Uno de los grandes referentes del género de acción hack and slash está de regreso, y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de Bayonetta 2 para Nintendo Switch.

Parece mentira pero hace ya casi 8 años desde que salió a la venta la primera entrega de la brillante saga creada por el prestigioso estudio Platinum Games. Prensa y jugadores aclamaron por igual un título que, con el paso de los años, se ha convertido en una auténtica obra de culto. Estábamos, sin lugar a dudas, ante uno de los mejores exponentes del género hecho hasta entonces. De hecho, tuvieron que pasar cinco años para que su secuela le quitará el trono que ostentaba desde entonces. Lanzado en 2014, Bayonetta 2 fue uno de los grandes exclusivos de Wii U, un título que sobre la base del original mejoraba todos y cada uno de los apartados para regalarnos a los jugadores uno de los mejores y más espectaculares videojuegos de la pasada generación.

Sin embargo, las malas ventas de Wii U provocaron que el juego no tuviera tanto éxito como merecía. Sin embargo, la cosa ha cambiado mucho con su sucesora, Nintendo Switch, que está arrasando en ventas desde su lanzamiento hace menos de un año. Ello ha permitido a Nintendo recuperar, como ya hemos visto con títulos anteriores, algunos de los juegazos que acumuló su anterior consola de sobremesa en su corta pero intenso período de vida. De ahí que a todos nos alegró enormemente hace pocos meses la noticia de que el estudio estaba desarrollando en exclusiva la tercera entrega para Switch. Además, para hacer la espera más amena, se confirmaba la re-edición de los dos primeros títulos, pudiéndose adquirir en un mismo pack o por separado.

Bayonetta 2

Análisis a fondo de Bayonetta 2

Centrándonos en la segunda entrega que hoy analizamos, y teniendo claro que los gustos son muy personales, en nuestra opinión Switch recibe el que seguramente sea el mejor título del género Hack’n Slash, al menos hasta que salga su esperada secuela. Un título imprescindible para cualquiera amante de este concepto jugable, pero también para todo fan de los videojuegos que se precie. Además, será la primera oportunidad para muchos usuarios de disfrutar del juego, en una conversión que si bien es prácticamente un calco de la que ya vimos en Wii U, sí que ofrece algunas pequeñas novedades y un rendimiento mejorado, con una tasa de frames que se mantiene prácticamente en todo momento en 60fps, una auténtica delicia que tiene una gran influencia en su brillante jugabilidad.

La sensual, provocativa y peculiar bruja Umbra regresa junto con otros personajes ya conocidos del primer título y continúa la historia donde lo dejó la primera entrega. Sin embargo, no queremos ofrecer casi ningún detalle, puesto que sois muchos los que seguramente os estrenéis con la saga con estas versiones para Switch. En cualquiera caso, estamos hablando de un juego de acción, por lo que la historia es una mera escusa para repartir cera sin parar, a pesar de lo cual se hace bastante atractiva, sobre todo por lo surrealista de sus conversaciones y situaciones, que además podremos seguir gracias a los subtítulos en castellano.

Aunque se puede jugar los juegos de manera independiente, son tan buenos y se complementan tan bien, que nuestro consejo es que os hagáis con el pack que incluye los dos títulos (el uno en formato digital), y así disfrutar de dos títulos imprescindibles, con el atractivo extra de que ahora podréis jugar en cualquiera lugar gracias al maravilloso modo portátil de la consola.

Bayonetta 2

Hideki Kamiya y todo su equipo trabajaron duro a la hora de desarrollar una secuela que, manteniendo la esencia y estilo jugable del primero, debería potenciar aún más si cabe su adictiva propuesta. Las elevadas expectativas generadas en torno a esta secuela no solo no les afectaron, sino que les sirvieron de acicate para pulir y depurar todos los aspectos del juego. Cualquiera que se ponga delante del juego quedará atrapado irremediablemente de su frenética acción, su increíble jugabilidad, el carisma de su protagonista y sus impactantes combates en los que asistiremos a todo un festival de golpes, combos y ataques de todo tipo que no nos dejarán ni un segundo de respiro.

Aunque la historia se nos va contando a través de un gran número de secuencias cinemáticas que mezclan lo absurdo con momentos más serios, es de agradecer que en esta secuela el juego se centrará aún más si cabe en la acción, auténtica protagonista del desarrollo. Los combates son una constante, en muchos casos contra enemigos de tamaños impactantes y en situaciones que nos dejarán literalmente con la boca abierta. Solo el espectacular comienzo de la aventura es una clara declaración de intenciones, con un ritmo frenético que ya no concederá ninguna pausa al jugador hasta el final de la aventura.

Sin contaros muchos detalles, nuestra querida protagonista deberá dirigir hasta la montaña sagrada Fimbulvinter que, según cuenta la leyenda, daría acceso al Infierno. Es la única manera de salvar a nuestra amiga Jeanne. A partir de ese momento la historia se irá desarrollando a lo largo de 16 capítulos de duración variable, a los que habría que añadir dos introductorios.

Bayonetta 2

Desde el primer nivel vamos a asistir a una sucesión constante de combates en los que la Bruja de Umbra podrá demostrar todo su enorme poder a la hora de enfrentarse a los más variados enemigos. No sólo tendremos más poderes, sino muchas más armas y movimientos que podremos ir adquiriendo, además de invocaciones que nos dejarán algunos de los momentos más impactantes que hemos disfrutado en juego alguno a la hora de hacer frente a unos enemigos y jefes ahora mucho más variados, duros y exigentes.

Embutida en su nuevo traje, Bayonetta comenzará a machacar enemigos sin piedad realizando toda clase de sublimes coreografías en las que no faltarán toda clase de combos. La acción es una constante a lo largo de todo el desarrollo del juego, con el atractivo extra de que el juego nos sorprende de manera constante con nuevas situaciones, escenarios o enemigos que salpican nuestro avance de multitud de momentos memorables. Todos los escenarios, edificios o localizaciones son susceptibles de servir de marco para imponentes combates.

Desde volar en un avión entre rascacielos a enfrentarnos a descomunales ángeles y demonios o enfrentarnos a jefes mientras buena parte del escenario abajo son solo algunas de las situaciones que se irán sucediendo a lo largo de toda la aventura, todo ello mientras asistimos a un espectáculo de combates, movimientos armónicos, magias, combos, explosiones, disparos y todo tipo de efectos especiales. El jugador en muchos momentos se puede llegar a sentir exhausto ante semejante despliegue de acción. Y lo mejor de todo es que el ritmo jamás decae en ningún momento, sin que tengamos la sensación que en algún momento se ha introduciendo zonas de relleno para alargar la campaña de forma artificial, tal y como suele suceder en tantos y tantos juegos.

Bayonetta 2

Estamos ante uno de esos juegos accesible para todo tipo de jugador, pero que al mismo tiempo goza de una profundidad inmensa. En otras palabras, con unos pocos botones podremos comenzar a dar caña a los enemigos, pero si de verdad queremos ser unos expertos, obtener las mejores puntuaciones y superar ciertas partes, deberemos practicar y mucho. De ahí que el juego se pueda disfrutar por igual tanto por los jugadores menos experimentados con el género como por los más habilidosos, que encontrarán un auténtico desafío a su altura en este videojuego.

La perfección no existe, pero Bayonetta 2 sigue siendo a día de hoy lo más cercano a ese nivel en el género. Una afirmación rotunda, pero que responde a la perfección a lo que realmente nos ofrece un título que cuenta con una jugabilidad profunda y exquisita como pocas, y un sistema de control maravilloso que responde a la perfección a todas nuestras acciones. Todas las acciones que podemos realizar -y os aseguramos que se cuentan por muchas decenas- se desarrollan con total naturalidad, asistiendo a una coreografía violenta pero, al mismo tiempo, sumamente bella. Todos los movimientos, habilidades y combos se pueden combinar de mil maneras, de modo que será nuestra propia habilidad el único límite existente a la hora de poner en práctica apabullantes y artísticas coreografías.

La curva de dificultad está muy bien diseñada, de manera que poco a poco el juego va introduciendo a los nuevos jugadores en sus principales mecánicas y su control, para posteriormente ir planteando cada vez situaciones y enemigos más complicados. En cualquier caso, el juego nos permite elegir entre distintos niveles de dificultad. Pero lo mejor de todo es que el juego nos motiva para que sigamos practicando y mejorando gracias al excelente sistema de puntuación incluido. Después de cada combate el juego nos calificará en función de nuestra habilidad, el daño que hayamos sufrido o los combos realizados, y de este modo obtendremos más dinero con el que adquirir nuevas técnicas, armas o habilidades. Además, se calificará nuestra actuación con varios tipos de medallas, lo que nos “picará” para intentar conseguir las de platino y así demostrar que somos unos maestros.

Bayonetta 2

Aunque ahora contaremos con muchas más acciones disponibles que en su predecesor, se mantiene el mismo sistema de control, de modo que tendremos un botón de patada y otro de puñetazo, más otro para el salto y para usar las pistolas u otras armas. Combinando todos ellos podremos realizar toda clase de golpes, combos y ataques brutales. Además, según vayamos desbloqueando nuevas habilidades y armas, el número de posibilidades se incrementará de forma exponencial. De ahí que volvamos a repetir que sea clave obtener buenas puntuaciones en los combates, no solo limitándonos a superarlos.

También regresa el Tiempo Brujo, permitiendo a nuestra protagonista ralentizar el tiempo durante un pequeño período de tiempo cuando logramos evitar un ataque enemigo justo en el último momento. Dominar esta técnica es clave para lograr acabar con los enemigos más complicados. En esta secuela se introdujo el Clímax de Umbra, una técnica que nos permitirá realizar ataques, combates e invocaciones impactantes que nos permitirán acabar hasta con los enemigos más grandes. Estas escenas se han resuelto a través de los clásicos Quick Time Events.

La campaña tiene una duración bastante considerable de unas 16 horas, aunque siempre dependerá mucho de la habilidad y experiencia del jugador. Pero lo mejor de todo es que estamos ante un título, al igual que su predecesor, con una potente rejugabilidad, no solo para intentar conseguir las mejores puntuaciones en cada nivel o enfrentamiento, sino para encontrar todos los objetos coleccionables que se encuentran repartidos por los escenarios, así como para adquirir todas las armas, movimientos o atuendos. Hay guiños a algunos de los personajes más conocidos de la Gran N, con atuendos inspirados en Peach, Samus Aran o Link, por citar algunos.

Bayonetta 2

Además, en esta versión se ha manteniendo el modo táctil que ya vimos en el tabletomando de Wii U, especialmente diseñado para los más novatos que no se quieran complicar mucho, de manera que las acciones se realizarán tocando la pantalla táctil en el modo portátil. Un añadido que no molesta pero que no recomendamos para la gran mayoría de los jugadores.

Tampoco falta una de las grandes novedades de esta secuela, el cooperativo online Clímax Múltiple. En esta modalidad dos jugadores podremos enfrentarnos a legiones de enemigos, pudiendo seleccionar distintos personajes. Para desbloquear nuevos niveles deberemos hacernos previamente con las cartas de versículos en su modo historia. Asimismo, esta variante nos permitirá adquirir como premio nuevos movimientos y armas.

El peculiar apartado artístico que tanto nos gustó en Wii U se mantiene inalterable aquí, con un diseño de escenarios y personajes asombroso, todo un derroche de originalidad. Nuestra protagonista resulta más cautivadora y provocadora que nunca, mientras que los jefes cuentan con los mejores y más variados diseños vistos en el género. También se mejoraron bastante todo lo relativo a la variedad y calidad de los escenarios, ahora salpicados con toda clase de efectos y una iluminación y efectos especiales muy cuidados.

Tal vez el único pero es que en Switch se mantiene la resolución original de 720p que ya vimos en Wii U, pudiendo haberse exprimido el mayor potencial de la nueva plataforma para alcanzar los 1080p en el modo dock. En cualquiera caso, el juego se sigue viendo alucinante y, lo mejor de todo, con una suavidad impactante gracias a los 60fps que ahora sí que se mantienen constantes en todo momento.

La banda sonora, por su parte, es de una calidad incuestionable, con temas magníficos que le sientan como un guante a la acción. Lo mismo podríamos decir de unas voces en inglés de gran calidad y unos efectos de sonido que se muestran en todo momento rotundos y muy variados.

Conclusión de Bayonetta 2 

Al igual que su primera entrega, Bayonetta 2 regresa con la misma calidad en su versión para Switch, plataforma que recibe de golpe dos de los mejores exponentes del género. Esta secuela aprovecha la magnífica base del título original, pero perfeccionando todos y cada uno de los apartados para regalarnos una obra maestra, un título de acción excelso e imprescindible para cualquiera amante del género.

Sus impactantes combates, su perfecto sistema de control, la enorme variedad de situaciones, sus enemigos o su carismática heroína son solo algunos de los ingredientes que formulan este auténtico juegazo. Si no tuviste la suerte de jugar en Wii U, ya estás tardando en adquirir tanto este título como su primera entrega. Así, podrás disfrutar durante meses de dos juegos alucinantes, el mejor aperitivo posible para la futura secuela que llegará también de forma exclusiva a Switch.