La veterana serie de conducción de EA regresa a toda velocidad después de un año de descanso con energías renovadas, y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de Need for Speed Payback para PlayStation 4, Xbox One y PC.

A pesar de que es una franquicia que cuenta con millones de seguidores, Electronic Arts tomó la siempre difícil decisión de dar un descanso a las carreras y ahora, en 2017, nos trae una nueva propuesta que vuelve a apostar por la velocidad extrema en un gran mundo abierto, que podremos recorrer de forma completamente libre mientras superamos una amplia variedad de desafíos.

Ghost Games, autores de las dos últimas entregas –Need for Speed: Rivals y Need for Speed-, han sido los encargados de relanzar esta exitosa saga, para lo cual han cogido elementos de los últimos títulos, pero ofreciendo un producto mucho más completo y refinado. Y el resultado es fantástico en muchos sentidos, el mayor tiempo de desarrollo ha permitido ofrecer un título de gran calidad, con mucho contenido y un aspecto audiovisual impresionante. Regresa la conducción más frenética, las persecuciones, un control arcade muy satisfactorio, la personalización de vehículos, un enorme mapeado y toda clase de misiones que nos van a mantener enganchados al juego durante bastante tiempo.

Need for Speed Payback

Análisis a fondo de Need for Speed Payback

En Payback nos trasladamos desde la ciudad ficticia de Ventura Bay de la última entrega hasta la región del Valle Fortune. Aquí encontramos una de las grandes mejoras de esta entrega. Como recordaréis, en el título anterior, casi todas las carreras transcurrían de noche y la variedad de localizaciones era bastante limitad, mientras que ahora vamos a correr a cualquier de hora del día y recorreremos una inmensa variedad de entornos, que ahora podremos apreciar con toda claridad a la luz del sol que dominará la mayor parte de las carreras. Así, vamos a participar en toda clase de eventos que nos llevarán por la ciudad de Silver Rock, el desierto Liberty, las carreteras montañosas del monte Providence o Silver Canyon, entre otros.

Mientras nos movemos con total libertad por el mapeado podremos encontrar decenas de misiones que afrontar, lugares de interés y desafíos que dotarán de mayor variedad al desarrollo, pero sobre todo, este gran escenario nos permitirá disfrutar de la velocidad más extrema a los mandos de espectaculares coches.

Otro de los grandes puntos positivos de este entrega lo encontramos, precisamente, en la gran variedad de misiones que tendremos que abordar a lo largo del modo historia. Así, no faltarán modalidades clásicas tan divertidas como las carreras, las zonas de derrape o las contrarrelojes, pero también otras alternativas muy originales como las carreras todoterreno, que sacan provecho a los entornos de Fortune Valley abandonando los carreteras asfaltadas y llevándonos campo a través, y la disciplina de aceleración. Tampoco faltan las frenéticas persecuciones no sólo con la policía sino también con el resto de miembros que formar parte de La Casa.

Need for Speed Payback

Además, hay que añadir que la mayoría de estos modos de juego cuentan con distintas variedades y están muy bien diseñadas, haciendo un gran uso de los distintos escenarios que visitamos. Mención especial para las carreras todoterreno y las persecuciones, que nos dejarán momentos realmente espectaculares. Pero aún hay más, ya que mientras nos movemos por Fortune Valley buscando venganza también podremos afrontar distintas misiones para evitar cualquier atisbo de aburrimiento en el jugador que combinarán los tipos de eventos anteriores, así como una serie de Desafíos que nos retarán a superar altas velocidades o conducir en sentido contrario una distancia. Todo ello tendrá como premio obtener cargamentos, que son la herramienta introducida para mejorar los coches que tengamos en nuestro poder.

Desde los distintos garajes que encontraremos por el mapeado podremos cambiar de vehículo, personalizarlo o mejorarlo. Y es algo que deberemos realizar si queremos progresar en la aventura, ya que se ha introduciendo un sistema de progresión parecido al que veríamos en un juego de rol. De este modo, cada uno de los modos de juego citados anteriormente nos exigirán un vehículo de nivel suficiente para afrontarlo. De ahí que sea muy importante que vayamos cumpliendo todas las misiones posibles para conseguir nuevos coches, dinero o cartas de mejora (SpeedCards) para mejorarlos y así poder afrontar con garantías los nuevos retos.

Aquí llegamos a uno de los puntos más polémicos de esta entrega: las microtransacciones. Como viene siendo habitual en esta generación, se nos da la posibilidad de acortar el tiempo que necesitamos para progresar con microtransacciones. Claro que nunca son obligatorias y podremos acceder a todo el contenido sin tener que pagar ni un euro más, pero sí que facilita el que seamos más competitivos. Es algo que en los últimos días ha generado bastante conflicto, ya que muchos jugadores entendían que era casi obligatorio quedar primeros en los eventos para obtener mejoras para sus coches, eso o pasar por caja. Y al no obtener buenas mejoras, pues se veía limitada la posibilidad de éxito en las sucesivas pruebas. Por suerte, Ghost Games ha escuchado a los fans y ha modificado ya este sistema con una serie de cambios que equilibran bastante la experiencia.

Need for Speed Payback

De este modo, ahora sí que obtendremos mejores recompensas incluso aunque no quedemos en el primer puesto, además de reducir de forma notable el precio de los ítems de mayor calidad en las tiendas de accesorios del juego. Es importante hacer hincapié en esta actualización, ya que solventa en buena medida el problema que se había generado en los primeros días del jugo, de manera que ahora será mucho más fácil ser competitivos sin que ello suponga tener que repetir varias veces los mismos eventos para acceder a los siguientes.

El resultado, como señalamos, permite que Need For Speed: Payback sea mucho más justo, y el jugador se pueda centrar en una propuesta jugable que, por otro lado, resulta sumamente atractiva y divertida por las variantes que ofrece a la hora de plantear nuevos retos en su campaña. El juego ofrece una longevidad muy elevada, pero ahora lo hace sin tener que recurrir a un sistema algo artificial gracias a las modificaciones introducidas. Y, como decimos, vamos a disfrutar de lo lindo con sus carreras arcade en las que la velocidad y la adrenalina serán una constante.

Como viene siendo habitual en las últimas entregas, la historia juega un papel bastante importante en la campaña, enlazando las distintas misiones mediante un gran número de cinemáticas de gran calidad que, además, están completamente dobladas al español, lo que nos permitirá seguir sin problemas el argumento. Una historia en la que deberemos vengarnos de La Casa, una organización criminal que se ha hecho con el control de todos los casinos, carreras ilegales, criminales y hasta la policía de la ciudad. Deberemos demostrar que somos los más veloces y hábiles al volante para ir escalando posiciones y vengarnos de La Casa. Para ello, previamente deberemos vencer en numerosos eventos en los que nos pondremos en la piel de Tyler, Mac y Jess, personajes unidos por ese afán de venganza.

Need for Speed Payback

Aunque la historia es una mera escusa para ponernos al mando de los coches más espectaculares y comenzar a recorrer la vasta región de Fortune Valley, es de agradecer que se haya cuidado tanto y suponga un aliciente extra a cumplir misiones unas tras otra. Incluso a veces nos propone momentos muy impactantes cuando en ciertos eventos iremos alternando entre un personaje y otro, cada uno de los cuales se encontrará en una situación distinta.

Hablar de la duración de esta campaña es bastante relativo, ya que dependerá mucho de nuestra habilidad y reflejos al volante, así como si somos de los que nos gusta desbloquear todo. Lo que es seguro es que estamos ante un título muy largo, que nos va a dar más de 40 horas si queremos completar todas las taras y misiones que nos propone.

También hay que tener en cuenta su faceta multijugador, sumamente divertida si competimos en sus carreras para ocho jugadores en las que todo vale y que tendrán lugar por todo el escenario principal. También podremos picarnos comparando nuestros registros con los de nuestros amigos gracias al clásico ya sistema Autolog de la saga. Por último, hay que hacer destacar el regreso de las SpeedList, que ahora nos permitirán elegir entre un coche de carreras o todoterreno. El juego nos emparejará con rivales de una categoría similar y, si preferimos competir con rango, podremos subir o descender de rango en función de nuestra habilidad.

Need for Speed Payback

Como vemos, la propuesta jugable es bastante generosa. Además, hay que añadir que el juego incluye más de 75 espectaculares modelos de las mejores marcas del mercado: Mercedes, BMW, Lamborghini, Jaguar, Ford, Porsche o Audi, entre otras. Cada coche pertenecerá a una o varias clases, lo que a su vez nos permitirá participar en unas u otras disciplinas. Algunos de ellos los podremos obtener con el dinero que vayamos ganando en el juego, mientras que otros los podremos encontrar en los desguaces o como coches de imitación. Al encontrar todas las piezas de desguace abandonadas por el mapeado del juego podremos obtener un coche único y, si lo deseamos, personalizarlo a nuestro gusto. Y si nuestro vehículo sufre desperfectos, siempre podremos dirigirnos hasta una gasolinera para reparar todos los daños estéticos que haya sufrido y, de paso, rellenar el nivel de nitro.

Need for Speed Payback

Gráficos

A nivel visual, Need for Speed: Payback se mueve y se ve espectacular. Ghost Games ha realizado un gran trabajo en todo lo relativo al apartado gráfico y técnico, con una sensación de velocidad muy elevada y un nivel de detalle soberbio. Mención especial al increíble nivel que muestran muchos de los escenarios, sobre todo cuando se trata de recorridos abiertos en los que el juego ofrece lo mejor de sí. Aunque también hay espectaculares carreras nocturnas que nos permitirán disfrutar de fabulosos efectos de luz, en esta ocasión el juego apuesta por ofrecer eventos a cualquier hora del día. De este modo, podremos disfrutar de los diversos escenarios que visitaremos durante toda la aventura sin el cansancio que llegaba a producir la noche permanente de la anterior entrega.

Los modelados de todos los vehículos rayan a un nivel muy elevado, siendo réplicas idénticas de sus homónimos reales, con un trabajo de texturizado también francamente destacable. Por último, las cinemáticas también han sido muy cuidadas.

Aunque en las consolas estándar el juego goza de un acabado muy bueno, es en Xbox One X y PS4 Pro donde el juego ofrece un nivel muy elevado. En especial, hay que destacar la versión para la nueva consola de Microsoft, que ofrece un aspecto fantástico, aprovechando la resolución 4K y un mayor nivel de detalle en todos los efectos, con un resultado similar al que encontraríamos en un ordenador de gama alta. Es, sin lugar a dudas, la versión más destacable en consolas y a un nivel parejo de lo que podemos encontrar en compatibles.

Need for Speed Payback

Sonido

Como es habitual en todas las grandes producciones de EA, el juego cuenta con un doblaje al español sobresaliente con unos actores que realizan un trabajo magnífico de interpretación. Por su parte, la banda sonora nos deja una amplísima selección de temas de enorme calidad que encajan a la perfección con el estilo de esta obra, incluyendo conocidas canciones pero también creaciones realizadas para el juego. Por último, los efectos de sonido de motores, impactos o turbos suenan con una rotundidad total.

Need for Speed Payback

Conclusión

Need for Speed regresa con una de las mejores y más completas entregas de los últimos años, apostando de nuevo por la velocidad más extrema, un enorme mundo abierto, la conducción arcade y una altísima personalización, elementos que siempre han sido los pilares de la serie.

El sistema de microtransacciones ha sido modificado para ofrecer una experiencia más justa, lo que garantiza que todos los jugadores van a poder disfrutar de la experiencia al completo sin la necesidad de tener que realizar ningún gasto añadido. Todos los fans de la saga y la velocidad se van a encontrar con un título magnífico, sumamente divertido y variado en su desarrollo gracias a la inclusión de una amplia selección de disciplinas y desafíos, así como su faceta multijugador.

Como nos tiene acostumbrados la franquicia, el apartado audiovisual goza de un nivel espectacular, algo aún más latente en las versiones de PC, Xbox One X y PS4 Pro. Por último, destacar una campaña muy longeva que nos dejará un buen número de momentos espectaculares mientras controlamos sus espectaculares coches en entornos más variados que nunca.