La secuela del juego lanzado originalmente en Wii regresa y lo hace con una versión mejorada que añade también nuevos contenidos. No te pierdas nuestro análisis de de Blob 2 para Xbox One y PlayStation 4.

Hace ya unos cuantos años Wii recibía una original y divertida aventura de plataformas repleta de color y simpatía protagonizada por un curioso y simpático personaje que debía devolver el color a un mundo. Aunque no fuera uno de los títulos más conocidos de la veterana consola de Nintendo, sí que dejó un gran recuerdo en todos aquellos que tuvieron la oportunidad de disfrutarlo. Una propuesta muy entretenida que, además, de los elementos jugables clásicos del género introducía nuevas mecánicas, en especial todo lo relativo a pintar los escenarios.

Desarrollado por el estudio Blue Tongue, por suerte a los pocos años tuvimos segunda entrega, lanzada en la citada consola pero también en PS3 y Xbox 360. Es precisamente ese título el que ahora nos llega a la generación actual de consolas, con un importante lavado de cara y con la inclusión de una serie de novedades bastante atractivas que mejoran si cabe una secuela que potenciaba la fórmula que ya conocíamos del original.

de Blob

Análisis a fondo de Blob 2

Al igual que sucedía con su predecesor, en de Blob 2 nos ponemos en la piel de un singular personaje que parece hecho de Blandi-Blub que tiene la capacidad de absorber colores con los que posteriormente podrá llenar de color los escenarios con su propio cuerpo. A lo largo de un gran número de niveles, recorreremos una enorme cantidad de escenarios a los que deberemos dar vida con nuestra pintura.

El villano Black y los Inkies han sido los responsables de que haya desaparecido el color de cada rincón del planeta. Por fortuna, nuestro peculiar héroe no estará solo, sino que contará con la ayuda de Papa Blanc y los Blancs. Una propuesta sencilla pero treméndamente divertida, que encantará a todo tipo de jugadores, en especial a los amantes de los plataformas.

Como suele suceder en este género, la historia es muy simple, una mera excusa para que el jugador coja el mando rápidamente y se ponga a disfrutar con el videojuego. El escenario principal del juego, Prisma City, se ha visto desprovista de toda su alegría y colorido, quedando sumida en un sempiterno color gris. Pero nuestro héroe está dispuesto a devolver la felicidad y el color a este otrora radiante lugar.

de Blob

La jugabilidad se basa en un concepto bastante sencillo: Blob tiene la habilidad absorber las pinturas de todos los colores. Con ella, nuestro orondo protagonista vivirá una variada y divertidísima aventura de plataformas en la que su cometido fundamental será encontrar pinturas de color para así poder dar color de nuevo a los distintos elementos y decorados de los niveles. Para absorber esta pintura, Blob contará con una serie de depósitos y también con distintos ríos de diversos colores en los que nos podremos sumergir para adoptar ese color. Una idea sencilla que nos permitirá afrontar una gran variedad de situaciones que tendrán lugar tanto en las misiones principales como secundarias. No se trata solo de pintar sin descanso, sino que también deberemos demostrar toda nuestra habilidad a la hora de superar zonas de plataformeo puro y duro, vencer a distintos enemigos, explorar escenarios para encontrar todos los secretos, activar interruptores para alcanzar nuevas zonas e incluso superar sencillos puzles, entre otras actividades.

Según vayamos cumpliendo con las misiones encomendadas, nos daremos cuenta que podemos acceder a nuevas zonas que a su vez esconden nuevas tareas. Un sistema de progresión muy acertado, ya que nos permite retroceder sobre nuestros pasos alcanzar partes que antes no estaban disponibles.

Todos los escenarios son mucho más grandes y variados que en la primera entrega, de ahí que la exploración también gane en protagonismo. De hecho, es muy recomendable recorrer hasta el último rincón de los niveles para encontrar una serie de objetos con los que podremos mejorar las características de Blob. Así, podremos mejorar su resistencia y salud, el número de vidas o su tamaño, entre otras habilidades. Además, en esta versión para Xbox One y PS4 se han añadido nuevos poderes para nuestro protagonista como incrementar la velocidad de desplazamiento o el alcance de los saltos.

de Blob

Aunque estamos ante un plataformas 3D, otra de las novedades de esta secuela es que se introdujeron nuevas secciones con desarrollado tradicional en dos dimensiones, dotando al desarrollo de una mayor variedad. Además, estas zonas son bastantes divertidas, por lo que su inclusión son todo un acierto a la hora de conjugar el estilo clásico con el más actual de la aventura.

Como buen exponente del género, no podían faltar tampoco los enfrentamientos contra una serie de jefes finales. Si bien estos enfrentamientos nunca resultan especialmente exigentes, sí que nos obligarán a observar muy bien las rutinas de los enemigos para superarlos.

Otro de los grandes añadidos de esta entrega es el modo cooperativo, y además lo hace con la casi olvidada modalidad a pantalla partida para dos jugadores. Ambos deberán ayudarse para superar una serie de niveles, pero con la particularidad de que será siempre contrarreloj. De forma adicional, también tendremos la posibilidad de que un jugador maneje a Blob en el modo historia, mientras que el segundo se encargue de conseguir objetos y ataque a los rivales lanzando pintura, entre otras posibilidades.

de Blob

El sistema de control responde a la perfección a todas nuestras acciones, algo fundamental en un juego de estas características. Con unos pocos botones podremos realizar todas las acciones, por lo que es perfectamente disfrutable tanto por los novatos como por los jugadores más experimentados. Ademas, en estas versiones se ha mejorado de forma ostensible la tasa de imágenes por segundo, ofreciendo una suavidad total en los movimientos. Por otro lado, la cámara funciona a la perfección en la mayor parte de la aventura, garantizando siempre el mejor ángulo para que podamos seguir a Blob.

Completar la campaña nos puede llevar unas 10-12 horas, una cifra que además se ve potenciada si buscamos encontrar todos los objetos y desbloquear todo el contenido. En cualquier caso, lo mejor que podemos decir es que la aventura no baja el nivel en ningún momento, ofreciendo una gran variedad de situaciones y un desarrollo en el que se introducen, como ya hemos visto a lo largo del análisis, distintos elementos jugables.

Desde un punto de vista técnico, no estamos ante un videojuego especialmente destacable, algo que tampoco necesita para resultar altamente recomendable. Sin embargo, donde sus creadores pusieron todo el empeño fue en todo lo relativo a la dirección artística, con un diseño, tanto para criaturas como escenarios, fabuloso. Todos los personajes y niveles destacan por su enorme simpatía y sus fabulosas animaciones. Hay que destacar la enorme variedad de entornos que vamos a visitar y que, además, irán cambiando su aspecto una vez que les devolvamos su color.

de Blob

Esta versión ha mejorado el título original con mejores texturas y, lógicamente, una resolución mayor, lo que ha permitido que la imagen se muestre siempre mucho más nítida, con un mayor campo de visión y unos escenarios que muestran un mayor nivel de detalle.

Por su parte, la banda sonora es excelente, con una gran variedad de temas musicales muy alegres y pegadizos. Pero lo mejor de todo es que se irá adaptando a nuestras acciones en tiempo real en función del color que utilicemos. Una genial idea que, además, le sienta a la maravilla a una aventura de plataformas de estas características. Los sonidos son siempre muy simpáticos y logran una buena ambientación.

de Blob

Conclusión de Blob 2

Si eres de los que te perdiste el original y eres un amante del género, no puedes dejar pasar de largo este de Blob 2, una simpatiquísima aventura de plataformas, variada y divertida como pocas. Su encantado protagonista se enfrenta en esta ocasión una historia mucho más variada y completa.

THQ Nordic y Blue Tongue recuperan con gran acierto a su carismático personaje en una conversión que además introduce mejoras técnicas y contenidos. En definitiva, un título muy disfrutable que esperemos continúe en el futuro con una supuesta tercera entrega.