Llega uno de los títulos más cautivadores e interesantes de este año y nosotros te lo contamos todo en nuestro análisis de A Plague Tale: Innocence para Xbox One, PlayStation 4 y PC.

Aunque es una tendencia que fue originándose en el anterior ciclo de consolas, es en la presente generación cuando muchas empresas se han enfocado en el modo multijugador de los videojuegos, dejando de lado incluso en ocasiones la experiencia en solitario que durante décadas, desde los primeros videojuegos, ha sido la auténtica protagonista. Así, cada vez son menos los juegos que apuestan por ofrecer una historia atractiva que pueda ser disfrutada sin necesidad de estar conectados en línea.

Los jugadores encontramos grandes y muy diversas propuestas multijugador en el mercado, pero cada vez es más complicado encontrar una experiencia single player de calidad, que pueda atrapar al jugador clásico de toda la vida. De ahí que desde que se anuncio este A Plague Tale: Innocence, nos llamará bastante la atención aunque solo fuera por apostar por centrarse de manera exclusiva en una campaña que contara con todos los ingredientes que puedan atrapar a un jugador: una narrativa profunda, una jugabilidad medida al milímetro, variedad en su desarrollo, una ambientación que nos sumerge de lleno en el mundo que nos presenta y un cuidado apartado técnico que nos permita también deleitarnos con las imágenes y sonidos que nos acompañan.

Precisamente, todos esos elementos de los que hablamos en el párrafo anterior es los que nos encontraremos en esta fabulosa aventura, repleta de misterio y un desarrollo sumamente atractivo que hace que las horas se nos pasen volando mientras acompañamos a sus protagonistas en un viaje repleto de peligros que obligan al jugador a encontrar siempre la mejor manera de encontrar solución a cada desafío y reto que nos esperan. Una aventura para vivir y disfrutar en solitario, una experiencia sin que dependamos de otros jugadores para disfrutar por todo lo alto.

A Plague Tale: Innocence

Análisis a fondo de A Plague Tale: Innocence

Después de varios proyectos pequeños como Monopoly y varios títulos para Kinect, Asobo Studio decidió que había llegado el momento de avanzar como estudio, realizando su primer gran proyecto, una obra que realmente pudiera captar la atención de los jugadores que buscan una propuesta del estilo. Un planteamiento inicial que partía con muy buenas ideas, lo que a buen seguro facilitó que Focus Home Interactive apostará desde el comienzo por un proyecto tan prometedor. Así, con los medios técnicos y económicos necesarios, el estudio galo ha podido llevar a buen puerto su gran obra hasta el momento.

Aunque a lo largo del análisis iremos diseccionando cada uno de los apartados del juego, lo primero que debemos destacar es que, en efecto, cuando se trabaja con esmero, un equipo con mucho talento que tiene una idea muy claro sobre lo qué se quiere ofrecer al jugador, se pueden seguir desarrollando grandes producciones para un jugador, títulos que no necesiten de opciones ni modalidades multijugador para captar el interés de muchos usuarios ávidos de experiencias de este estilo.

Desde fases tempranas de su desarrollo, los primeros vídeos y avances, la obra del estudio galo había captado el interés de muchos jugadores -entre los que nos encontramos-, que sentíamos que podíamos estar ante uno de esos juegos especiales, que llegan sin hacer casi ruido pero que rápidamente demuestran todo su potencial. Una aventura de acción, un género muy poco tratado en los últimos tiempos, pero que suele ser uno de los más atractivos para el jugador, ya que nos permite sumergirnos en historias cautivadoras en las que rápidamente nos convertimos en los auténticos protagonistas, siendo la jugabilidad y la narrativa los dos elementos claves en base a lo cual giran el resto de elementos como el diseño de los escenarios, los enemigos y hasta los desafíos.

A Plague Tale: Innocence

Estamos ante un juego que nos atrapará desde el primer momento, que huye de la acción vertiginosa, para plantearnos un desarrollo mucho más pausado, de manera que podamos saborear cada momento sin prisas. Con ello no queremos decir que no haya acción, pero se ha buscado plantear nuevas situaciones y retos a cada momento para que el jugador no se acomode y siempre tenga que hacer uso de la lógica, la exploración y la observación para poder seguir avanzando. Esto hace que la variedad sea también una constante, con nuevas mecánicas y situaciones que evitan que se caiga en la rutina.

A Plague Tale: Innocence nos traslada hasta una época dura e incluso desgarradora, pero al mismo tiempo apasionante, el medievo francés, en la que es una de las ambientaciones más atractivas que hemos visto en juego alguno en los últimos tiempos. Y ello es posible gracias a un diseño de escenarios, edificios, estructuras y elementos decorativos simplemente magnífico. La belleza de sus parajes contrasta con el tono decadente, frío y gris de las distintas localizaciones que visitaremos, de modo que resulta toda una gozada disfrutar de la increíble dirección artística de la que hace gala.

Al comienzo de la aventura se nos plantean muchas preguntas, que irán obteniendo su respuesta a lo largo de la campaña. La narrativa está mucho más desarrollada y es mucho más interesante de lo que estamos acostumbrados en los últimos tiempos, algo que también debemos agradecer porque nos hemos sentidos atrapados de principio a fin. El interés irá creciendo de manera exponencial según vayamos descubriendo nuevos detalles de un argumento que nada tiene que envidiar al de las mejores películas y novelas.

A Plague Tale: Innocence

Una historia muy emotiva que provoca que sintamos como propia la aventura de Amicia, y su hermano pequeño Hugo. Un dúo protagonista que deberá luchar por sobrevivir en un mundo implacable, violento y peligroso provocado por la guerra y la Pesta Negra. Los dos hermanos hermanos emprenderán un viaje repleto de peligros, en el que deberán huir y defenderse de la temible Inquisición pero también de una plaga de ratas que está asolando todo a su paso. Aunque estamos en clara inferioridad respecto a nuestros rivales, contamos con el mejor de las armas: nuestra inteligencia. Deberemos analizar escenarios y enemigos para encontrar siempre la mejor manera de huir y escaparnos de los peligros que nos acechan en todo momento. Un peligroso viaje que también nos obligará en determinados momentos a combatir y enfrentarnos, pero siempre obligándonos a usar todo nuestro ingenio para poder salir victoriosos.

Los jugadores tomaremos el control de Amicia De Rune, una chica adolescente que debería cuidar y proteger a Hugo, su hermano pequeño enfermo. De nosotros depende que el pequeño pueda sobrevivir y, al mismo tiempo, encontrar respuestas a preguntas relativas a cuál es el motivo de que nuestro hermano sea tan importante para que esté siendo buscado por la Inquisición. No queremos desvelar más detalles sobre la trama porque, como decimos, es uno de los grandes atractivos de esta aventura narrativa que, como todas las buenas historias, se va descubriendo poco a poco hasta alcanzar un final impactante resuelto de una manera brillante. Por el camino, nos esperan grandes sorpresas y momentos cargados de emoción que no hacen más que unirnos más a nuestra pareja improvisada de héroes.

Para mantener a Amicia y Hugo a salvo contaremos con pocas ayudas, siendo las más importantes la honda y el uso del fuego, aunque a lo largo de la aventura iremos encontrando nuevos objetos que serán de gran ayuda en las distintas situaciones que se nos plantean, así como nuevas habilidades que nos permiten afrontar nuevos retos. También podremos mejorar todas nuestras herramientas, para lo cual será fundamental recorrer hasta el último rincón de los escenarios para encontrar los materiales necesarios.

A Plague Tale: Innocence

El desarrollo mezcla la resolución de puzles, con la infiltración, la huida y algunos momentos de acción que vienen dado por los enfrentamientos contra unos enemigos que nos superan en número, tamaño y poder. Para avanzar será clave siempre aprender a usar el entorno a nuestra favor para pasar desapercibidos o encontrar vías de escape, pero también analizar los movimientos y rutinas de los enemigos y hacer un buen uso de nuestros objetos y habilidades. Un desarrollo muy sugerente del que resulta difícil no sentirse abducido por completo.

Una jugabilidad directa y adictiva, que huye de mundos abiertos y misiones repetitivas que no aportarían nada a la campaña. Se centra en ofrecer una serie de conceptos, y la verdad es que lo hace a la perfección. Exploración, puzles, infiltración y hasta combates funcionan a la perfección, combinándose con una historia que, como ya hemos dicho, es el envoltorio perfecto para estos elementos jugables. Por delante nos espera una campaña de una duración más que nos puede llevar completar entre 15 y 20 horas. Pero lo mejor que podemos decir es que nos hemos divertido y mucho hasta completar su apasionante historia que en todo momento nos ha sorprendido también por su enorme variedad en su desarrollo. Sin lugar a dudas, estamos hablando de una de las mejores campañas para un jugador que hemos jugado en los últimos tiempos.

Mención especial para lo bien que están resueltos los rompecabezas y el sigilo. La variedad de puzles es total, originales y muy atractivos de resolver, no resultando especialmente complicados pero sí exigiéndonos a utilizar todo nuestro ingenio para su resolución. Por su parte, la infiltración juega un papel clave debido a la fragilidad de nuestros protagonistas, de ahí que sea clave analizar muy bien nuestros movimientos y acciones si no queremos ser descubiertos. Además, hay que alabar lo bien integradas que están las ratas no solo en la historia, sino en la jugabilidad, ya que son un completo desafío que nos obligará a estar con mil ojos para poder evitarlas o, al menos, evitar que se abalancen hacia nosotros con letales consecuencias.

A Plague Tale: Innocence

Por si fuera poco, la ambientación medieval le sienta como anillo al dedo al juego, con multitud de escenarios que visitaremos a lo largo de la aventura para deleite de nuestros ojos. El diseño juega un papel clave al plantear numerosos elementos que podremos (y deberemos) usar a nuestro favor para salir victoriosos. El gusto de los artistas del estudio francés ha demostrado ser exquisito, ofreciendo al jugador momentos impactantes desde un punto de vista visual.

La historia no es de una gran dificultad, para que sea perfectamente disfrutable por cualquier tipo de jugador, aunque serán los amantes de las aventuras de este estilo y, sobre todo, de las experiencias para un jugador, los que más sabrán valorar una producción maravillosa que llega para aportar una bocanada de aire fresco en un momento en el que los multijugadores se han convertido en los auténticos protagonistas de los videojuegos. A Plage Tale: Innocence no necesita de artificios ni en inventar nada nuevo que no conozcamos ya para triunfar y cautivarnos; combina elementos con maestría que siempre funcionan: una campaña apasionante repleta de momentos impactantes, una historia apasionante protagonizada por dos personajes a los que rápidamente se coge cariño, una gran jugabilidad, un desarrollo muy variado y un apartado audiovisual fabuloso que nada tiene que envidiar a las grandes producciones.

A Plague Tale: Innocence

Gráficos de A Plague Tale: Innocence

A pesar de que no es un estudio que cuente con el presupuesto y los medios de las grandes compañías, estamos hablando de una obra que destaca por sus inmensos valores de producción, con un apartado gráfico de primer nivel que nos va a sorprender desde el primer momento. Pero lo mejor que podemos destacar es que la dirección artística se ha puesto al servicio de la jugabilidad y no al revés como hemos visto en tantas otras ocasiones.

La aventura nos deja numerosas escenas y situaciones que nos dejarán literalmente con la boca abierta gracias a un uso muy inteligente de los medios con los que contaban. Así, al huir de escenarios abiertos de grandes dimensiones, sus responsables se han podido centrar en ofrecer escenarios repletos de detalles y alternativas para que el jugador pueda encontrar la manera de avanzar y superar las distintas situaciones. Las numerosas localizaciones que visitaremos están recreadas con todo lujo de detalles y logran la ambientación medieval que se perseguía. En este sentido, el trabajo de texturizado e iluminación raya a un nivel sobresaliente, así como unos efectos de fuego y partículas magníficos.

No menos destacable tiene que ver con todo lo relativo al diseño de los personajes y las animaciones, con especial mención para nuestros dos protagonistas y el increíble tratamiento que tienen las legiones de ratas que nos acosarán en todo momento, con un comportamiento muy realista.

A nivel técnico, el juego ofrece un rendimiento también muy bueno tanto en las consolas normales como en sus versiones ‘premium’. Lógicamente, en Xbox One X, PS4 Pro y PC vamos a asistir a todo un espectáculo visual, con resoluciones muy altas (en especial en la consola de Microsoft), y un mayor nivel de detalle, entre otras mejoras. En cualquier caso, no notaremos caídas molestas en la tasa de imágenes ni otros defectos que puedan enturbiar el global. Por último, agradecer que no encontremos tiempos de carga dentro de los capítulos, por lo que tampoco habrá elementos externos que puedan sacarnos de la aventura o cortar la acción.

A Plague Tale: Innocence

Sonido de A Plague Tale: Innocence

Este apartado también raya a un altísimo nivel, con una banda sonora maravillosa que, además, ambienta a la perfección la aventura con una gran variedad de melodías. Por su parte, el doblaje en inglés ha tenido un gran tratamiento, con grandes interpretaciones y unos actores que hacen una gran labor. Para que todo el mundo pueda seguir la historia sin problemas, no faltarán tampoco los subtítulos traducidos al español. Por último, la ambientación sonora juega un papel muy importante en los momentos de sigilo, de ahí que podamos escuchar con gran nivel de detalle hasta el más mínimo ruido.

A Plague Tale: Innocence

Conclusión de A Plague Tale: Innocence

Teníamos grandes esperanzas puestas en este A Plague Tale: Innocence, pero finalmente nuestras altas expectativas han sido incluso superadas gracias al gran trabajo realizado por Asobo Studio. Desde ya, estamos ante uno de los grandes tapados de este 2019, un auténtico ‘sleeper’ que cuenta con todos los ingredientes para cautivarnos: una historia memorable repleta de grandes y emotivos momentos, un dúo protagonista inolvidable, una jugabilidad adictiva y fresca, un apartado audiovisual de primer nivel y una ambientación fascinante.

Si estás buscando una aventura para un jugador de calidad, no lo dudes y hazte con este fascinante título que te sorprenderá por su variado desarrollo que se sustenta en la exploración, la resolución de puzles y el sigilo, elementos que han sido resueltos con absoluta maestría.