El conocido cómic de Joe Madureira regresa en forma de adictivo RPG, y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de Battle Chasers: Nightwar para PS4, Xbox One y PC.

Seguro que muchos de vosotros recordaréis la saga Darksiders, lanzada en la pasada generación de consolas. Conocido por muchos como un Zelda de mundo abierto con temática adulta, recogió excelentes críticas por parte de la prensa especializada y los jugadores. Ambos títulos fueron creados por Vigil Games, en colaboración de THQ, la empresa creada por el artista de cómics Joe Madureira, conocido por ser el rey del amerimanga en la década de los noventa.

El cierre de THQ arrastró también a Vigil Games. Por suerte, la nueva THQ Nordic se hizo con la licencia y ya prepara la tercera entrega de la citada serie. Además, daba todo su apoyo a la nueva compañía desarrolladora creada por Joe Mad: Airship Syndicate.

Pues bien, hace más de dos años, Joe anunciaba el primer proyecto de esta nueva empresa, que además serviría para unir sus dos pasiones: los cómics y los videojuegos. Y es que Battle Chasers: Nightwar, como muchos ya sabréis, no hace otra cosa que recuperar un conocido cómic del creador y lo convierte en videojuego, en forma de RPG inspirado en los grandes clásicos, con combates por turnos y mazmorras generadas de forma aleatoria, numerosos puzles, sistema de progresión y numerosos secretos, entre otros atractivos. Y todo ello con el atractivo extra de estar ambientado en el apasionante universo de Battle Chasers.

Battle Chasers: Nightwar

Análisis a fondo de Battle Chasers: Nightwar

Surgido como proyecto en Kickstarter, el éxito fue total, lo que animó a la editora a dar todo su apoyo durante su desarollo, lo que ha permitido finalmente ofrecer un juego mucho más ambicioso, de gran calidad y con el toque personal que tienen todas las obras de su creador, por lo que el gran diseño y colorido de personajes y criaturas encandilará a todos sus seguidores, pero también a todos aquellos que busquen un juego de rol táctico de la vieja escuela.

Desde el primer momento, sus responsables tuvieron claro que querían ofrecer un título que contará con muchos de los elementos y características de los JRPG clásicos, lo que a buen seguro encantará a todos los fans de dicho género, pero además recuperando del olvido a este cómic de culto. El resultado final nos ha encantado, con una jugabilidad exquisita, una gran variedad en su desarrollo y un apartado visual deslumbrante. Una gran aventura de rol que nos tendrán enganchados durante al menos 35 horas, a lo que hay que añadir la enorme rejugabilidad de la que goza por su propia naturaleza procedural.

La historia del cómic original se centraba en el historia de Gully, la hija de Aramus, un legendario guerrero que dejó un regalo muy especial para su descendiente antes de desparecer: unos guanteletes mágicos que otorgan a su poseedor un gran poder. La niña partirá en un peligroso viaje para intentar encontrar a su progenitor. Pero ella no estará sola, ya que a lo largo de su camino se cruzará con una serie de personajes que la ayudarán a cumplir con su misión.

Battle Chasers: Nightwar

Lo primero que debemos tener en cuenta es que Battle Chasers: Nightwar no continúa la historia donde lo dejaron los cómics, sino que plantea una nueva trama paralela, aunque con bastantes similitudes respecto a la trama original. Aunque Gully seguirá buscando a su padre, en esta ocasión tomarán un camino bien distinto a propuesta de Knolan, uno de los héroes que nos acompañarán en nuestra aventura. El grupo formado por Gully, Calibretto, Knolan, Garrison, Alumon y Red Monika se dirigirán así a la misteriosa Isla Medialuna en la búsqueda de una importante fuente de maná. Sin embargo, pronto se darán cuenta que ese lugar están infectado de toda clase de monstruos y peligros. Precisamente, unos bandidos atacarán el peculiar medio de transporte de nuestros héroes, lo que provocará que queden disgregados todos ellos por la isla.

A partir de ese momento, Gully y Calibretto deberán buscar al resto de compañeros si quieren tener alguna oportunidad de salir con vida de este lugar tan hostil que se encuentra controlado por la Dama Oscura, un misterioso personaje que domina la magias y con oscuras intenciones, y proseguir la búsqueda de Aramus.

La trama dibuja un punto de partida de lo más atractivo para una aventura que nos va a enganchar desde el principio a poco que nos gusten los combates por turnos y elementos clásicos de los juegos de rol, un género que, por otra parte, demuestra que jamás pasará de moda, y más con obras de tanta calidad como la que hoy analizamos.

Battle Chasers: Nightwar

A partir de ese momento nos podremos mover con total libertad por un mapamundi de grandes dimensiones y con una amplia variedad de localizaciones con el fin de encontrar a nuestros compañeros. Como es habitual en el género, cada uno de estos personajes contará con sus propias características y habilidades que serán fundamentales si quieres seguir progresando en la aventura y derrotar a los enemigos cada vez más poderosos que irán apareciendo.

La isla se nos muestra con una vista isométrica y con forma de tablero por el que nos podremos ir moviendo entre sus casillas. En ellas encontraremos localizaciones importantes, como pueblos, tiendas o mazmorras, además de lugares donde podremos conseguir materiales que nos permitirán fabricar nuevas equipaciones y objetos, y lo más habitual: enemigos que darán paso a los combates.

Aunque cada partida es completamente distinta al crearse de forma aleatoria, la campaña se irá desarrollando también a través de ocho mazmorras que, como ya hemos señalado, se crean de manera procedural. Antes de comenzar, el juego nos invita a elegir entre dos niveles de dificultad, a los que se sumará un tercero cuando acabemos la campaña por primera vez: normal, épico y legendario. De este modo, podremos personalizar la experiencia en función de nuestra habilidad en el género, siendo el más recomendable el primero para los jugadores menos experimentados, mientras que los otros dos ofrecerán un desafío a la altura de los jugadores más experimentados.

Battle Chasers: Nightwar

Sin lugar a dudas, el elemento más destacado de su jugabilidad son sus divertidos y dinámicos combates por turnos con un claro sabor clásico. Estas batallas nos permitirán crear un equipo de 3 de los 6 héroes disponibles -salvo al comienzo de la aventura. Formar un grupo equilibrado será muy importante, así como diseñar una buena táctica. No se trata de realizar ataques sin ton ni son, ya que también deberemos cuidar muy bien nuestras defensas, la salud de nuestros personajes y observar muy bien los puntos fuertes y débiles de nuestros enemigos, así como su estrategia de combate. La gran variedad de enemigos y lo espectacular de estos enfrentamientos permite que el juego nunca caiga en la monotonía.

Aunque el punto fuerte del juego sean estos combates tácticos, el desarrollo de la aventura ofrece otros elementos jugables muy atractivos como una exploración que juega un papel muy importante. Y es que se hace imprescindible recorrer hasta el último rincón de los escenarios para encontrar tesoros que contengan dinero y toda clase de materiales que nos permitirán fabricar otros objetos o adquirirlos en las tiendas. Además, nuevamente debemos reiterar la importante que tiene la creación aleatoria del mundo, ya que de este modo se garantiza el efecto sorpresa en cada partida.

También nos iremos cruzando con personajes secundarios que nos ofrecerán información muy importante, además de profundizar más en la historia del juego. En este punto hay que alabar que el juego nos llegue con textos y voces traducidas al castellano, lo que nos permitirá seguir sin problemas todos los diálogos y el argumento. Además, estas conversaciones son sumamente interesantes, por lo que es otro elemento a tener en cuenta, como no podía ser de otra manera en todo buen rpg que se precie de serlo.

Battle Chasers: Nightwar

La aventura tiene hueco también para una serie de puzles, sencillos pero muy originales, e incluso minijuegos y actividades secundarias que dotan al desarrollo de mayor variedad si cabe. Como es habitual en el género, todos nuestros personajes podrán ir progresando y mejorando con nuevas habilidades, características y equipación.

Un esquema jugable que resultará muy familiar a todos los amantes de los RPGs, pero que sin duda se ha sabido combinar de una forma muy atractiva y, sobre todo, adictiva. Por si fuera poco, el juego cuenta con un apartado audiovisual muy cuidado, con unos diseños exquisitos, como no podía ser de otra manera estando detrás de todos ellos Joe Madureira. Ello ha permitido dotar a este mundo de fantasía de una gran belleza, con una gran variedad de escenarios recreados con un absoluto mimo y unos personajes maravillosos que, además, cuentan con unas animaciones excelentes.

El resultado es un juego que es completamente fiel a los cómics, un trabajo artesanal que además tiene todo el sabor de los clásicos. Los efectos especiales que tienen lugar durante las batallas destacan también por su espectacularidad. Además, se ha puesto un gran empeño en ofrecer una producto muy depurado tanto en PC como consolas.

Por su parte, el apartado sonoro raya a un altísimo nivel, con una banda sonora de gran calidad que, además, ambienta a la perfección la aventura. Aún más destacable es el notable doblaje a nuestro idioma de las voces, algo especialmente meritorio para un desarrollo mucho más pequeño que otras grandes obras.

Battle Chasers: Nightwar

Conclusión

Lo que surgió como un proyecto muy prometedor, ha terminado siendo un RPG de enorme calidad, todo un homenaje a los títulos clásicos. Con una jugabilidad de la vieja escuela, un desarrollo muy adictivo y variado y un envoltorio de gran belleza, Battle Chasers: Nightwar es una opción de lo más recomendable para todos los amantes del género.

Además, cuenta con una cuidada trama, una campaña bastante longeva, un apartado audiovisual fabuloso y una total fidelidad con la obra original de Joe Madureira. Una muy grata sorpresa que nos invita a disfrutar por todo lo alto con sus magníficos combates por turnos.