Fiel a su cita anual con la velocidad, Codemasters nos trae una nueva entrega de su aclamada franquicia de velocidad DiRT. Nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de DiRT 5 para Xbox One, Xbox Series X/S, PlayStation 5 y PC. Sí, estamos ante el primer título de conducción que debutará en la inminente nueva generación de consolas que llega en unos días, ofreciendo versiones potenciadas en lo visual y manteniendo la excelente base de las máquinas actuales.

El estudio británico se ha convertido en todo un referente para los amantes del género. Además, a diferencia de lo que sucede con otros estudios, otrora con más renombre, nos sorprende con un ritmo de lanzamientos muy regular, pero con el mérito de que de siempre nos encontramos ante juegos de una inmensa calidad, muy cuidados a todos los niveles y, sobre todo, con un aspecto jugable que siempre destaca sobremanera.

Además, Codemasters ha sabido captar la atención tanto de los amantes de los simuladores como de todos aquellos que optan más por una experiencia más arcade. Así, hace un año disfrutábamos del genial simulador DiRT Rally 2.0, un título que nos ofrecía una experiencia muy realista a los amantes de los rallies. Sin olvidarnos de su fantástica recreación del circo de la Fórmula 1 en sus videojuegos con licencia oficial. No en vano, estamos hablando de un equipo que cuenta con varias décadas de experiencia en el género, lo que le ha llevado a convertirse en el desarrollador y editor más importante de videojuegos de carreras. Ahora, nos trae su propuesta más arcade, aunque sin que ello suponga que estamos ante un juego sencillo, puesto porque nos daremos cuenta de que nos encontramos con una propuesta con una gran profundidad jugable y adaptable a todo tipo de jugadores. DiRT 5 mantiene la esencia de los títulos anteriores, esto es, unas carreras frenéticas, veloces y espectaculares en las que podremos descargar adrenalina a los mandos de toda clase de vehículos en un inmenso número de circuitos, pruebas y modos de juego que nos van a mantener atrapados durante meses disfrutando de una obra que, desde ya, podemos deciros que se convierte en una de las mejores alternativas para todos los fanáticos de la velocidad. De hecho, se convierte también en una de las mejores opciones para estrenar las nuevas consolas, con unas ediciones que mejoran en todo a los de las máquinas actuales, con resolución 4K, hasta 120fps y multitud de mejoras gráficas.

DiRT 5 aprovecha la excelente base que ya establecieron sus predecesores, en especial su cuarta entrega, que busca atrapar al jugador ávido de vivir carreras a toda velocidad en las que vamos a tener que demostrar una gran habilidad, reflejos y capacidad de adaptarnos a las innumerables situaciones que se darán en las carreras. Si por algo ha destacado siempre esta serie es por ofrecer una gran variedad de situaciones y experiencias distintas, en función de los tipos de vehículos que manejemos, el tipo de terreno e, incluso, las modificaciones que establezcamos en el menú de opciones del juego. En cualquier caso, estamos ante un título que se adapta con total naturalidad a toda clase de jugador, de manera que podemos configurar la experiencia para que se parezca a lo que ofrecerían los simuladores más puros u optar por una alternativa más accesible, directa y sin complicaciones.

DiRT 5 Análisis

Análisis a fondo de DiRT 5

Una vez más, el juego nos da el control total, de manera que podremos configurar una gran variedad de parámetros para establecer el reto a nuestro gusto. Si así lo deseamos, podremos activar o no ayudas a la conducción, en el frenado o los clásicos modos manual o automático en el cambio de marchas, entre otras muchas opciones que también profundizan en aspectos mucho más técnicos que harán los amantes del motor. Una vez más, debemos destacar la experiencia que el estudio británico pone de manifiesto a la hora de ofrecer una jugabilidad muy depurada, con independencia de las opciones escogidas anteriormente.

Como ya sucedía en la cuarta entrega, resulta imposible no sentirse atrapado por su magnífica jugabilidad, con unas sensaciones al volante que recrean con un enorme realismo las experiencias que viviríamos en la realidad. Y ello es posible gracias a unas físicas soberbias, realistas como pocas veces, que nos permitirán notar hasta el mínimo bache o cambio que se produzca en el estado del asfalto. Y todo ello mientras nos ponemos a los mandos de un inmenso número de auténticas bestias sobre ruedas que nos harán sentir toda su potencia y espectacularidad mientras volamos por los circuitos a toda velocidad. A destacar los coches más potentes, que presentarán un control más exigente pero también más divertido.

En esta ocasión, nos encontramos con un catálogo disponible de vehículos más grande que en títulos anteriores, con una gran variedad de clases, como los clásicos y modernos de rally, los todoterrenos, o clases tan espectaculares y potentes para todo tipo de terrenos como los ‘cross raid’ o ‘rock bouncer’, SUV’s, súper ligeros e incluso camiones. En total, 13 categorías conformadas por un extenso catálogo de opciones disponibles, entre los que se incluyen míticos modelos pero también algunos de los vehículos más potentes de la actualidad y también algunas rarezas. Pero lo mejor de ello, es que las diferencias en el control son claras entre uno y otro vehículo, por lo que será habitual que nos cueste más o menos dominar una clase en función de nuestra experiencia y estilo de juego.

DiRT 5 Análisis

En cualquier caso, el control es uno de los aspectos más destacables del juego, siendo siempre sumamente divertido controlar cualquier tipo de coche. En especial, nos gustaría destacar las sensaciones tan realistas y espectaculares el juego cuando optamos por la vista desde la cabina interna, aunque el juego se puede disfrutar a la perfección en cualquiera de las cámaras disponibles. El juego hace un uso intensivo de las físicas a la hora de representar la reacción de los vehículos cuando entran en contacto con rivales o al plasmar las condiciones del terreno. El control requiere de cierta práctica para alcanzar buenos resultados, siendo importante adaptarnos a técnicas como el derrape o el volanteo y contravolanteo, ya que los circuitos y las distintas pruebas no nos darán casi ningún respiro, lo que nos obliga también a mantener un grado de concentración total. También nos gustaría destacar la inteligencia artificial de los rivales controlados por la máquina, que nos sorprenderán con un pilotaje agresivo y muy exigente, que además se sabrá adaptar a las condiciones concretas de cada momento de la carrera, sobre todo en los modos de dificultad más elevados.

Se han introducido pequeñas mejoras en un sistema de control que ya rozaba de por sí a un altísimo nivel, de manera que ahora los vehículos responden con una precisión aún mayor a nuestras acciones. Y como decimos, siempre pudiendo personalizar la experiencia a nuestro gusto con una gran variedad de opciones disponibles. Todo para disfrutar de la conducción como pocas veces, gracias también a un motor gráfico que permite disfrutar de la velocidad gracias a una suavidad total aunque se junten en pantalla un gran número de coches al mismo tiempo. No nos queda nada más que coger el mando o volante y comentar a completar toda clase de desafíos mientras disfrutamos de toda clase de obstáculos, saltos, endiabladas curvas, cambios de rasantes o vertiginosas rectas.

También ha crecido de forma exponencial el número de localizaciones que podremos visitar para competir en algunas de las más de 70 rutas disponibles que, además destacan por su inmensa variedad de condiciones, terrenos y climatología. Así, tan pronto estaremos recorriendo el desierto de Arizona a toda velocidad, como viajaremos hasta Brasil para competir con el famoso Cristo Redentor como testigo de nuestras competiciones. Se ha añadido una climatología cambiante, un aspecto muy cuidado no sólo en lo visual sino también en lo jugable, ya que las condiciones de la carrera cambiarán completamente. Asimismo, también se ha añadido ciclo día-noche, dejándonos momentos increíbles en las primeras horas del día o cuando ya ha caído el sol y el uso de las luces se hace imprescindible para guiarnos. Cada una de las etapas que vamos a afrontar nos prensará sus propios desafíos que nos obligarán a adaptar nuestro estilo para llegar a ser los mejores. No se trata sólo de pisar a fondo el acelerador, sino también estar con mil ojos para perder todas nuestras opciones en un espectacular, pero nada recomendable, accidente.

DiRT 5 Análisis

A pesar de su apuesta por una jugabilidad más directa, la importancia que tienen las citadas condiciones climáticas, el tipo de terreno o la clase de vehículo son las que dotan al título de una enorme profundidad, exigiendo al jugador una gran habilidad al volante y también practicar para obtener los mejores réditos. Mientras, será habitual que nos demos cuenta de que se nos han pasado las horas sin casi darnos cuenta. Estamos ante un juego tremendamente adictivo tanto si jugamos en solitario como contra otros jugadores en cualquier de los numerosos modos incluidos.

En definitiva, una jugabilidad sobresaliente que viene acompañada en esta ocasión de una propuesta de modos de juego al mismo nivel. El modo principal nos ha sorprendido por lo inmenso que resulta, con nada más y nada menos que 130 eventos que tienen lugar en un total de 70 rutas, que se irán desarrollando a lo largo de 9 disciplinas automovilísticas distintas. De nuevo, debemos destacar la impresionante variedad de situaciones que vamos a afrontar, de manera que siempre estaremos deseando afrontar un reto nuevo que, además, nos permitirá sentir la siempre satisfactoria sensación de desbloquear nuevas competiciones, pruebas y vehículos. Un sistema de progresión nos motiva a seguir mejorando en la conducción, al mismo tiempo que descubrimos nuevas clases de vehículos y escenarios distintos.

No faltarán tampoco eventos especiales como las carreras de Sprint, las pruebas de escalada Pathfinder o la modalidad rescatada Gymkhana. Además, cada uno de ellos cuenta con distintas variedades en las que entran en juego también distintos tipos de vehículos, con distintas condiciones que hacen que la experiencia pueda llegar a variar bastante. Tampoco funcionan los ‘Retos’ (‘Throwdowns’), una serie de desafíos muy interesantes en los que deberemos batir a un único rival manejado con la máquina, siempre con unas condiciones establecidas, y en las que deberemos demostrar que ya tenemos una gran experiencia si queremos tener éxito puesto que nuestro competidor nos va a exigir al máximo.

DiRT 5 Análisis

Una novedad que nos ha encantado y que le dotará al juego de una duración aún mayor es Playgrounds, que no es otra cosa que un editor que nos permitirá crear nuestras pruebas de Gymkhana y circuitos, aprovechando todas las localizaciones y rutas ya desbloqueadas. Aunque el juego está recién lanzado ya podemos encontrar creaciones de una gran calidad realizadas por la comunidad. Un editor muy completo que, además, resulta muy sencillo de manejar, por lo que se agradece su inclusión para despertar el lado más creativo del jugador y poder descubrir nuevas pruebas durante mucho tiempo.

Y no podemos finalizar este apartado sin destacar su adictivo y accesible multijugador, que nos permitirá disfrutar a cualquiera de los circuitos y pruebas ya señaladas contra otros jugadores, pudiendo personalizar nuestra partida o unirnos a las sesiones disponibles. Como es habitual en el género, los mejores momentos (risas y frustraciones incluidas) las encontraremos en su faceta en línea o gracias el ya casi olvidado modo a pantalla partida para hasta cuatro jugadores en la misma consola, una opción que encantará a todos aquellos que buscan disfrutar con sus amigos codo con codo.

DiRT 5 Análisis

Gráficos de DiRT 5

A la hora de realizar este análisis, todavía no podemos hablar de la experiencia que nos ofrecerá en las nuevas consolas, por lo que hemos disfrutado del título en PlayStation 4 Pro, consola en la que el juego luce a un altísimo nivel, con una sensación constante de velocidad, sin que hayamos apreciado ninguna caída de frames en ningún momento, ni en los momentos de mayor compromiso gráfico. Esta entrega crece de forma notable en el número de localizaciones y ambientaciones recogidas, que han sido recreados con todo lujo de detalles y que nos ofrecen toda clase de terrenos que recorrer. No menos destacables resultan los efectos atmosféricos (con gran incidencia en las carreras), y los efectos de luz que recrean toda clase de partículas pero también el ciclo día-noche.

Todos los coches son réplicas exactas de los modelos reales, con un trabajo de texturizado soberbio y un uso de las físicas excelso, así como el gran trabajo realizado a la hora de recrear los daños desde un punto de vista gráfico pero también técnico.

Como muchos ya sabréis, las versiones para Xbox Series X y PlayStation 5 contarán con distintos modos, pudiendo optar por resolución 4K y efectos visuales mejorados, optar por modo rendimiento con resolución dinámica e incluso, la posibilidad de jugar a 120 frames por segundo en pantallas compatibles. En cuanto las consolas estén a la venta, os contaremos nuestra experiencia con el juego en las nuevas consolas de Microsoft y Sony.

Sonido de DiRT 5

Por otro lado, esta entrega nos llega de nuevo con doblaje de todas las voces al español, un aspecto siempre a destacar aunque no sea un género en el que se considere algo determinante pero ahí está y transmite siempre muy buen rollo. Pero mucho más destacable aún es su soberbia banda sonora con un gran número de auténticos temazos de grupos de primer nivel como Chemical Brothers, The Prodigy, The Killers o Pearl Jam, entre otros, que, por otra parte, le sientan como anillo al dedo a un título de estas características.

DiRT 5 Análisis

Conclusión de DiRT 5

Codemasters sigue perfeccionando una fórmula que ya domina como nadie, de manera que con DiRT 5 nos regala un maravilloso título de velocidad que respeta la esencia de la serie pero introduce multitud de mejoras y retoques en cada apartado para ofrecer una experiencia aún mas redonda al jugador. Una jugabilidad endiablada que, gracias a un control exquisito, nos permite disfrutar como enanos en una gran cantidad de circuitos y pruebas que nos llevarán por todo el mundo para competir en una inmensa variedad de competiciones. Un apartado audiovisual de primer nivel que nos permitirá disfrutar de carreras espectaculares mientras controlamos toda clase de vehículos en una experiencia irresistible para cualquier amante del género. Como decía aquel famoso anuncio, se trata de disfrutar conduciendo, y como tal, pocos juegos del género nos han ofrecido tanta diversión como la que nos está ofreciendo este título.

Da igual si vas a jugar en la actual generación, en compatibles o vas a dar el salto a las nuevas consolas, si eres un fan de la la conducción no te puedes perder este magnífico DiRT 5, un título que nos cautivará tanto jugando contra la máquina como contra otros jugadores de todo el mundo.