de objetos entre sí, la exploración de los escenarios para encontrar las pistas que nos permitan encontrar la solución al enorme tinglado en el que nos vemos inmersos sin esperarlo.

Los entornos pre-renderizados permite ofrecer localizaciones mucho más realistas y, al mismo tiempo, mejor integradas en el universo del juego. Repletos de detalles, estos entornos realizados en tres dimensiones permiten ofrecer puzles muy imaginativos y creativos. De hecho, no será nada raro que nos quedemos atrapados en una zona sin saber muy bien qué debemos hacer, hasta que una bombilla se nos ilumine en lo más alto de nuestra cabeza y demos con la solución al rompecabezas. Todos estos desafíos están perfectamente integrados en los escenarios, lo cual suponía ya entonces una novedad importante respecto a las clásicas aventuras en dos dimensiones.

También estamos ante una de las primeras aventuras que apostó por un marcado carácter cinematográfico, para lo cual no dudará en jugar con los ángulos de la cámara y con distintos encuadres que nos permitan fijarnos en puntos importantes de los escenarios. Por todos ellos Kate se podrá mover en cualquier dirección, lo que también confiere a la obra de unas mecánicas menos encorsetadas que antaño.

Syberia

El sistema Point&Click clásico se ha adaptado a la perfección a Switch, de manera que con el stick moveremos a Kate por todos los escenarios, mientras que con el botón A interactuamos con los distintos puntos clave de los escenarios. Por su parte, el botón X nos ofrece información sobre las acción que podemos desarrollar y el botón Y nos da acceso al inventario donde se acumulan todos los objetos que tenemos en ese momento. Los gatillos nos permiten correr y el botón L sirve para llamar con nuestro teléfono móvil, un elemento clave para obtener información vital en determinados momentos. Por último, con B cancelaremos cualquier acción.

Este sistema de control resulta perfecto, respondiendo siempre con exactitud a todas nuestras acciones. De este modo, tan sólo nos deberemos centrar en interaccionar con los escenarios y personajes, además de encontrar solución a los rompecabezas. Os aseguramos que muchos de ellos van a requerir que exprimamos nuestras neuronas al máximo, aunque es de agradecer que todos suelan responder a un patrón lógico. No es un juego sencillo, pero tampoco imposible, un desafío incluso para los jugadores más experimentados. Siempre podremos optar por consultar alguna guía o vídeo de Internet, pero nuestro consejo es que volváis a explorar los escenarios, repaséis las conversaciones anteriores, observéis todo con detalle y probéis con vuestros objetos hasta dar con la solución.

El tiempo no corre en balde para nadie y menos aún para los videojuegos. De ahí que el apartado gráfico no sorprenda tanto como hace 15 años, pero por la propia tecnología utilizada y el genial diseño artístico, el juego sigue luciendo muy bien en su debut en Switch, incluso diríamos que nos ha sorprendido gratamente. El único pero lo encontramos en las cinemáticas, que sí que se ven resentidas por el paso del tiempo.

Syberia

El diseño de todos los escenarios y personajes me sigue cautivando como la primera vez que jugué la aventura hace 15 años. Todos gozan de un gran cuidado y una enorme personalidad que los hace destacar. El trabajo realizado a la hora de recrear cada localización y elemento de la pantalla denota el enorme mimo que puso en la obra su creador y el resto del equipo.

No menos destacable es el apartado sonoro, con una banda sonora de enorme calidad que ambienta a la perfección nuestro viaje por esta apasionante aventura. Aunque en un plano más secundario, los efectos de sonido también mantienen el tipo.

Syberia

Conclusión de Syberia

A pesar de que nos encontremos ante un título con década y media a sus espaldas, sigue sorprendiendo por su enorme calidad y riqueza. Nintendo Switch recibe una magnífica aventura gráfica, muy recordada por todos los fans, en una gran conversión que, además, cuenta con el gran atractivo de poder disfrutarse en cualquier lugar gracias al carácter híbrido de la consola.

Su magnífica historia, sus originales y sorprendentes puzles, sus brillantes diálogos o sus personajes son solo algunos de los alicientes de un título que merece ser disfrutado por cualquier amante del género. Por si fuera poco, cuenta con una duración más que considerable y unos personajes secundarios tan intrigantes como apasionantes.