El terror llega la consola híbrida con un fascinante título, y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de Outlast: Bundle of Terror para Nintendo Switch.

La nueva plataforma de Nintendo sigue potenciando su catálogo con propuestas de todo tipo que tocan todos los géneros. Así, en esta ocasión debuta una serie que ha cosechado un gran éxito en los últimos años. Y es que hace más de cuatro años, Outlast supuso todo un soplo de aire fresco para los survival horror con su lanzamiento en PC. Aquella primera entrega recibió excelentes críticas tanto por la prensa especializada como por los propios jugadores. Un gran reconocimiento que posteriormente llegará a PlayStation 4 y Xbox One. Ahora, es Switch la que se dispone a recibir todos los títulos lanzados hasta ahora; primero, la primera entrega y su expansión en este pack que hoy analizamos, y a finales de este mes llegará su secuela (lanzada hace escasos meses en el resto de plataformas).

Desarrolladores que habían trabajado en grandes compañías del sector fundaron la compañías Red Barrels con el objetivo de ofrecer una experiencia inmersiva dentro de un género que cuenta con toda una legión de seguidores. Así es como surgió Outlast, un survival horror que cuenta con todos los ingredientes clásicos del género: terror, suspense, aventura, supervivencia y mucha, muchísima tensión. Para lograr una experiencia más terrorífica, se aposto por mostrar la acción con una perspectiva en primera persona y por hacer de nuestro protagonista un personaje muy vulnerable que casi no tendrá ningún medio con el que defenderse. Es más, la acción no viene dada por los disparos, sino por las persecuciones y momentos de tensión que viviremos en un escenario de locura en el que no podremos estar tranquilos ni un solo segundo. Ingresar en un misterioso y oscuro sanatorio nunca puede ser una buena idea si lo que buscamos es tranquilidad.

Outlast Switch

Análisis a fondo de Outlast: Bundle of Terror

Pronto nos daremos cuenta que este lugar perdido esconde el mal en su interior. Nuestro protagonista, el periodista Miles Upshur, acudirá a este hospital psiquiátrico para investigar una denuncia anónima que ha recibido. Pronto descubrirá que algo muy terrible ha pasado en su interior, que ahora da la sensación de estar abandonado, pero nada más lejos de la realidad, en su interior vamos a cruzarnos con unas temibles criaturas. Además de intentar cumplir nuestra misión, descubrir que ha sucedido entre sus paredes, nuestro objetivo máximo será sobrevivir en la oscuridad y la más absoluta locura. Terror del bueno, que entusiasmará a todos los amantes de este concepto jugable, ya que la tensión, los sustos y el miedo serán una constante en todo momento.

No somos un héroe de acción, por lo que no contaremos con armas para defendernos, pero con un aliado inesperado que será clave para lograr sobrevivir: nuestra videocámara. Con ella podremos no sólo dar luz a nuestro deambular por sus oscuros escenarios, sino que también nos permitirá encontrar pistas y darnos cuenta de posibles amenazas. Pero claro, esta cámara consume energía, por lo que será clave hacer uso de ella de manera inteligente, ya que sino en el peor momento nos podremos quedar completamente a oscuras. Por suerte, por los escenarios podremos encontrar pilas que alarguen su autonomía.

El juego consigue con gran acierto que el jugador se meta de lleno en una aventura en la que de primeras casi no sabe nada. Poco a poco, investigando por el sanatorio y leyendo distintos documentos podremos conocer nuevos detalles que nos revelen lo que realmente ha pasado ahí dentro. El argumento está cargado de suspense y consigue que el jugador se mantenga pegado a la consola sin pestañear.

Outlast Switch

Como buen exponente del género, Outlast logra una gran inmersión por parte del jugador. Para ello, nos ofrece un escenario terrorífico, en el que el mal campa a sus anchas. Además, aquí hay que sumar un elemento extra que añade un plus: la oscuridad presente en muchos de sus escenarios. En este escenario de pesadilla viviremos momentos sumamente angustiosos que nos obligarán a tener mucho cuidado a la hora de realizar cualquier movimiento y acción. Pronto nos daremos cuenta también de que este edificio es un auténtico laberinto, que parece que se ha diseñado para jugar al gato y el ratón.

Mientras nos movemos por las distintas habitaciones y dependencias de este lugar, deberemos encontrar pistas que nos ayuden no solo a sobrevivir, sino también a averiguar lo que unos doctores hicieron con sus pacientes. No os queremos desvelar nada, pero ya os podréis imaginar que nada bueno.

Pero no os dejéis engañar, ya que a pesar de que no contemos con un arma, la acción será también una constante, con un ritmo frenético que viene determinado por las persecuciones que viviremos por sus pasillos y habitaciones, intentando escapar de los pacientes que habitan en su interior y de temibles criaturas que se encuentran en su interior.

Outlast Switch

Y es que dos elementos jugables claves de la campaña son las persecuciones y encontrar un sitio donde escondernos. En cualquier momento podremos cruzarnos con un enemigo, y si se dan cuenta de nuestra presencia, comenzará nuestra pesadilla porque nos perseguirán sin descanso para acabar con nosotros. En algunas ocasiones lo mejor será intentar evitarlos, pero cuando no sea posible, deberemos correr intentando escapar de ellos. Para ello, será fundamental lograr esconderse en algún sitio que nos permita mantenernos a salvo, ya sea dentro de un armario, debajo de una cama o detrás de un mueble. En esos momentos la tensión será máxima ya que los pacientes seguirán buscándonos. De ahí que sea clave observar sus movimientos, sus rutinas y no precipitarnos. Precisamente, en estos momentos, la oscuridad será nuestra aliada, ya que nos permitirá permanecer escondidos a la sombra para intentar no ser detectados.  Una idea que ha sido exprimida al máximo para ofrecer una experiencia angustiosa, muy del estilo de lo que vimos el año pasado en el magnífico Resident Evil 7.

Uno de los grandes atractivos del juego es que logra mantener la tensión y el ritmo de manera casi constante de principio a fin, algo realmente meritorio. Aunque no estamos ante un juego especialmente extenso, sí que nos puede llevar unas 8 horas completar su campaña principal, más otras 3-4 su expansión. A pesar de lo que pudiera parecer, hay una gran variedad de escenarios, que en todo momento potencian el aire de misterio y tensión de la obra. Además, lógicamente, aunque poco a poco conozcamos mejor las mecánicas protagonistas de la aventura, el título nos sorprende con nuevas situaciones, sustos y enemigos más temibles.

El esquema jugable es bastante sencillo, lo que permite que sea perfectamente disfrutable por cualquier jugador desde el primer momento. Para intentar ayudarnos en nuestro tránsito por este inhóspito lugar, el protagonista va añadiendo notas que nos ofrecerán pistas sobre cuál debe ser nuestro próximo objetivo.

Outlast Switch

Regresamos en este punto a nuestra herramienta más importante: la videocámara, clave si queremos sobrevivir, ya que en muchas ocasiones la oscuridad será casi total. De ahí que sea un foco de luz de gran ayuda, sobre todo, cuando hacemos uso de la visión nocturna que incorpora para movernos por sus pasillos y habitaciones. En cuanto hagamos uso de esta utilidad, comenzará a bajar el indicador de baterías, por lo que debemos usarla con precaución y, sobre todo, explorar hasta el último rincón para encontrar pilas que den más energía a la cámara. Los momentos más angustiosos del juego tendrán lugar cuando haya un paciente en las cercanías y no contemos con luz suficiente.  También hay que destacar el uso del zoom de la cámara, ya que nos ofrecerá la oportunidad de observar más allá de nuestra vista y, de este modo, anticipar ciertos peligros.

Resulta muy importante movernos despacio, ya que muchas veces a la vuelta de un pasillo o al abrir una puerta nos encontraremos con un peligro. Si se produce un encuentro imprevisto, deberemos huir e intentar lograr un sitio en el que poder escondernos o mantenernos a salvo. El diseño de los niveles está muy cuidado, de manera que muchas veces nuestro protagonista podrá utilizar los escenarios a su favor, ya sea para esconderse, atravesar espacios estrechos o acceder a ciertas plataformas o alturas. Por suerte, el control responde a la perfección a todas nuestras acciones, siendo siempre muy fluido y ágil. No sólo podremos correr, saltar o deslizarnos, sino que Miles también podrá asomarse en las esquinas para intentar observar sin ser descubiertos; esta acción tendrá una gran importancia en el juego. Asimismo, a la hora de abrir puertas, podremos abrirlas de golpe (algo que haremos mucho cuando nos estén persiguiendo), o por el contrario, abrir poco a poco para observar que hay al otro lado y tener más seguridad.

Somos totalmente vulnerables, de ahí que jamás debamos optar por el enfrentamiento directo, ya que vamos a morir seguro. Es decir, se trata de evitar a los enemigos, y cuando no se pueda, huir, escondernos o alcanzar zonas seguras. La IA tiene un nivel bastante notable, con sus fallos lógicos, pero con una insistencia que garantiza que nos encontremos en tensión continúa. Y es que ante una amenaza o una persecución, la adrenalina se disparará.

Outlast Switch

Hay que destacar también en este punto la importancia que tiene el sonido, no solo porque potencia el ambiente tenso y angustioso del juego, sino que nos será de gran ayuda. Escuchar los pasos en la oscuridad o cómo un ser nos busca, serán claves para intentar mantenernos a salvo. De ahí que os recomendemos siempre jugar con volumen alto para detectar cualquier posible presencia cercana.

Como ya sabréis, además del título principal, en su estreno en Switch, Outlast llega acompañado del DLC Whistleblower, que nos permitirá descubrir lo que sucedió antes de la llega de Miles. Para ello, nos pone en esta ocasión en la piel de Waylon Park, un informático que llegará hasta el manicomio Mount Massive justo antes de que sucedan los terroríficos acontecimientos que tuvieron lugar en su interior. De ahí que tanga también un gran valor este contenido, ya que en esta precuela podremos conocer nuevos detalles sobre la historia. Aunque el escenario es el mismo, descubriremos nuevas localizaciones, como un comienzo que tendrá lugar en las plantas subterráneas.

Por lo demás, el desarrollo es muy similar: sustos, tensión, persecuciones, sigilo y el uso de la cámara para ver en la oscuridad y también hacer zoom para ver zonas más alejadas. Más de lo mismo, pero cuando el resultado es tan bueno, pues no nos podemos quejar, sino que agradecemos tener más horas de diversión y terror. Aunque su duración no es muy extensa (3-4 horas), supone un añadido bastante interesante, con la presencia también de nuevos y temibles enemigos.

Outlast Switch

Centrándonos en su apartado gráfico, lógicamente lo primero que debemos destacar es su magnífica ambientación, con momentos geniales y muy terroríficos que entusiasmarán a los amantes del género. El edificio por el que nos moveremos ha resultado ser un escenario perfecto para un título de estas características. El diseño del sanatorio es soberbio, poniéndose en todo momento al servicio de la jugabilidad y de la propuesta tan tensa que se quería ofrecer a los jugadores. Todas las habitaciones y pasillos cuentan con elementos que dotan de mayor valor a todo el conjunto.

El uso de la luz y la oscuridad es soberbio, algo que se aprecia aún más cuando utilizamos la cámara para ver mejor en escenarios tan lúgubres. De hecho, en muchas ocasiones la oscuridad también será nuestra aliada, ya que nos permitirá escondernos o mantenernos a salvo de los peligros que nos acechan en cada esquina.

También hay que destacar el diseño de los distintos seres que habitan este lugar, terroríficos y bastantes variados. Puede que las animaciones no estén al mismo nivel, sin que ello suponga decir que están mal, algo toscas pero efectivas en todo caso. Ni que decir tiene que la perspectiva en primera persona le sienta genial al juego, ofreciendo un grado de inmersión total.

Desde un punto de vista técnico, esta versión para Switch mantiene un altísimo nivel en todo momento, con una optimización muy bien conseguida que no tiene nada que envidiar al resto. Lógicamente, la resolución es inferior al del resto de plataformas, pero ofreciendo un excelente valor en el dock (cercano a los 1080p) y el máximo disponible en modo portátil: 720p. En ambos casos el juego corre, eso sí, a 30 fps.

Además de los sobresalientes efectos de sonido de los que ya hemos hablado, hay que destacar también una banda sonora que potencia los momentos más tensos y angustiosos del juego. Las voces se mantienen en su versión original en inglés (aunque tampoco es que haya muchas), pero todos los textos están completamente traducidos al español.

Outlast Switch

Conclusión de Outlast: Bundle of Terror

Switch recibe un magnífico exponente del género survival horror, cargado de terror y tensión, con momentos memorables que quedarán guardados en nuestra retina. Una ambientación sublime para un título en el que nuestro protagonista no contará con armas para sobrevivir, sino con una cámara y también el uso inteligente de la oscuridad y los escenarios. Un título que cautivará a todos los amantes del género que, además, ahora podrán disfrutar de la aventura en cualquier lugar gracias al carácter híbrido de la plataforma. Por último, destacar el atractivo extra de incluir en el mismo pack el título original y su precuela.