Después de dejarnos el genial y terrorífico Until Dawn, el estudio Supermassive Games apuesta ahora por la acción más visceral e intensa y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de Bravo Team para PlayStation VR, el dispositivo de realidad virtual de PlayStation 4.

Sus responsables han apostado por un total cambio de registro, sustituyendo los sustos y la aventura por la acción y los disparos en primera persona que, además, intenta sacar todo el rendimiento a la realidad virtual de la consola para lograr que el jugador se sienta totalmente inmerso en un conflicto bélico. No obstante, no es la primera incursión del equipo desarrollador en un entorno VR, puesto que con Until Dawn: Rush of Blood, el spin-off del título principal, ya experimentaron con esta tecnología para ofrecer un título que combina la acción con los sustos y el terror haciendo uso de las pistolas virtuales. Esa experiencia previa ha sido aprovechada por el estudio para desarrollar un título más completo, divertido y que aprovecha mejor las características de la realidad virtual en Bravo Team.

En esta ocasión, Supermassive Games nos invita a meternos en una experiencia muy inmersiva, cargada de acción y disparos en entornos bélicos que intentan aprovechar las ventajas de la realidad virtual. Vamos a formar parte de un equipo de élite que tendrá como objetivo acabar con un grupo terrorista que intenta sembrar el caos. Y es que uno de los grandes atractivos del juego es su componente cooperativo, ya que podremos afrontar las misiones junto con otro jugador con el que deberemos coordinar nuestras acciones para intentar sobrevivir y acabar con todos los enemigos.

Bravo Team

Análisis a fondo de Bravo Team

Como estamos viendo en los últimos meses, la realidad virtual de Sony está recibiendo un gran apoyo, con propuestas de todo tipo que tocan todos los tipos de conceptos jugables para alegría de sus usuarios, quienes pueden encontrar títulos de enorme calidad como el que nos ocupa en esta ocasión, en especial si somos un amante de la acción y los títulos de disparos. Y aunque, como veremos más adelante, no faltan elementos tácticos que dotan de mayor interés a la campaña, la acción es la gran protagonista, con un ritmo frenético en el que casi no tendremos tiempo para relajarnos.

De hecho, Bravo Team es una especie de evolución natural de los típicos juegos de disparos que copaban los recreativos hace años, con sagas tan conocidas como Time Crisis, House of the Dead o Virtua Cop, que posteriormente también desembarcaron en generaciones anteriores de consolas con un gran éxito. El juego nos presenta una sucesión continúa de escenas en las que deberemos estar con mil ojos para acabar con los enemigos en intensas secuencias plagadas de disparos y explosiones. Es decir, un desarrollo bastante guiado, ya que la historia nos va llevando por distintos escenarios en los que tendrán lugar los enfrentamientos que deberemos superar antes de pasar a la siguiente zona.

Como suele suceder en estos casos, la historia es una mera escusa para pegar tiros, tiros y más tiros. Aunque hay que destacar que se le haya intentado dar un enfoque muy cinematográfico a la campaña. Como miembros del cuerpo de élite Bravo Team, deberemos recuperar con vida a la mismísima presidenta de los Estados Unidos, quien ha sido secuestrada por un grupo terrorista después de un ataque perpetrado en pleno viaje. Nada especial, pero tampoco se necesita más para un título de estas características.

Bravo Team

Centrándonos en su jugabilidad, hay que destacar por encima de otros elementos al sistema de coberturas del juego, ya que dotan a la acción de un componente táctico muy interesante. Aunque en un primer momento, hasta que nos hacemos al sistema, puede darnos algún quebradero de cabeza, en poco tiempo estaremos dominando sus mecánicas. En todos los escenarios encontraremos un gran número de elementos del escenario que nos permitirán protegernos y, de este modo, poder atacar a los enemigos de una forma más segura, o bien, planear distintas estrategias con nuestros compañeros para intentar sorprender a los terroristas.

Para hacer uso de las coberturas, tan sólo deberemos dirigir nuestra mirada hasta una cobertura, de modo que el personaje se desplace de manera automática hacia ella. Para dotar a estos momentos de una mayor espectacularidad, la perspectiva pasa de primera a tercera persona durante estos instantes. Pero la parte más importante de este concepto y que mejor saca provecho a la realidad virtual, es que podremos movernos por dicha cobertura, encontrar refugio o explorar cómo acabar con los enemigos. Ya decimos que es un sistema sencillo, pero que en un principio puede resultar algo confuso. Con un poco de práctica ya no tendremos ningún problema en movernos entre coberturas y aprovecharlas para intentar superar cada situación que se nos presente.

Bravo Team

Este sistema nos permite estudiar a nuestros rivales, sus movimientos y tácticas y, de esta manera, tomar las decisiones más acertadas para acabar con ellos. Aunque su inteligencia artificial no es especialmente destacable, sí que raya a un buen nivel y nos pone en serios aprietos en más de una ocasión, sobre todo cuando nos debemos enfrentar a un buen número de terroristas. Además, habrán distintos tipos de enemigos en función del tipo de armamento que porten. Mención especial a los francotiradores, ya que serán un gran peligro, ya que pueden acabar con nosotros si no tenemos precauciones y nos exhibimos mucho fuera de las coberturas.

Por otro lado, más allá de las coberturas, hay que destacar el sistema de control, el cual funciona a la perfección, respondiendo de manera eficaz a todas nuestras acciones. Además, hay que destacar que sus responsables han introducido una variedad de propuestas para que el jugador elija la que más se adapte a sus gustos o necesidades. Así, además de utilizar el PlayStation VR Aim Controller (que se puede adquirir también en un pack junto con el juego), podremos jugar al título con el DualShock 4 o con los mandos Move, ofreciendo todas estas opciones muy buenos réditos. Eso sí, en nuestra opinión, la experiencia gana muchos enteros si hacemos uso del PlayStation VR Aim Controller, aumentando aún más si cabe el grado de inmersión que ofrece el juego.

Bravo Team

La campaña es sumamente espectacular y no presenta altibajos, por lo que se nos pasará en suspiro mientras disfrutamos de su intensa y visceral acción. El principal pero en este sentido es que superar los seis niveles de que consta la historia principal nos puede llevar unas 4 horas, una cifra bastante baja para lo que estamos acostumbrados en otros títulos de acción, pero que, por otra parte, va en consonancia con lo que estamos acostumbrados en otros juegos de la realidad virtual. Aunque la campaña se puede disfrutar en solitario, ni que decir tiene que lo más recomendable es afrontarla con otro jugador en su modalidad online, ya que la cooperación añade un plus de interés y multiplica la diversión.

Para añadir más contenido que complemente a la campaña principal, se ha añadido un modo Desafío que nos invita a obtener la mayor puntuación posible en los distintos niveles. Esta modalidad también se puede afrontar con un segundo jugador, lo que una vez más resulta más recomendable sin lugar a dudas.

En definitiva, una propuesta muy recomendable para todos los amantes de la acción y los disparos en su vertiente más arcade, con el atractivo extra que ofrece la realidad virtual para ofrecer una experiencia más inmersiva. El cooperativo añade un componente táctico muy interesante que funciona muy bien.

Bravo Team

Desde un punto de vista visual, el juego ofrece un apartado gráfico de gran calidad, uno de los mejores que hemos visto dentro de todo el catálogo de la realidad virtual. Las escenas de acción son siempre muy espectaculares, con explosiones y efectos visuales que inundan la pantalla y que, gracias a la realidad virtual, nos harán sentir también dentro del campo de batalla.

Los escenarios, a pesar de que no son muy numerosos, sí que ofrecen una notable variedad de entornos, todos ellos con un gran trabajo en su diseño y un buen uso de las texturas. Por su parte, el diseño de todos los personajes raya a un gran nivel, mientras que las animaciones son muy realistas y naturales. El único pero que podremos señalar es la carga tardía de algunas texturas, aunque tampoco es muy habitual ni especialmente molesto.

Como es habitual en todos los exclusivos de PlayStation 4, se ha cuidado mucho el apartado sonoro, con un gran doblaje de todas las voces al castellano, así como un cuidado uso de los efectos de sonido, que suenan con una gran rotundidad y nos meten más si cabe en la acción. Las melodías ocupan un segundo planto, siendo su presencia meramente testimonial.

Bravo Team

Conclusión de Bravo Team

Supermassive Games demuestra, una vez, más que ningún género se resiste a su talento creativo. Después de hacernos pasar miedo como nunca con Until Dawn, ahora nos invitan a disfrutar de un intenso, frenético y espectacular shooter en primera persona. Y, además, lo hace sacando un gran provecho a la realidad virtual de Sony para ofrecer una experiencia muy inmersiva. El sistema de coberturas y la posibilidad de disfrutar del juego con otro jugador añaden un atractivo extra al título, además de dotarlo de un cierto componente táctico.

En definitiva, un juego muy recomendable para todos los amantes del género y para aquellos que busquen una nueva experiencia de calidad para las PlayStation VR.