A pesar del año tan convulso que está siendo este 2020, Visual Concepts y 2K Sports llegan puntuales a su cita para ofrecernos una nueva entrega de su veterana saga de baloncesto, y nosotros te lo contamos en nuestro análisis de NBA 2K21 para Xbox One, PlayStation 4, Nintendo Switch y PC.

La situación tan grave provocada por el Coronavirus ha trastocado los planes de las principales competiciones deportivas del mundo, incluyendo la de la mejor liga de baloncesto, cuyo campeón todavía está pendiente por decidir después en la burbuja de Orlando, con unas eliminatorias por el campeonato que se están celebrando todavía estos días. Ello ha provocado que, por primera vez, el título oficial salga meses antes de que de comienzo la temporada 20-21, cuya fecha está todavía pendiente por decidir, pero seguramente hasta finales de año todavía no dará comienzo. De ahí que nos encontramos con una paradoja imprevista, ya que vamos a poder disfrutar de los últimos partidos por el título en la televisión, mientras que en nuestras consolas vamos a comenzar a deslumbrar lo que será la próxima temporada.

Además, esta entrega llega justo antes de que debuten en el mercado la nueva generación de consolas, con Xbox Series X/S y PlayStation 5 que ya asoman en el horizonte. De hecho, sus responsables nos anticipan que estas versiones estarán rehechas de cero, aprovechando todo el potencial que se deslumbra con las nuevas máquinas, con un apartado visual que promete dejarnos con la boca abierta como ya hemos podido ver en los primeros vídeos que se han mostrado, que nos adelantan un futuro aún más prometedor para esta saga que lleva más de dos décadas enamorando a todos los amantes del baloncesto, en especial a la legión de fans que la mejor liga del mundo. Esta situación no es nueva, puesto que la generación que da sus últimos coletazos daba comienzo con un salto cualitativo inmenso con los primeros títulos de la saga, algo que vuelve a repetirse en esta ocasión.

Sin embargo, todavía deberemos esperar unas semanas para poder disfrutar de las versiones ‘next-gen’, pero antes ya podemos disfrutar de este NBA 2K21 para las consolas actuales, un título que recoge la excelente base que nos dejaron los anteriores títulos, pero como viene siendo ya habitual, introduciendo también multitud de retoques y mejoras en todos los apartados para ofrecer una simulador de baloncesto soberbio que entusiasmará a todos los veteranos de la franquicia. De hecho, podríamos asegurar sin riesgos a equivocarnos que estamos ante la entrega que cuenta con un mayor número de novedades tanto en su jugabilidad, como en sus modos de juego. Asimismo, esta entrega exprime al máximo a las veteranas máquinas de Microsoft y Sony para ofrecer un apartado visual impresionante que, aunque lógicamente será ampliamente superado en las nuevas consolas, sigue sorprendiendo por su calidad, realismo y fidelidad máxima. Todos los jugadores, pabellones, pistas y resto de elementos que rodean a los partidos están recreados con un nivel de detalle casi enfermizo.

NBA 2K21 Análisis

Análisis a fondo de NBA 2K21

Sus responsables nos traen, en definitiva, la mejor entrega de su increíble saga, la mejor de largo del deporte de la canasta pero también del resto de disciplinas deportivas. Una experiencia realista, espectacular y tremendamente divertida que nos mantendrá enganchados durante meses, seguramente hasta el lanzamiento dentro de un año de su secuela. Al igual que sucedía en anteriores títulos, necesitamos tiempo para poder exprimir el juego a tope y descubrir los innumerables cambios y mejoras que en un primer momento pueden pasar desapercibidos. Se han añadido cientos de animaciones que se suman al ya de por sí extenso repertorio que siempre ha caracterizado a la franquicia, incluyendo los movimientos más destacados de cada jugador, que ahora son réplicas exactas a sus homónimos reales, no solo desde un punto de vista visual, sino también a la hora de recrear sus principales virtudes y acciones que les caracterizan. Así, podremos  disfrutar con la capacidad de tiro de anotadores como Stephen Curry, Lillard, Devin Booker, Klay Thompson o James Harden; optar por la potencia y calidad de estrellas como LeBron James, Giannis Antetokounmpo, Anthony Davis o Joel Embiid; o bien, admirar el control total del juego de Luka Dončić, Russell Westbrook, Donovan Mitchell, Kawhi Leonard o Anthony Davis.

En este sentido, hemos de destacar que el trabajo de animación raya lo enfermizo, de manera que los más fieles de la NBA van a detectar todos y cada uno de los movimientos de los jugadores, gracias a unas animaciones y transiciones entre movimientos mucho suaves. Cada movimiento, tiro, lucha por el balón o salto han sido recreados con la máxima exactitud posible, refinando al máximo el trabajo que ya pudimos disfrutar el año pasado. De hecho, al poco nos daremos cuenta que ahora los partidos transcurren con un ritmo aún más cercano a la realidad, con unas jugadas que se desarrollan con total naturalidad, todo un espectáculo que, en todo momento, estará controlado por nosotros mismos, muy lejos de la sensación que tenemos en otros títulos deportivos de que la máquina controla buena parte de lo que sucede en pantalla.

Mención especial para una inteligencia artificial de los equipos y jugadores controlados por la máquina, que si ya otros años nos exigía al máximo, en esta ocasión responden al estilo de juego que esperemos de cada uno de los equipos y jugadores, desarrollando todo tipo de tácticas en función del momento concreto del partido. Así, será habitual que los equipos más tiradores desarrollen muchas tácticas centradas en liberar a sus tiradores, con bloqueos de sus hombres altos y un movimiento continúo de los jugadores en el perímetro, mientras que las franquicias más físicas cerrarán el juego bajo los tableros. También podremos ver como las estrellas juegan un papel protagonista en los momentos decisivos. Pero aún hay más, ya que una buena defensa provocará que, con toda seguridad, un jugador comience a tener más dificultades para anotar, por lo que seguramente comenzará a crear jugadas para el resto del equipo, mientras que si un jugador comienza a estar cansado, comprobaremos rápidamente como sus movimientos y acciones son mucho más lentas, por lo que será el momento de darle un descanso en el banquillo para que recupere energía.

NBA 2K21 Análisis

Aspectos como las estadísticas de cada jugador, su nivel en cada apartado del juego, el nivel de energía, el cansancio e incluso su motivación inciden en el mayor o menor acierto de los jugadores. Un juego que requiere de más desarrollo táctico que nunca, ya que será muy importante «buscar las cosquillas» a nuestro rival en los momentos en los que flaquean las fuerzas o atacando sus puntos débiles. También será importante adaptar nuestro estilo a las necesidades del partido y nuestros rivales, ya que será habitual que la máquina comience a defender mejor las jugadas que hemos repetido una y otra vez. Asimismo, los jugadores físicos tienen más presencia que nunca en la zona, de manera que ahora sí que se nota mucho más el músculo y la altura cerca del aro. Si eres de los que te gusta coger un jugador y centrar el juego en él en todo momento, lo vas a tener más difícil que nunca, puesto que la máquina sabrá limitar sus virtudes y hará una defensa muy intensa, mientras que cuando juegues contra personas, el rival contará con más posibilidades a la hora de frenar al «chupón» de turno. El baloncesto es un deporte de equipo, y en esta edición está más claro que nunca, de manera que será casi imposible ganar si no pones en marcha un juego colectivo. Por el contrario, ahora contamos con una libertad total a la hora de poner en práctica toda clase de tácticas y estilos de juego, lo que con un poco de práctica nos permitirá disfrutar como nunca del baloncesto, con partidos que nos harán levantarnos del sillón al poner en práctica un juego coral que nos permita destrozar a nuestro rival.

En definitiva, estamos ante un simulador increíble, con un nivel de realismo apabullante y una calidad jugable y visual difícilmente superables. Una evolución notable a todos los niveles que encandilará a todos los fans. Como decíamos más arriba, se necesita un tiempo para comenzar a exprimir al máximo su propuesta jugable y reconocer todas las novedades jugables que se han introducido.

En esta ocasión, también encontramos una importante novedad de la que seguro que habréis ya oído hablar puesto que en estos últimas semanas ha sido bastante polémica. Estamos hablando del nuevo sistema de tiro que se ha añadido, más exigente pero, al mismo tiempo, más realista. No se trata sólo de acertar con el timing y lanzar en lo más alto, sino que también deberemos apuntar con el stick derecho hacia la canasta para tener éxito. Como sucede en estos casos, estos cambios suelen ser bastante polémicos, sobre todo entre los que llevan años con el antiguo sistema. Cada uno tendrá en su opinión, pero después de muchas horas de juego, a nosotros nos ha gustado mucho. Es verdad que requiere de mucha práctica y un período de adaptación, pero una vez superada esa barrera, nos daremos cuenta de que se busca un mayor realismo y, en cierto modo, evitar los clásicos jugadores que sólo hacían jugadas de aclarado a las principales estrellas para clavarnos un triple tras otro. Ahora lo tendrán mucho más complicado, de manera que se busca también que el jugador varíe en su juego y no se limite a hacer una y otra vez la misma jugada. En cualquier caso, Visual Concepts ha querido contentar a todos los jugadores, de ahí que sus creadores hayan actualizado su obra para que se pueda escoger por el estilo clásico de lanzamiento. Cada uno tiene en sus manos optar por uno u otro, pero os recomendamos que probéis el nuevo tipo, ya que con un poco de práctica nos permitirá disfrutar de una experiencia aún más realista.

NBA 2K21 Análisis

No es la única novedad que nos vamos a encontrar en el control, ya que en esta ocasión podremos hacer muchos más movimientos y driblar a nuestros rivales con un sistema mucho más intuitivo con el conocido como pro stick que nos permitirá enlazar acciones espectaculares. En la defensa también vamos a notar que los saltos son más realistas y ya no será tan sencillo taponar, sino que deberemos calcular el momento exacto si no queremos hacer falta con facilidad. Como decimos, las físicas se han perfeccionado mucho, lo que tiene una gran influencia en los choques y disputas del balón, con especial mención a la presencia mucho más imponente de los jugadores más grandes y físicos.

Como es habitual, la propuesta jugable es inmensa, con nuevos modos de juego y novedades en las principales modalidades que constituyen el núcleo esencial de la obra de 2K. El adictivo modo Mi Equipo añade un Pase de Temporada gratuito que nos permitirá ir progresando a lo largo de 40 niveles, en cada uno de los cuales iremos consiguiendo distintos beneficios. Una experiencia que nos engancha gracias a su fórmula basada en cartas que nos permitirá ir confeccionado un equipo cada vez mejor, al mismo tiempo que también mejoramos las características de sus integrantes. Poco a poco y con dedicación podremos conseguir mejores jugadores y obtener insignias que nos permitan potenciar sus aptitudes.

Una de las grandes novedades es Limitado, una modalidad que nos irá presentando distintos desafíos cada fin de semana, cada uno de los cuales nos presenta unas reglas. A cambio podremos obtener recompensas en forma de Anillos de Campeón. De igual forma, Ilimitado añade un sistema de progresión de manera que vayamos ascendiendo a lo largo de nuevas divisiones distintas. En ambos casos, la experiencia se centra en dotar de un mayor atractivo al adictivo multijugador, pudiendo encontrar rivales parejos en función de nuestro nivel.

NBA 2K21 Análisis

De nuevo, Mi Carrera será una de las opciones más escogidas a la hora de comenzar con NBA 2K21. Una historia completamente nueva, con un argumento que no está nada mal para el género que se trata. Nos pondremos en la piel de Junior, un desconocido y joven jugador que sueña con convertirse en estrella y superar a su padre, una leyenda universitaria. Gracias al potente editor, podremos diseñar a Junior a nuestro gusto, pudiendo configurar cualquier aspecto de su físico. La campaña se nos irá contando a lo largo de un gran número de cinemáticas de enorme calidad desarrolladas con el motor del juego. Comenzaremos siendo un jugador de instituto, para pasar posteriormente a la universidad y, si logramos destacar, ser elegidos en el draft para finalmente acabar en la NBA.

Al igual que sucede con Mi Equipo, en esta modalidad encontramos el ya clásico sistema de micropagos que nos permitirá mejorar nuestras estadísticas y personalizar a nuestros jugadores comprando VC con dinero real. En cualquier caso, estos micropagos son menos intrusivos que en años anteriores, siendo perfectamente disfrutable el juego sin gastar ni un euro en este sistema.

Si lo que queremos es disfrutar de todos los aspectos que rodean a un equipo, nada mejor que centrarnos en la modalidad Mi GM y, de este modo, controlar los aspectos deportivos pero también financieros de la franquicia de la NBA que elijamos. También podremos optar por configurar la temporada a nuestro gusto, así como los Playoffs, pudiendo también proseguir nuestra partida en nuevas temporadas. Tampoco falta NBA Hoy, que nos va a permitir disfrutar partidos con todas las plantillas actualizadas, una selección de los mejores equipos históricos de cada franquicia, así como inclusiones tan especiales como las selecciones olímpicas de Estados Unidos en Londres y Rio de Janeiro, y todos los equipos que forman parte de la WNBA. Por cierto, esta edición ha querido ser un homenaje a uno de los mejores jugadores de toda la historia, el tristemente malogrado Kobe Bryant a comienzos de este año. Resulta muy difícil no sentir una emoción muy especial al poder controlar a «La Mamba Negra» en algunos de los equipos en los que aparece en el juego.

NBA 2K21 Análisis

Por último, destacar que, prácticamente, todos los modos de juego nos permitirán disfrutarlo con o contra otros jugadores gracias a su faceta on-line. En este sentido, hemos de destacar que se ha depurado el código red respecto a anteriores entregas, lo que se traduce en unos partidos en los que prácticamente nunca hemos notado lag ni ralentizaciones. El juego encuentra rivales y partidos de una manera bastante rápida, por lo que no tenemos ninguna excusa para demostrar nuestro nivel contra jugadores de todo el mundo.

A pesar de que la franquicia dará un salto visual muy importante en las nuevas consolas, el apartado gráfico en las máquinas actuales sigue sorprendiendo por su increíble calidad y realismo, con un nivel de detalle inmenso a la hora de recrear jugadores, pabellones y todos los aspectos que rodean al espectáculo de la NBA. Las animaciones en esta ocasión han sufrido un incremento notable también en su número y calidad, lo que hace que los partidos luzcan casi igual que si estuviéramos viendo una retransmisión televisiva. El trabajo realizado a la hora de recrear los rostros y los físicos de los jugadores es magistral. No menos destacable es todo lo relativo a reflejos y juegos de luces que acompañan a cada partido.

Como ya es habitual, el apartado sonoro raya a un nivel excelso, con los clásicos Antoni Daimiel, Jorge Quiroga y Sixto Miguel Serrano realizando un trabajo de gran calidad y añadiendo en esta ocasión numerosas frases y datos que irán acompañando a las retransmisiones de los partidos. No menos destacable son todos los sonidos que acompañan a los partidos, pudiendo escuchar hasta los gritos de los jugadores y entrenadores. Por último pero no por ello menos importante, esta entrega vuelve a contar con una espectacular banda sonora compuesta por más de 50 canciones que tocan una gran variedad de estilos como hip-hop, electrónica o Pop.

NBA 2K21 Análisis

Conclusión de NBA 2K21

Como lleva sucediendo las dos últimas décadas, NBA 2K21 es el auténtico rey de los simuladores de baloncesto. Sobre la excelente base de la anterior entrega, en esta ocasión Visual Concepts ha querido ir varios pasos más allá y para ello ha introducido un gran número de novedades y mecánicas nuevas en su jugabilidad, incluyendo un nuevo sistema de tiro, más completo, realista y exigente que, se podrá alternar con el también presente estilo clásico.

Se han añadido multitud de animaciones y movimientos nuevos, así como una física más realista del balón y un sistema de contactos más realista entre los jugadores. También se ha mejorado la inteligencia artificial de todos los jugadores controlados por la máquina, que ahora nos sorprenderán adaptando su juego a nuestro estilo y el momento concreto del partido. El resultado son unos partidos más espectaculares, exigentes y realistas que nunca. Una maravilla que nos anima a practicar para mejorar en nuestro juego y animarnos a enfrentarnos también a otros jugadores en línea en cualquiera de sus modalidades multijugador.

La propuesta jugable está tan cuidada como nos tiene acostumbrados la franquicia, con el retorno de modos tan queridos como Mi Equipo o Mi carrera, ambos cargados de novedades, así como otras incorporaciones que nos mantendrán enganchados al mando durante mucho tiempo. A pesar de que muchos estamos deseando probar las versiones para las nuevas consolas que llegarán en pocas semanas, las entregas para las consolas actuales nos sorprenderán también por su inmensa calidad, con un apartado audiovisual sobresaliente. En definitiva, Visual Concepts y 2K nos vuelven a regalar un título imprescindible para todos veteranos de la franquicia pero también para los amantes de este bendito deporte.