Poco más de un año después de su lanzamiento, uno de los mejores juegos de lucha de toda la historia regresa con una espectacular expansión que añade multitud de nuevos contenido, incluyendo una nueva campaña, luchadores, escenarios y mucho más. Nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de Mortal Kombat 11: Aftermath para Xbox One, PlayStation 4, Nintendo Switch y PC.

Es ya algo habitual que los juegos más exitosos dentro de la esfera competitiva se expandan con nuevos DLC’s que permitan seguir ampliando la experiencia durante mucho tiempo, al mismo tiempo que permiten que nuevos jugadores puedan adquirir títulos mucho más completos que cuando fueron lanzados el primer día. De ahí que no sea de extrañar que NetherRealm Studios haya querido ofrecer mucho más contenido a los jugadores, profesionales o no, para la última entrega de su aclamada y bestial franquicia de lucha tanto para consolas y PC.

Hace un año ya nos destacábamos que estamos ante uno de los exponentes del género no sólo de esta generación, sino de toda la historia, una entrega que no sólo recogía el excelente testigo del anterior título, sino que potenciaba todos los elementos que ya convertían a su predecesor en una obra magnífica. El resultado es claro, una obra maestra de la lucha que a día de hoy nos sigue sorprendiendo por su enorme calidad, su increíble apartado audiovisual, su espectacular cantidad de luchadores, modos de juego y contenidos y su impresionante jugabilidad que convierte a cada combate en una experiencia irresistible.

Convertido ya en un referente de la generación y también de la esfera de los eSports, llega el momento de recibir su espectacular expansión Aftermath que, una vez más, nos ha vuelto a dejar con la boca abierta. Si te estás preguntando si realmente merece la pena o es una de esas tantas veces que se aprovecha el tirón de un juego para hacer caja, ya os podemos afirmar que pocas veces ha tenido más sentido un contenido adicional que en esta ocasión. Desde el primer momento nos daremos cuenta que estamos ante una expansión enorme, tanto en cantidad como, sobre todo, calidad.

Mortal Kombat 11: Aftermath Análisis

Análisis a fondo de Mortal Kombat 11: Aftermath

Mortal Kombat 11: Aftermath nos presenta una nueva campaña con un argumento completamente nuevo que nos permite descubrir nuevos detalles de la historia de Mortal Kombat 11, de sus personajes y de las relaciones de odio, amistad y engaño entre todos ellos. Esta nueva historia se nos irá desvelando mientras nos ponemos en la piel de distintos icónicos luchadores, incluyendo el retorno del Dios del Fuego Liu Kang, quien ahora jugará un papel clave al convertirse en el nuevo protector y guardián del tiempo de Earthrealm, lo que le obligará a contar con la ayuda de otros personajes e incluso enemigos.

No os queremos desvelar casi ningún detalle de la trama para que la podáis descubrir por vosotros mismos, pero sí que os podemos asegurar que os vais a sentir atrapados de principio a fin, algo especialmente meritorio si pensamos que nos encontramos ante un juego de lucha al fin y al cabo y no es un aspecto al que precisamente se suela prestar mucha atención. Al contrario, aquí se nos irán desvelando nuevos detalles entre combate y combate mediante cuidadísimas y brillantes escenas cinemáticas realizadas con el impresionante motor gráfico del juego en las que podremos ver en escena personajes como Shang Tsung, Fujin o Nightwolf, entre otros, luchando por hacerse con la corona de Kronica, algo para lo que incluso deberán realizar viajes en el tiempo si quieren modificar los acontecimientos posteriores.

Esta nueva campaña se irá desarrollando a lo largo de cinco capítulos partiendo justo del momento en que lo dejó la historia principal. Ya sólo por disfrutar de estas escenas, merecía totalmente la pena para cualquier fan de la franquicia y de las artes marciales en general. Los enfrentamientos entre escena y escena están sobre todo protagonizados por nuevos personajes y todos aquellos que fueron llegando con posterioridad al lanzamiento (sin incluir, lógicamente, a aquellos procedentes de otras licencias, ya que no tendría mucho sentido), de manera que también vamos a poder ir disfrutando de sus distintos estilos de lucha y sus increíbles movimientos, incluyendo los míticos fatalities y finales gore de todo tipo que siempre han caracterizado a la serie.

Mortal Kombat 11: Aftermath Análisis

Pero claro, no todo iba a finalizar aquí, sino que también vamos a poder disfrutar de la llegada de nuevos personajes al ya de por sí espectacular plantel del juego. Los nuevos personajes nos traen el regreso de Fujin, el Dios del Viento que se encarga de la protección de nuestro planeta junto con su hermano Raiden; la legendaria Sheeva, la reina de cuatro brazos mitad humana y mitad dragón de los shokan; y un cameo de lo más atractivo, el de RoboCop, el mítico policía cibernético que fue todo un fenómeno de masas a finales de los 80 cuando fue lanzada su primera película. Además, se ha contado con la voz de Peter Weller, el acto que interpretará a ese famoso personaje en las dos primeras entregas cinematográficas. Ni que decir que los tres nuevos personajes están recreados con todo lucho de detalles, al igual que sucede con el resto de personajes, con estilos de combate muy distintos y unas animaciones que nos van a dejar perplejos. Si ya habéis jugado al título original, no os sorprenderá si os decimos que ver en movimientos a estos personajes es todo un espectáculo, por lo que solo podemos alabar una vez el increíble trabajo realizado por el estudio. Si todavía no habéis disfrutado con esta entrega, es el momento perfecto para disfrutar de un juego soberbio que os tendrá enganchados durante mucho tiempo con sus salvajes, espectaculares, frenéticos y tácticos combates.

Por un lado, Fujin y Sheeva mantienen sus estilos clásicos de lucha, pero al mismo tiempo reciben un gran catálogo de nuevos movimientos, ataques y combots que nos obligarán a practicar para poder dominarlos. Fujin es un luchador muy rápido y ágil que hace uso del poder del viento y una ballesta para diezmar a sus rivales en un abrir y cerrar de ojos, mientras que Sheeva es un personaje muy poderoso que tiene su principal fortaleza en el cuerpo a cuerpo, convirtiéndose en un rival temible gracias a sus agarres y saltos sobre el terreno o el propio rival.

Los dos personajes nos han encantado, pero, sin lugar a dudas, la gran incursión en la saga es la de RoboCop es la que nos ha cautivado, y más si hemos crecido con sus películas. No sólo se ha recreado con total exactitud, sino que todas sus animaciones y movimientos tienen todo el sabor de estos clásicos del cine de acción. Lógicamente, es un personaje tosco y bastante lento, pero al mismo tiempo es muy peligroso a distancia gracias a sus potentes ataques. Sorprende la enorme cantidad de combos y movimientos especiales que tiene, por lo que, con un poco de práctica, puede que se convierta en uno de nuestros personajes preferidos. Nosotros hemos caído rendidos a sus «encantos», y más si tenemos en cuenta que con cada ataque o técnica, el personaje «disparará» también algunas de sus más míticas frases interpretadas por la voz original como ya os hemos comentado más arriba. Maravilloso.

Mortal Kombat 11: Aftermath Análisis

Ni que decir tiene que este trío de personajes cuentan con sus propios Fatalities y Brutalities, que solo podemos calificar como impactantes. Por cierto, no serán los únicos que añaden movimientos especiales, ya que como vamos a ver a continuación, también se han añadido nuevos movimientos finales para los personajes que ya conocíamos.

Esta expansión también añadirá próximamente tres paquetes de skins, cada uno de ellos conformado con tres distintas apariencias, así como el skin «Thanks a Million» que ya se encuentra disponible. Todos ellos se unen a la actualización de contenido gratuita para todos los jugadores que añade multitud de nuevo contenido, incluyendo nuevos escenarios, entre los que se encuentran las legendarias arenas Klásicas del Pozo de la Muerte y la Cámara de Almas. Asimismo, regresan los Stage Fatalities para que podamos hacer uso del entorno para acabar con nuestros rivales, así como la función Friendships, presentada por primera en Mortal Kombat II para poner el punto simpático frente a tanta violencia. Gracias a estos movimientos finales, podremos ser clementes con los otros jugadores y tener un acto de amistad con ellos en lugar de darles el remate final, aunque no son pocos los que considerarán que han sido humillados si se les vence lanzando unos corazones.

Pero todavía hay más, ya que también hay multitud de retoques en su jugabilidad, permitiendo que los combates tengan un equilibrio aún mayor, impidiendo que haya desajustes o diferencias notables entre personajes. También se eliminaron algunos pequeños bugs y se ha depurado aún más si cabe el código red, de manera que los enfrentamientos online van a tener siempre un funcionamiento perfecto. Además de añadir todo el contenido que hemos indicado a lo largo del análisis, NetherRealm ha puesto toda la carne sobre el asador para perfeccionar aún más si cabe su gran obra, para muchos, entre los que me suscribo, el mejor juego de lucha de la generación, un título irresistible para cualquier amante del género y de esta veterana saga.

Mortal Kombat 11: Aftermath Análisis

Conclusión de Mortal Kombat 11: Aftermath

Mortal Kombat 11: Aftermath añade bastante contenido de calidad, incluyendo una nueva campaña espectacular y repleta de sorpresas y enfrentamientos épicos, así como un trío apasionantes de personajes, incluyendo el cameo de uno de los personajes más icónicos del cine de acción y de los 80, una adicción extraordinaria junto con los otros luchadores que regresan a la saga con su estilo clásico pero un enorme catálogo de nuevos movimientos y ataques. Si todavía no poséis el juego original, ahora tenéis la mejor oportunidad con Mortal Kombat 11: Aftermath Kollection, ya que por menos de 60 euros podéis contar con el maravilloso juego original, todos los contenidos adicionales descargables lanzados con posterioridad, incluyendo esta soberbia expansión Aftermath.

Como alternativa a los que ya poseen el juego, tenemos adquirir Mortal Kombat 11: Aftermath o el no menos atractivo pack Mortal Kombat 11: Aftermath + Kombat Pack por menos de 50 euros, que incluye esta nueva expansión y el Kombat Pack, que contiene seis nuevos personajes (Shang Tsung, Nightwolf, Sindel, Terminator T-800, el Joker y Spawn), así como un total de 25 skins adicionales para los distintos personajes.

En cualquier caso, no podemos más que recomendaros en adquirir Mortal Kombat 11: Aftermath, ya que nos va a permitir expandir el juego original con contenido de calidad y seguir disfrutando de una obra maestra de la lucha.